www.diariocritico.com

Liga. Jornada 29

El Barça sin Eto'o se juega el liderato en su campo maldito

Semana de Pasión futbolera también. Y más para un Barça que, sin Eto'o, defiende el liderato en su estadio maldito de La Romareda, donde tantos fracasos acumula. Hoy sábado más pasión en el otro partido adelantado: Athletic-Valencia, duelo de necesitados de puntos para objetivos distintos: salir de la cola los vascos, seguir achuchando al Barça los 'che'.

El Real Zaragoza y el FC Barcelona se reencuentran este sábado (20:00/ppv) en La Romareda en un partido clave para las aspiraciones de ambos equipos en la recta final de la Liga, unos para acceder a la zona de la Liga de Campeones y otros para mantenerse como líderes en solitario, y con aires de revancha por parte local.

El Zaragoza ha demostrado ser uno de los equipos que mejor sabe contrarrestar al Barça de Rijkaard, pero, en la Copa, el técnico holandés le ganó la partida a Víctor Fernández el día de la remontada con un atrevido planteamiento táctico que cogió por sorpresa al Zaragoza y fue determinante para darle la vuelta a la eliminatoria. No así en la lIga, donde los maños y más en su estadio son la bestia negra del Barça.  

El Barcelona, una vez retomado el 4-3-3 habitual, está volcado ahora en la carrera hacia su tercera Liga consecutiva y ha enlazado dos victorias (2-1 al Deportivo de La Coruña y 0-4 en Huelva) que, unidas a los pinchazos del Sevilla, le han dado el liderato del campeonato en solitario, con dos puntos sobre el equipo andaluz.

Ahora, se reencuentra con el Zaragoza, quinto clasificado, que está a tres puntos del Valencia, y visita seguramente la plaza más complicada de las que le quedan en el calendario en este final de Liga, en que más adelante afrontará las visitas al Villarreal, la Real Sociedad, el Atlético de Madrid y el Nàstic de Tarragona.

Para este partido, Rijkaard recupera al centrocampista Deco, que causó baja en el último partido ante el Deportivo por sanción y que esta semana se han reincorporado al trabajo con el grupo después de ser operado de la fractura del tercer dedo de su mano derecha, lesión que se produjo en el anterior partido en Huelva.

De todos modos, el Barcelona no presentará todo su arsenal ofensivo. Contará con Deco, Ronaldinho, Messi, que suma cinco goles en los tres últimos partidos, pero no con Eto'o, que -teóricamente, porque su lesión ha despertado sospechas- sufre una tendinitis y cuya ausencia evitará situaciones como la del año pasado cuando amenazó con dejar el campo por los insultos racistas de un sector del público de La Romareda. Su baja debería ser cubierta por Gudjhonsen.

El morbo por el regreso de Eto'o, ante el que unos y otros habían coincidido en apelar a la tranquilidad y el civismo de los hinchas, era otro de los ingredientes de un partido de altura entre dos equipos que se conocen bien y que se tienen ganas después de sus últimos enfrentamientos, además de la histórica rivalidad entre clubes.

Por parte del Zaragoza, Víctor Fernández encara el partido con la baja del defensa Sergio Fernández, aunque finalmente dispone del ex barcelonista Gerard Piqué, después de que el Comité de Competición atendiese las alegaciones del club para dejar sin efecto la tarjeta amarilla que vio en el partido ante el Getafe (2-2).

Gran duelo en San Mamés 

En el otro partido adelantado a este sábado, el Athletic de Bilbao recibe en San Mamés al Valencia, en un partido con objetivos bien diferentes porque los locales tratan de superar los puestos de descenso y los ché mantener la plaza de 'Champions' aunque envuelto en plena eliminatoria con el Chelsea en los cuartos de la Liga de Campeones.

Los de Quique Sánchez Florez afrontan el partido con el buen sabor que les dejó el empate del pasado miércoles en la complicada plaza de Stamford Bridge y llega a San Mamés con buenos números bajo el brazo. No en vano, los valencianistas han puntuado en cinco de las últimas seis visitas a la 'Catedral', donde el año pasado ganaron por 0-3.

 A la alegría del 1-1 ante el Chelsea se le une la resurrección goleadora de David Villa. El 'Guaje' marcó ante el Espanyol tras una sequía de dos meses en la Liga y amenaza al conjunto vasco, al que en la anterior campaña le endosó tres goles entre los minutos 81 y 85 de aquel encuentro.

 Por su parte, el Athletic, tras la sangrante derrota de El Sardinero, donde desperdició cuatro goles (5-4), afronta el encuentro inmerso en el pesimismo y en los puestos de descenso, y con un paupérrimo balance de un punto en los últimos cinco encuentros, en los que ha encajado la friolera de 14 goles.

 A pesar de todo, la salvación sólo se encuentra a un punto, pero conseguirla exige una reacción inmediata y, de una vez por todas, hacer valer el factor campo, puesto que el Athletic recibe de forma consecutiva en San Mamés al Valencia y el Espanyol.

Mané tiene previsto introducir novedades en el sistema, para parar la sangría de goles, y en el 'once'. Casas recuperará su puesto en el lateral izquierdo, Sarriegi volverá para suplir al sancionado Amorebieta, Ustaritz podría 'debutar' con Mané en una posición nueva para él como es el medio centro, y Aduriz regresaría tras su sanción para ser la referencia ofensiva del equipo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios