www.diariocritico.com
El mundo rural se moviliza: 'Si no estamos van a colocar carne de plastilina de otros países'
(Foto: Chema Barroso)

El mundo rural se moviliza: "Si no estamos van a colocar carne de plastilina de otros países"

domingo 23 de enero de 2022, 09:38h

Mucho discurso y poca voluntad política. Así define la Unión de Agricultores, Ganaderos y Silvicultores de la Comunidad de Madrid (Ugama) el compromiso de los gobiernos por el desarrollo del mundo rural.

Hartos de "ser señalados como los culpables de la contaminación y de declaraciones de ministros que cuestionan la calidad de nuestra carne", la España agroganadera tomará las calles de la capital este domingo para denunciar precios de fertilizantes, luz y gasoil inasumibles, precios por materias primas que no cubren el coste de producción, rebaños mermados por el lobo y leyes "extralimitadas" que no recogen el sentir de los afectados.

Alma Rural, organización impulsora de la marcha, prevé una asistencia masiva de hasta un millón de personas llegadas de 300 asociaciones todo el país. "Es un acto para dar un golpe encima de la mesa y decir ¡basta ya!", expone a Madridiario su secretario general, Carlos Pérez.Tal despliegue lo justifica en la situación "límite" que atraviesa el sector del campo.

Su respuesta al maltrato institucional que afirman sufrir, no obstante, no se ha traducido en vetos y han invitado a todos los grupos políticos con representación parlamentaria a la concentración. "No queremos politizar, sino que vean de primera mano el malestar de la gente y que después se sienten con nosotros en mesas de trabajo para tratar específicamente cada problema", explica.

El presidente de Ugama, Alfredo Berrocal, remarca la importancia de decir "estamos aquí y vamos a hacer lo posible por ocupar nuestro lugar y ser ciudadanos de primera". Desde hace tiempo no se sienten así. Verse obligados a vender por debajo de los costes de producción no se corresponde con empleos dignos.

La reforma en el Congreso de la ley de la cadena almentaria "sigue sin ser útil" para atajar este mal que afecta, sobre todo, a los productores de leche. El litro cuesta hasta cinco céntimos menos del precio de coste y en Madrid solo resisten 25 explotaciones de vacuno de leche. "Cada año perdemos el 15-20 por ciento de ellas", expone el representante de los ganaderos de la región. "A este paso nos vamos todos a la cola del paro", lamenta.

Los distribuidores aumentan "hasta un 500 o 600%" el importe de los productos del campo a la tienda, reprueba Berrocal. Gracias a esos beneficios, estos intermediarios alcanzan más cuota de mercado y, con ello, tienen capacidad para "presionar más". Los productores agropecuarios no pueden solos contra esta rueda y afean a la Administración que no aporte "ninguna herramienta para combatirlo".

La supervivencia del sector se ve comprometida cada día. El precio de los fertilizantes se ha incrementado más de un 60 por ciento en los últimos meses, el pienso sigue caro y la luz se mantiene disparada. Para los propietarios de los invernaderos "el plástico está intocable", a un 30% más el kilo que el año pasado. En algunas zonas, como en la Sierra madrileña, toca lidiar con los ataques del lobo.

"No se habla del daño que genera, pero al año se pierden nueve millones de euros en ganado". Este animal se cobra la vida de una media de 60 reses al día en España y las pérdidas "las soporta el ganadero". "Pagan -las administraciones- pero hay que ver a qué precio y cuándo", critica Carlos Bueno, de Alma Rural.

Sin fondos por Filomena y con la carne cuestionada

Uno de los principales objetivos de la convocatoria, apunta el propio Bueno, es dar a conocer a la ciudadanía todas estas problemáticas. Pese a ellas, recalca, "el campo nunca falla" y aún en tiempos de pandemia y Filomena el abastecimiento siempre ha estado garantizado.

Por ello, piden a los consumidores que los apoyen. "Si mañana no estamos les van a colocar carne de plastilina de otros países", advierte. Se queja así, por ejemplo, de las naranjas que llegan de Sudáfrica o Egipto, "más baratas porque no pagan mano de obra ni pasan el mismo control fitosanitario", y que condenan a las nacionales a "quedarse sin coger en el árbol mientras los agricultores españoles se están muriendo".

Tampoco ve lógico Alfredo Berrocal que a este complejo escenario se sume el "desprestigio" del ministro de Consumo, Alberto Garzón, a la calidad de la carne que exporta nuestro país. "Nosotros también estamos en contra de las macrogranjas porque son de grupos industriales de la distribución, pero si existen es porque el Gobierno lo permite, que legisle para que no las haya y sancione a las que contaminen", subraya el presidente de Ugama. Lo que el sector ganadero no puede consentir, añade, es que haya incluido a la ganadería intensiva en su crítica y que "ni siquiera se retracte".

Tampoco faltan los reproches para el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, en su caso por faltar a su "promesa" de ayudarles a sufragar los destrozos ocasionados por la borrasca Filomena. "Los agricultores y ganaderos no han recibido ni un solo euro", asegura Berrocal. Los únicos fondos recibidos, indica, han ido a parar a los ayuntamientos. "Ni al olivar, ni a la ganadería, ni a las naves que se destruyeron, ni a los animales que murieron, solo a las entidades públicas", censura.

Buscan interferir en la elaboración de las leyes

A todas estas dificultades se suma la escasa infuencia de los agentes del sector en la elaboración de las leyes que los afectan. De hecho, esta es otra de las reivindicaciones de la manifestación. "Queremos que nos tengan en cuenta a la hora de legislar", reclama Carlos Bueno. El secretario general de la organización convocante traslada el descontento del mundo rural con la ley de bienestar animal, "hecha a escondidas y sin contar con los veterinarios".

Las normativas de protección de aves, declara el portavos de Alma Rural, "están extralimitadas". Como muestra, cuenta que el propietario de un terreno no puede acceder a él ni para sembrar si allí anida una cigüeña negra. Por ello, entiende que algunos reglamentos deberían revisarse porque "pecan de exceso de conservacionismo". Por su parte, desde Ugama muestran su preocupación por la nueva reforma laboral, la cual consideran un 'hándicap' a la actividad de sectores como el de la agricultura de invernadero. "Te exigen que contrates personal fijo, pero un invernadero solo es productivo en una determinada época. ¿Cómo pagamos a los trabajadores el resto del tiempo?", anima a reflexionar.

La marcha, de Nuevos Ministerios a Atocha

La manifestación comenzará a las 11 horas en la Plaza de San Juan de la Cruz, frente a la puerta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y llevará su alboroto hasta Atocha, junto al Ministerio de Agricultura. Cerca de 4 kilómetros en los que se manifestarán agricultores de cereal, cítricos, aceitunas, arroz o tabaco, ganaderos de leche, bravo, vacuno, ovino, porcino, de razas autóctonas o denominaciones de origen, cetreros y cazadores.

También elevarán sus protestas sectores como el de la pesca, artesanal y deportiva, el de la tauromaquia, representado en ganaderías y aficionados, el de las empresas de animales de compañía, romeros y miembros de hermandades como la del Rocío. La puesta en escena será llamativa, abriendo la marcha 40 tractores, 50 caballos, 15 carros tirados por bueyes, burros, perros pastores y de protección y cetrería.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios