www.diariocritico.com

Sobre retorno de Zelaya al poder

Honduras encara crucial debate el martes

Honduras encara crucial debate el martes

Delegados del depuesto presidente Manuel Zelaya y del gobierno de facto abordarán este martes el conflictivo asunto de la restitución del mandatario, en el diálogo que busca solución a la crisis política de Honduras, bajo presión dentro y fuera del país.

A dos días de que venza el plazo del 15 de octubre dado por Zelaya para concluir las pláticas, la mesa de negociación abordará el punto principal del llamado Acuerdo de San José, tras haber logrado consenso en otros cinco, entre ellos, la creación de un gobierno de unidad nacional, el rechazo a la amnistía y la renuncia de Zelaya a convocar una Asamblea Constituyente.

A pesar de que ambas partes reportan un 60% de avance en la negociación y que la Organización de Estados Americanos (OEA) se declara optimista, Zelaya, derrocado el 28 de junio en un golpe de Estado, dice no tener "ninguna confianza" en el régimen de facto de Roberto Micheletti, mostrándose al mismo tiempo pesimista para el martes.

"Será el día esencial del diálogo para saber si esto se resolverá, pero no tengo confianza. Considero que lo que va a pasar es que el régimen golpista se va a seguir negando a acatar la resolución de la OEA y la comunidad internacional. Va a ser una bofetada", dijo a la AFP Zelaya, cuyo mandato debía concluir el 27 de enero.

Refugiado en la embajada de Brasil desde que volvió sorpresivamente al país hace tres semanas, Zelaya prefirió no adelantar qué hará si se cumple su plazo y fracasa el diálogo. "Seguiremos luchando en las calles y se va a profundizar la crisis", advirtió.

"No es sano para el diálogo poner plazos. No solo un punto es prioritario, sino todos. El consenso del conjunto será lo que logre resolver esta crisis, que ha volcado a la comunidad internacional", declaró a la AFP Vilma Morales, ex magistrada y una de los tres negociadores de Micheletti.

Pero Juan Barahona, uno de los negociadores del mandatario depuesto advierte: "mientras no se acuerde la restitución del presidente Zelaya todos lo demás puntos en que se ha avanzado equivalen a cero".

Tanto Zelaya como Michelletti aseguran no haber pedido nunca una amnistía, propuesta por el mediador de la crisis, el presidente costarricense Oscar Arias, en su Acuerdo de San José, para delitos cometidos en el marco del conflicto.

El régimen de facto acusa a Zelaya de 18 cargos como corrupción, abuso de poder y traición a la patria por promover un cambio de Constitución, en tanto que los zelayistas no quieren "perdón y olvido" por el golpe y la forma en que el presidente fue montado en un avión a Costa Rica, apuntado por fusiles y en pijama.

No obstante, John Biehl, que encabeza una misión de la OEA que acompaña el diálogo, se mostró esperanzado, aunque reconoce que falta lo más complejo: "Va esto muy en serio. Se ha avanzado. El martes puede haber noticias bastante optimistas. Aunque todavía faltan los puntos más difíciles", dijo a la AFP.

En vísperas de la jornada decisiva, el gobierno de facto emitió un decreto que le permite "revocar o cancelar" el permiso a radioemisoras y canales de televisión que considere atenten contra la "seguridad nacional" y generen "odio".

"Dialogando y con el mazo dando no se puede encontrar una salida al conflicto", dijo a la AFP Rafael Alegría, activista del frente de resistencia contra el golpe de estado.

El frente continuó sus protestas este lunes para exigir la restitución de Zelaya, rechazar la nueva medida de Michelletti y porque aún está vigente un decreto del 28 de septiembre con que se suspendió las libertades civiles, pese a que hace una semana el mandatario anunció que anularía esa restricción.

Al clima de tensión se sumó el fin de semana un ataque con disparos de armas automáticas contra la sede de la Conferencia Episcopal, que se pronunció en favor del golpe.




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios