www.diariocritico.com
Una rebelión autonómica amenaza con tumbar los planes de desescalada de Sánchez hacia la 'nueva normalidad'
Ampliar
(Foto: PSOE)

Una rebelión autonómica amenaza con tumbar los planes de desescalada de Sánchez hacia la "nueva normalidad"

> El Ejecutivo no logra atar, de momento, los apoyos necesarios para prorrogar el estado de alarma

jueves 30 de abril de 2020, 09:39h

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentó su plan de desescalada en cuatro fases para alcanzar una "nueva normalidad" tras pasar la etapa más aguda de la crisis sanitaria del coronavirus. Si bien desde hace semanas avanzó su intención de ir solicitando sucesivas prórrogas del decreto del estado de alarma con las modificaciones que fueran necesarias para llevar a cabo la transición, hoy por hoy, nada está claro.

Sánchez confirmó el miércoles en la sesión de control al Gobierno del Congreso que solicitaría una cuarta prórroga del estado de alarma que abarcaría el periodo del 10 al 25 de mayo para cubrir las fases 0 y 1 -en buena parte del territorio- del plan de desescalada. Y no aclaró si en adelante también pretendía hacer lo mismo.

Parece pronto para decirlo, ya que ni siquiera a día de hoy tiene atada la votación de esta próxima prórroga que tiene por delante.

La oposición lleva tiempo denunciando que el ejecutivo no cuenta con ellos para coordinar o negociar las medidas a implementar en la lucha sanitaria que considera que se toman de forma autoritaria sin búsqueda de consensos.

Y a esto se une la 'rebelión autonómica', ya no sólo del nacionalismo en el País Vasco o Cataluña o del popular Alberto Núñez Feijóo en Galicia, sino también de barones afines como Ximo Puig en la Generalitat Valenciana que critican la elección de la provincia como modelo territorial para abordar la desescalada en lugar de las áreas de salud, pese a que Sanidad dejara la puerta abierta a modificaciones al respecto.

Si la tercera ampliación del decreto del estado de alarma salió adelante pese a los votos en contra de Vox, JxCat y la CUP, y la única abstención de ERC, pese a que su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián advirtió que su partido estaba "más cerca del no que de la abstención". En esta ocasión, los cálculos del ejecutivo se complican: ni el PP, ni ERC, ni el PNV han decidido aún si bloquearán o no la nueva prórroga del estado de alarma que centraliza en el Ministerio de Sanidad la estrategia sanitaria.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ya advirtió hace unos días que su formación no facilitará la prórroga si la Generalitat no recupera competencias. Y en la misma línea se pronunció el miércoles el propio Rufián en la sesión de control al Gobierno: "No se cuánto le importa la legislatura al Gobierno, pero parece que muy poco. Se acabaron los avisos".

Por su parte, le Lehendakari, Íñigo Urkullu, hasta ahora apoyo del gobierno de coalición, también empezó el miércoles -con un pretendido escenario electoral en el mes de julio- a desestabilizar los mimbres del plan de Sánchez.

Urkullu consideró que, en la actual situación de la epidemia del coronavirus en la que se va a comenzar la desescalada, no hay necesidad "de prorrogar más la situación de excepcionalidad" que supone el estado de alarma, y ha apelado a analizar "la plena capacidad de la legislación ordinaria" para gestionar la crisis a partir de ahora.

- El Gobierno remarca que la desescalada requerirá "más disciplina" y que "no habrá una carrera"

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios