www.diariocritico.com

¿Qué ocurrirá si el PP saca más escaños que el PSOE?

ETA y el futuro gobierno, claves de la reunión Imaz-Rajoy

ETA y el futuro gobierno, claves de la reunión Imaz-Rajoy

· En la reunión se habló de la banda terrorista ETA y de posibles pactos futuros
· Los nacionalistas piden un cambio de rumbo político al líder de los 'populares'

El escenario fue la habitación que el líder de Unión Democrática de Catalunya, Josep Antoni Duran i Lleida, tiene en el hotel Palace de Madrid, a doscientos metros del Congreso. Así se evitaban miradas indiscretas, porque el encuentro había de mantenerse en secreto. Asistían el propio Duran, cuya labor mediadora en no pocos asuntos es mucho más importante de lo que parece, el presidente del PNV Josu Jon Imaz y el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy. ETA, claro, en primer lugar de la agenda del encuentro. Pero hubo más.
Ocurrió a finales de febrero, aunque no se ha sabido hasta ahora. Imaz, Rajoy y Duran hablaron de la situación con ETA. De la escasa comunicación de los dos últimos con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y del futuro. ¿Qué ocurriría si, en las elecciones generales del próximo mes de marzo, el PP obtuviese un escaño más que el PSOE? Obsesionado por su actual soledad en el Parlamento, Rajoy busca posibles aliados. ¿Serían los nacionalistas catalanes y hasta, por qué no, los vascos, esos aliados? Difícil, pero posible. La política, ya se ve, hace extraños compañeros, si no todavía de cama, sí al menos de cena.

Naturalmente, no era la primera vez que Imaz y Rajoy se veían. Pero sí era el primer encuentro en su género, con la intención de hablar del futuro y del presente. Duran i Lleida, cuyas relaciones con Mariano Rajoy son bastante buenas, brujulea de un sector político a otro, fiel a su idea de que es necesario construir la ‘tercera España’, entre el PSOE y el PP. Y piensa implicarse en el próximo gobierno español, bien sea votando la investidura del líder socialista, si es que gana el PSOE las próximas elecciones generales, bien absteniéndose en la sesión de investidura de un líder del PP, si es que este partido logra obtener más escaños que los socialistas. Porque, dice Duran, en las actuales circunstancias, y tal y como se ha posicionado el PP ante el Estatut, resultaría muy difícil votar ‘sí’ en una presunta investidura de Mariano Rajoy. Y eso, aunque con Rajoy habla con relativa frecuencia, mientras que, reconocen incluso fuentes de La Moncloa, con Zapatero apenas ha hablado una vez desde el pasado mes de enero.

Pero eso no quiere decir que todas las puertas estuviesen cerradas a medio plazo. Rajoy se queja ahora de la sigtuación interna en su partido, de las presiones mediáticas que recibe. Eso no tiene, dicen fuentes cercanas al presidente del PP, por qué ser eterno. Entre la actualidad y las elecciones de marzo habrá un congreso del PP en el que podrían ocurrir “muchas cosas”, entre ellas un reequilibrio de las fuerzas internas en la formación conservadora.

En todo caso, tanto Duran como Imaz, cuya sintonía es muy grande, insistieron a Rajoy en la necesidad de que el PP varíe sus posiciones sobre algunos temas, los referidos al Estatut de Cataluña y a a negociación con ETA muy en particular. No habrá acercamiento público en otro caso. Aunque, desde luego, las cenas en privado no tienen por qué no seguir celebrándose. Por cierto que Rajoy admitió haberse equivocado en el tono durísimo de su discurso en el Congreso el pasado 15 de enero, cuando se celebró una sesión extraordinaria tras el atentado de ETA el 30 de diciembre en el aeropuerto de Barajas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios