www.diariocritico.com

El Gobierno valenciano crea más confusión en torno a las políticas fiscales al bajar impuestos

Ximo Puig
Ampliar
Ximo Puig (Foto: Generalitat Valenciana)
martes 27 de septiembre de 2022, 13:38h

El socialista Ximo Puig ha creado este martes más confusión y debate si cabe sobre las políticas fiscales con las que afrontar desde la instituciones y gobiernos la crisis inflacionaria que golpea a todo el planeta.

Y es que como presidente de la Comunidad Valenciana, Puig ha presentado una reforma fiscal que baja los impuestos a 1,3 millones de contribuyentes con rentas medias y bajas y permite un ahorro de 149 millones de euros a las familias.

Este anuncio se produce en pleno debate sobre la política fiscal a emplear para paliar la crisis actual, que el Gobierno central, compuesto por PSOE y Unidas Podemos, defiende que debe ser sin bajar impuestos masivamente y en tal caso gravar más a las rentas altas.

En contra de esta posición está sobre todo el PP, que en las comunidades donde gobierna ha aprobado distintas bajadas de impuestos, desde deflactar el IRPF pasando también por el impuesto de patrimonio, como es el caso de Andalucía.

Pero cuando el PSOE y sus aliados de izquierda parecían hacer piña en esta cuestión a nivel nacional, Puig ha anunciado una bajada que entraría en contradicción con los argumentos que esgrime el partido.

El president valenciano lanzará esta reforma fiscal que se orienta a "la mayoría social" formada por el 97,4% de la población, bajando los impuestos a 1,3 millones de contribuyentes con rentas medias y bajas, y reportando un ahorro global de 149 millones de euros a las familias.

Puig asegura que con ella busca impulsar medidas que benefician directamente a todas aquellas personas que cobran menos de 60.000 euros al año, así como fomentar la actividad económica y el empleo y proteger a quienes más castiga la inflación. Además, ha subrayado que esta reforma será ya de aplicación en la Renta de 2022, porque tendrá efectos retroactivos al 1 de enero de este año.

Reacciones al anuncio

El anuncio de Puig ha tenido una rápida y lógica repercusión en la arena política nacional. La portavoz del Gobierno central, Isabel Rodríguez, preguntada por ello tras el Consejo de Ministros de este martes, ha lanzado balones fuera sin caer en polémicas, asegurando que respeta las decisiones de las comunidades autónomas.

Rodríguez recalcó que la línea en la que se mueve el Ejecutivo es defender la "justicia social" y pidió que todos hagan un "discurso responsable" en esta materia. Además, pidió, sin especificar a qué gobierno, que no se reduzcan ingresos por bajar impuestos y que no suponga reducir "recursos públicos".

El portavoz socialista en el Congreso, Patxi López, también evitó polémicas y pidió "armonizar" estas medidas para que haya una mayor sintonía entre las políticas fiscales de cada territorio.

El líder del principal partido de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, reprochó al PSOE que diga una cosa y haga otra en algunos ejecutivos, en referencia al valenciano. Exigió "coherencia" al Gobierno y que lo que mantiene en un lugar (en referencia a Madrid), lo aplique en todos los territorios donde gobierna.

Por su parte, la presidenta madrileña, la 'popular' Isabel Díaz Ayuso, ha pedido al PSOE que aclare qué política fiscal defiende. Preguntada por el anuncio de Puig, Ayuso argumentó: "Se veía venir, la semana pasada ya estuvieron insultando a Núñez Feijóo, llamándole todo tipo de cosas y por tanto ya predije que esto era el preludio de una bajada de impuestos. Y lo que necesitamos ahora es que se aclaren de una vez acerca de qué política fiscal defienden los socialistas, según comunidades autónomas, y no digamos en el Gobierno de España".

Ayuso comentó que "probablemente los ciudadanos de la Comunidad Valenciana le habrán pedido que baje los impuestos porque es el camino más sensato por ayudar a todas las familias, a las empresas, a los autónomos en un momento tan difícil".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios