www.diariocritico.com

Duras críticas a Cospedal por no marchar contra los residuos nucleares

Barreda: ZP 'mete los dedos' a los compañeros que discrepan

Barreda: ZP "mete los dedos" a los compañeros que discrepan

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda, advirtió este lunes de que en esta comunidad autónoma se está haciendo "todo lo posible" con "la ley en la mano" para impedir la ubicación del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares en la región. Barreda, que criticó duramente a Dolores de Cospedal, presumió de que en el PSOE se "discute y no se calla" y que cuando alguien contradice a Zpatero, éste "le mete los dedos" para favorecer la discusión.
Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, aseguró que los castellano-manchegos están en contra y "muy mayoritariamente" en Guadalajara, donde tienen experiencia en instalaciones nucleares. Además, recordó que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho "claramente" que no va a tomar esa decisión en contra de las comunidades autónomas y sin el consenso mínimo entre la sociedad.

"En Castilla-La Mancha no hay consenso", aseguró Barreda, que insistió en que el gobierno regional "no quiere" que el ATC se instale en Guadalajara, ni en Cuenca ni en ninguna otra provincia.

En ese sentido, subrayó que la semana pasada el Congreso de los Diputados decidió por unanimidad decir al Gobierno que la instalación deberá realizarse donde haya consenso autonómico, por lo que no quiso ponerse en la "hipótesis" de pensar qué hará en caso de que contrariamente a lo señalado el Ejecutivo central elija un municipio castellano-manchego. "Si me pongo en esa hipótesis, perdería posiciones", apuntó.

Contradictoria e incoherente

El presidente de Castilla-La Mancha aprovechó para acusar a la líder regional del PP en esa Comunidad, María Dolores de Cospedal, de ser "contradictoria e incoherente", algo que achacó a que sea presidenta del PP de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP de la calle Génova.

"Tiene dos gorros que se le convierten en un verdadero engorro con demasiada frecuencia, y en muchas ocasiones resulta contradictoria, incoherente y muchas veces se ve obligada a desmentirse a ella misma. En ocasiones se pone el papel de secretaria general del PP, y se supone que tiene que decir cosas políticamente correctas para la calle Génova, y otras sin embargo, cuando quiere ejercer en Castilla-La Mancha dice cosas que luego no mantiene en Madrid y eso los ciudadanos lo castigan porque no les gusta que haya un doble mensaje", argumentó.

Barreda realizó estos planteamientos preguntado por la postura del PP castellano-manchego sobre la ubicación del cementerio nuclear en la Comunidad. Así, recordó que el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes regionales propuso una resolución que recogía literalmente una frase de Cospedal "pronunciada apenas 48 horas antes", a pesar de lo cual el PP votó en contra.

Reuniones socialistas

Por otra parte, y cambiando de tercio, Barreda presumió de que en las reuniones de la Ejecutiva del PSOE se discute y los "compañeros y compañeras no se callan" porque, en su opinión, los "pelotas" son los "desleales" porque le dicen al jefe lo bien que lo hace y "lo estrellan".

"Debo decir, además, que el secretario general es el que más favorece que se hable, discuta y opine",
señaló y expuso que es Zapatero quien, cuando intuye que alguien tiene una opinión contraria, le "mete los dedos". "Directamente te interpela, favorece la discusión y la opinión", recalcó.

Barreda admitió que "se ha instalado la especie, según la cual, se dice que en el PSOE no hay voces discordantes". Y quiso dejar claro que "no, no".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios