www.diariocritico.com
El día R

El día R

   Este martes es el día R. Sí, es el día en que los ciudadanos y los militantes del PP van a saber de lo que Rajoy es capaz o incapaz de hacer respecto a la rebelión que tiene organizada en sus filas. Cada día que pasa, el PP se parece más a la UCD de los últimos tiempos, cuando agonizaba y pienso que si no fuera por algunos de sus dirigentes el PP estaría en estos momentos más muerto que vivo. A nivel nacional, Soraya Sáenz de Santamaría y a Dolores de Cospedal son quienes parecen llevar sobre sus hombros el peso de su partido dando la cara y haciendo oposición en el caso de la portavoz, mientras que la secretaria general se viene dedicando a sacar las castañas del fuego a Mariano Rajoy.

   Son ellas las que enseñan los dientes al Gobierno, las que recuerdan que aún queda mucho partido por jugar. En cuanto al ámbito autonómico en estos momentos, el PP cuenta con dos valores en alza, el presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, y el presidente del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti. Se podría decir que sobre estos cuatro políticos pivota en estos momentos el PP por ausencia de su líder, Mariano Rajoy.

   Los "marianistas" le defienden asegurando que Rajoy es un político templado que huye de hacer declaraciones histriónicas y al que no el gusta lavar en público los trapos sucios de su partido. Pero por mucho que se empeñen en vender esta imagen, ante la opinión pública, por lo menos hasta este martes, Rajoy viene quedando como un líder que no manda, que está maniatado por los contrapoderes que funcionan en su propio partido, y que para colmo nadie se corta en cuestionar en público su liderazgo ya sea José María Aznar o Manuel Pizarro.

   Claro que Aznar es el menos indicado para hacer reproches a  Mariano Rajoy. Si Rajoy está donde está es por el "dedazo" de Aznar que se permitió elegirse sucesor no en función de sus cualidades sino de su lealtad. El "delfín" natural era Rodrigo Rato, pero cometió el error de llevar la contraria a Aznar, de sugerirle que tuviera en cuenta el clamor popular en contra de la guerra de Iraq.

   Ahora Rajoy es quien formalmente manda, mientras que Rato está y no está. Dicen que espera su momento, que Caja Madrid sería una plataforma para regresar a la política. Pero el caso es que de tanto esperar se le está pasando el arroz y a lo mejor el día que quiera dar el salto se encuentra con que no hay agua para amortiguar la caída.

   En cualquier caso, este martes es el día R, el día en que Rajoy tendrá que hacer el papel de Salomón entre Esperanza Aguirre y Alberto Ruíz Gallardón, el día en que tendrá que hacer visible que suelta amarras con Francisco Camps que no es que esté quemado, es que está achicharrado. Sí, este martes es quizá la última oportunidad de Mariano Rajoy para evitar que la descomposición del PP continúe adelante. Pero ¿será capaz?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios