www.diariocritico.com

Sánchez citó a Azaña en su último discurso antes de la investidura y el Congreso explotó

Sánchez citó a Azaña en su último discurso antes de la investidura y el Congreso explotó
Ampliar
(Foto: PSOE)
martes 07 de enero de 2020, 12:06h

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha realizado, puntual, a las 12:00 horas, un último discurso de investidura antes de someterse a las votaciones de los 350 diputados del Congreso en torno a las 12:45, 48 horas después de la primera votación, en la que era necesaria la mayoría absoluta.

Sánchez comenzó su intervención pidiendo el fin del bloqueo político y remarcando que la suya es la única fórmula de gobierno posible tras 2 anteriores elecciones generales. "No hay otra opción de gobierno y es, además, la que obtuvo la victoria en pasado 10 de noviembre", remarcó el líder del PSOE. "No es una coincidiencia sino que se llama democracia y significa la expresión de la voluntad popular", insistió entre aplausos del graderío socialista y también de Unidas Podemos.

"O coalición progresista o más bloqueo para España", expuso Sánchez, pasando luego a hablar a la oposición: "Comprendo la contrariedad y la frustracion de las fuerzas conservadoras, lo han intentado en 5 elecciones y han fracasado", explicó, también recordando que en la oposición no quieren ni que haya abstención de Esquerra Republicana ni apoyo de Unidas Podemos porque ninguna fórmula les vale. Estas palabras llevaron a la bancada de PP, Vox y Ciudadanos a protestar enérgicamente y tanto la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, como el propio Sánchez pidieron respeto y silencio. "Tengan un poco de nivel democrático y respeten al orador en el uso de la palabra. Esta Cámara no es suya", dijo Sánchez.

Sánchez recordó que haría falta un mayor esfuerzo en impuestos entre "los más acaudalados" para prestar mejores servicios sociales y aumentar las prestaciones inclusivas en la sociedad. También hizo referencia con mucha brevedad, y pasando de largo, al "diálogo" que debe abrirse, en referencia a Cataluña, pero esta vez sin mencionar el caso concreto ni hablar de "conflicto político".

Cita a Azaña

Sin duda su momento más aplaudido fue cuando recordó a Manuel Azaña, uno de los presidentes de la II República, cargo que tuvo que repetir cuando hubo abucheos en la bancada de la derecha, para citarle en la tribuna sobre unas palabras en cuanto a que nadie tiene "el derecho a monopolizar el patriotismo". En realidad no es la primera vez que un líder del PSOE lo hace: José Luis Rodríguez Zapatero, cuando era presidente, ya parafraseó a Azaña cuando dijo que "nadie tiene el derecho a monopolizar el patriotismo". Lo hizo durante una presentación del libro 'Obras completas', editado por Santos Juliá.

Sánchez muy pronto se pasó de los 10 minutos que tenía para su turno de palabra y Batet se lo recordó para que acabase su intervención.

Casado y el Rey

El siguiente turno de palabra fue para el líder del PP, Pablo Casado, que quiso iniciar su intervención con un mensaje de apoyo al monarca Felipe VI, seguido de gritos de "viva el Rey". Consideró que quienes "sustentan" la investidura de Sánchez, en referencia a la portavoz de EH Bildu Mertxe Aizpurua, que criticó el papel del rey en 2017 y la crisis catalana. "Sánchez se ha convertido en el caballo de Troya que meterá en el Gobierno de España a los que se han conjurado para destruirla", denunció.

Por cierto que Casado contestó a Sánchez y sus referencias a Azaña, recordando que éste dijo: "Tolero que ataquen la República, pero no les tolero que ataquen a España". El periodista Antonio Maestre aclaró en Twitter que la frase de Azaña realmente fue la siguiente: "Os permito, tolero, admito, que no os importe la República, pero no que no os importe España. El sentido de la Patria no es un mito".

Abascal

El líder de Vox comenzó su intervención condenando el asesinato por parte de un hombre de su mujer y su hija, retomando la polémica sobre los términos de violencia de género, intrafamiliar y doméstica. También recórdó Abascal que con la reforma que propone su partido, habría "cadena perpetua" para este tipo de criminales. "Para otros sólo importa cuando las víctimas hablan español", denunció el presidente de Vox.

Su discurso, de tono cercano a lo xenófobo, se basó en citar casos recientes de hombres extranjeros que violaron o acosaron a mujeres, también citando casos de mujeres que han matado a sus hijos. "Nadie denuncia la plaga de violaciones en manada cometidos principalmente por extranjeros", se quejó Abascal, diciendo que intentan "demonizar" a Vox por este tipo de afirmaciones. "Señores de Podemos, ¿dónde están sus manifestaciones?", les afeó Abascal a los morados.

Asimismo, tuvo espacio para hablar de Quim Torra y Puigdemont, asegurando que como Sánchez necesita los apoyos de los "golpistas", callará sobre este asunto. "Viva el Rey y Viva España", dijo como despedida, apoyado por su bancada, que gritó sus palabras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios