www.diariocritico.com

Obama conversó con Brown acerca de la estrategia para Afganistán

El presidente de EE.UU., Barack Obama, conversó con el primer ministro británico, Gordon Brown, acerca de la estrategia que se plantea para Afganistán y Pakistán, informó la Casa Blanca.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, indicó que ambos mandatarios "se mostraron de acuerdo en mantener constantes consultas" y "subrayaron la importancia de colaborar muy de cerca" con sus aliados y socios afganos y paquistaníes.

La conversación se produce en momentos en los que Obama se plantea una nueva estrategia para Afganistán que, a tenor de las declaraciones de altos funcionarios estadounidenses, pondría el énfasis en la lucha contra la red terrorista Al Qaeda y menos contra los talibán.

Gibbs, indicó que "Al Qaeda es un movimiento global, trasnacional, que llama a la guerra santa y que ha perpetrado atentados contra territorio estadounidense y nuestros aliados; los sigue planeando y tiene la intención de llevarlos a cabo".

Dentro del movimiento talibán, indicó Gibbs, "hay algunos que tienen objetivos similares y que han ayudado a dar refugio a Al Qaeda. También hay un número significativo de talibán que son señores de la guerra locales que tienen objetivos muy diferentes".

En una entrevista que publica el diario The New York Times, dos altos funcionarios no identificados afirman que Al Qaeda, de la que se cree que opera principalmente desde Pakistán, representa una amenaza "mortal" a la seguridad estadounidense. "Queremos destruir su liderazgo, su infraestructura y su capacidad", agregan.

Por contra, indican los altos funcionarios, los talibán componen un grupo afgano que busca ganar territorio en su país pero que directamente no representan una amenaza contra Estados Unidos.

"Cuando los dos -talibán y Al Qaeda- se alían es principalmente en el frente táctico", indicó el alto funcionario.

La Casa Blanca calcula que en la actualidad menos de un centenar de militantes de Al Qaeda se encuentran en Afganistán, como afirmó este fin de semana en unas declaraciones televisadas el consejero de Seguridad Nacional, el general James Jones.

Obama se reunió hoy con el vicepresidente, Joseph Biden, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dentro de sus contactos para diseñar una nueva estrategia para Afganistán.

Dentro de esa serie de contactos, el presidente estadounidense tiene previsto reunirse este viernes con todo su equipo de Seguridad Nacional, en el cuarto de una serie de cinco encuentros, en el que según Gibbs, podría comenzar a hablarse de refuerzos para Afganistán.

El general al mando de las tropas en Afganistán, Stanley McChrystal, ha pedido refuerzos de hasta 40.000 soldados, que se sumarían a los 68.000 ya desplegados en ese país.

En la reunión previa con sus asesores de seguridad, este miércoles, los participantes se centraron en particular en Pakistán, un país que se considera parte indispensable de la estrategia para la guerra.

Según indicó un alto funcionario que habló bajo la condición del anonimato, en ese encuentro Obama "recibió una valoración exhaustiva de los servicios secretos y la lucha antiterrorista, así como una evaluación de la situación política y diplomática".

La violencia se ha multiplicado en Afganistán a lo largo de este año, en especial debido al uso entre los talibán de bombas de fabricación casera.

Al deterioro de la seguridad se ha sumado el de la situación política entre las acusaciones de fraude en las elecciones del pasado 20 de agosto, que dieron la victoria al presidente Hamid Karzai con un 54 por ciento de los votos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios