www.diariocritico.com

El fiscal general nombrará a un fiscal especial para investigar las torturas de la CIA

El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, designará a un fiscal especial para investigar por interrogatorios de la CIA a sospechosos terroristas durante la anterior administración, según informa el 'Washington Post'.

Holder parece aceptar así las recomendaciones de la Oficina de Responsabilidad Profesional del Departamento de Justicia que pedía que se investiguen cerca de una docena de casos de presuntos abusos y malos tratos a detenidos por parte de la CIA.

El 'Post', que cita fuentes oficiales, incluso asegura que Holder designará para el cargo a John Durham, un conocido fiscal de carrera del estado de Connecticut, quien deberá determinar si hay pruebas suficientes para lanzar una investigación criminal a mayor escala sobre los interrogatorios.

La Casa Blanca se ha mostrado partidaria en reiteradas ocasiones en pasar página a la polémica de los interrogatorios y ha dicho que no quiere que se lleven a juicio a los agentes que las realizaran en cumplimiento de órdenes de sus superiores.

La elección de Durham por parte de Holder se debe, entre otros motivos, a que está familiarizado con las tácticas de la CIA ya que durante casi dos años buscó pruebas para determinar si se violaron las leyes por la destrucción hace cuatro años de cintas de vídeo de algunos interrogatorios.

NUEVO INFORME SOBRE LOS ABUSOS

La decisión de designar a un fiscal especial llega el mismo día en que la Agencia Central de Inteligencia se ha visto obligada a desclasificar nuevos documentos que pruebas los abusos de los últimos años gracias a una denuncia presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Entre otros abusos, el informe dado a conocer que se llegó a amenazar a un presunto terrorista después de los atentados del 11 de septiembre con matar a su hijo, y a otro con obligarle a presenciar la violación de su madre.

En los polémicos interrogatorios se cometieron otro tipo de torturas, como amenazar con una taladradora a Abd al-Rahim al-Nashiri, acusado de organizar un atentado en Yemen contra el buque de la marina estadounidense USS Cole, que provocó la muerte de 17 personas en el año 2000.

El citado informe fue elaborado hace cinco años por la oficina de Inspección General de la CIA y es uno de los documentos que la ACLU lleva meses exigiendo que se hiciera público acogiéndose a la Ley de Libertad de Información.

El director de la CIA, Leon Panetta, ha enviado este mismo lunes una carta a los empleados de la agencia en la que reitera que esas prácticas acabaron con el cambio de gobierno y vuelve a recordar que se trata de denuncias "viejas" y que ahora lo importante es mirar hacia el futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios