www.diariocritico.com

Tan solo Patxi López, Enrique Barón y Juan Antonio Barrio tomaron la palabra

El Comité Federal del PSOE entierra el debate y avala sin críticas la decisión de Zapatero con De Juana

Zapatero: "No es nuestra debilidad lo que ha salvado a De Juana"
· Atacan una sede del PSOE en Madrid con cócteles molotov y pintadas contra ZP

sábado 03 de marzo de 2007, 08:00h

Desde luego, si este Comité Federal ha sido “extraordinario”, como se apresuraron a puntualizar tanto José Blanco como la dirigente cántabra Lola Gorostiaga, más extraordinario fue que únicamente hubiera tres intervenciones en el que teóricamente es el máximo órgano del partido entre Congreso y, por lo tanto, el máximo foro de debate del PSOE. Porque, pese a la expectación que había despertado la reciente y controvertida decisión del Gobierno sobre el etarra De Juana Chaos, sólo tomaron la palabra el dirigente vasco, Patxi López, el presidente de los socialistas europeos, Enrique Barón , -que fueron los únicos se refirieron a De Juana para cerrar filas con Zapatero-, y el representante de la corriente crítica Izquierda Socialista, Juan Antonio Barrio, que se refirió a Afganistán y a los acuerdos alcanzados con la Iglesia. Ni siquiera cerró el cónclave el líder del PSOE como suele ser habitual. Tampoco intervino el ministro Rubalcaba, que el día anterior había asumido “personalmente” la responsabilidad de la medida. Y tanto la resolución Política sobre Terrorismo como los Manifiestos Autonómico y Municipal, así como las candidaturas electorales fueron aprobadas por “unanimidad”.

Mucha expectación pero ninguna emoción. El Comité federal del PSOE ha pasado a ser un simple órgano donde, salvo raras excepciones, solo se escuchan palabras de elogio para Rodríguez Zapatero y poca críticas a su decisiones. Pero lo de este sábado ha superado todos los record anteriores. El líder socialista logró ‘amansar’ o acallar de una forma inusual y sin precedentes en la historia de los Comités Federales a los asistentes a la reunión, una importantísima reunión en la que se esperaba un, si no acalorado, si un amplio debate sobre la controvertida decisión del Gobierno de trasladar al etarra De Juana Chaos a un centro hospitalario del País Vasco para enviarlo luego a casa en régimen de prisión atenuada.

Pero no. Ya al inicio de la reunión Gorostiaga pidió que hubiera “pocas” peticiones de palabra y que estas fueran breves. Y así fue. Habló en primero lugar Patxi López y tras él, la propia Gorostiaga explicó que el resto de los secretarios regionales renunciaban a tomar la palabra porque “asumían como propio” lo dicho por el secretario general del PSE.

¿Y que dijo López?. Pues prácticamente lo mismo que Zapatero en su discurso inicial. Defensa a ultranza de la medida para evitar que el sanguinario etarra muriera a consecuencia de su larga huelga de hambre, y feroces críticas al PP por su actitud “desleal e irresponsable” ante la política antiterrorista del Gobierno.

El propio López resumió a los periodistas en el pasillo de la sede del PSOE los trazos gruesos de su intervención. Explicó que había dicho que la decisión de Zapatero demuestra “fortaleza e inteligencia y visión de país ”, que “ es una decisión rigurosa e inteligente que no implica debilidad” y que, a su juicio, ha sido el PP quien “ha elevado a categoría de héroe a De Juana”.

López calificó de “inmoralidad” la actitud de los dirigentes populares por utilizar como arma electoral el terrorismo. “Los insultos que emplean de las sesiones de control los miércoles, son los gritos de odio que luego trasladan y se escuchan los sábados en las manifestaciones”, se quejó el secretario general del PSE. Frente a esto, añadió, “el PSOE va a hacer pedagogía democrática. Es el momento de la ofensiva socialita para no para contestar a la derecha sino para lanzar un mensaje e tranquilidad a la izquierda”.

Barón critica a Rosa Diez

En parecidos términos habló Enrique Barón, presidente de los socialistas europeos, quien destacó que en la Cámara de Estrasburgo toda la delegación socialista también ha apoyado y respalda la decisión de Zapatero con el etarra. “Todos los diputados menos una, que está en otra cosa”, puntualizó Barón en referencia velada a Rosa Díez. Además señaló que todas las iniciativas que se han presentado sobre terrorismo provenientes del Gobierno español o el PSOE han sido ampliamente respaldadas tanto por el Parlamento como por la Comisión Europea.

El broche final a la mañana lo puso José Blanco, que compareció en rueda de prensa flanqueado por Elena Valenciano, que sustituye en la Ejecutiva a Trinidad Jiménez en la secretaria de Política Internacional, y por la dirigente andaluza, Carmeli Hermosín, que ocupará a partir de ahora la secretaría de Política Autonómica, vacante tras el fallecimiento Alfonso Perales.

El secretario de organización también se centró en dar caña al PP. “A los demócratas nos disgusta que dirigentes del PP compartan espacio con personas que utilizan el insulto y descalificaciones con actitudes más propias de otros tiempos en manifestaciones en las que se emplean símbolos preconstitucionales” fue el primer dardo que lanzó a Rajoy y a su gente recordando que en una de ellas ha estado “la señora Botella”. “De tales polvos estos lodos”, alertó a renglón seguido el número dos del PSOE quien cree que esta actitud del PP “extrema y radical” totalmente alejada del centro que proclaman puede desembocar en la creación de un partido de extrema derecha como el que lidera Le Pen en Francia.

Ante el ataque que ha sufrido la sede el PSOE en Alcalá de Henares pidió también al PP “coherencia” y “que no alimente el rencor y la crispación de los odios a un sector minoritario de la sociedad española”.

Finalmente, ironizó sobre la afición que ha cogido el líder de la oposición a las manifestaciones callejeras que achaca a “síntomas de juventud, seguramente para reclamar las libertades que no reclamó en el pasado” Para Blanco esta estrategia “aunque al PSOE le convenga, es mala para el país. Por eso le pedimos que se serene”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios