www.diariocritico.com

En Avellaneda

Hallan1200 kilos de cocaína que iban a España

Hallan1200 kilos de cocaína que iban a España

Los investigadores que hallaron 1200 kilos de cocaína en Avellaneda creen que la droga está vinculada a narcotraficantes colombianos porque tienen el logo utilizado por un empresario de ese país extraditado a Estados Unidos por presunto lavado de dinero proveniente de esa actividad.

El juez en lo Penal Económico Jorge Brugo afirmóque "nunca se vio" tanta droga en el país, en referencia al secuestro de 1.200 kilos de cocaína que iban a ser enviados a España, y sostuvo que la principal hipótesis es que pertenece a un empresario colombiano ligado al narcotráfico.

"Lo que me llama la atención es la cantidad de droga que se descubrió en los últimos 15 días: cuatro toneladas y media. Si se descubre esto, ¿cuánta salió?", manifestó el magistrado a la prensa, mientras se exhibían los panes de cocaína en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policí¡a Federal.

"Me impacta la cantidad de droga. Hay que quemar cuanto antes esto porque uno tiene miedo de un asalto", agregó el magistrado, quien hace 10 días incineró casi dos toneladas de cocaína secuestrada la última quincena de junio pasado.

En el marco de este operativo, bautizado por la Policía como "Mudanza Blanca" porque la droga estaba oculta en muebles que se encontaban en una empresa mudadora de Avellaneda, hay dos detenidos y una mujer española prófuga que en 2000 fue detenida por intentar sacar cocaína del país como "mula".

Brugo dijo que la cocaína está valuada en España en unos 36 millones de euros y que el destino era Palma de Mallorca, la que denominó como "la zona caliente en este momento".

El juez detalló que esta banda iba a enviar la cocaína en la parte trasera de tres heladeras viejas de madera y debajo de las teclas de un piano de cola.

Este cargamento no tiene vinculación con la droga encontrada en el último mes en los operativos llamados "Manzanas Blancas" y "Muebles blancos", en los que la Aduana secuestró en el puerto cocaína que también iba a ser enviada a España, aclaró.

Brugo explicó que aquella droga tenía carteles con un avión en relieve, dos bisontes enfrentados y un letra M, pero "esta tiene como nombre y apellido (DMG), se calcula que pertenece a (David Murcia) Guzmán, que es de Colombia".

"Se calcula, no hay nada oficial, pero Guzmán pertenece al cartel de Colombia", sostuvo el juez y dijo que ahora "hay que hacer el ADN de la cocaína" para determinar su procedencia.

El comisario Luis Gigena, del Departamento de Tráfico Ilícito de la Policía Federal, explicó a Télam que en Colombia se incautó droga con el logotipo DMG y se está pidiendo colaboración a ese país para determinar si la droga pertenece a Murcia Guzmán.

"Hay unos logos que tienen las letras DMG en los panes. Tenemos noticias de que con esos logos en Colombia se hicieron muchas incautaciones de cocaína y fue relacionado el empresario David Murcia Guzmán, que fue extraditado a Estados Unidos", dijo Gigena.

En Nueva York, se acusa a Murcia Guzmán de mover varios millones de dólares, que al parecer eran de narcotraficantes, a través de más de 18 cuentas bancarias.

La causa que derivó en el secuestro de 1200 kilos de cocaína se inició en base a datos obtenidos de una organización internacional de tráfico de droga, que utilizaba como pantalla falsas mudanzas.

Durante la pesquisa, se identificó a un hombre que había realizado los trámites para hacer una mudanza a Barcelona, España, y luego había partido hacia esa ciudad.

Por tal motivo, en conjunto con la Policía española, se hizo una entrega controlada y los muebles fueron requisados al llegar a ese país el contenedor enviado desde Argentina.

Allí, efectivos del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado, del Cuerpo Nacional de Policía de Islas Baleares, constató que en el interior de una caja fuerte enviada desde Argentina se hallaban ocultos 200 kilos de cocaína.

Con esta prueba, la policía española detuvo al responsable del envío, identificado como Danilo L.S.

En tanto, en la Argentina, se individualizó a una pareja integrada por una española y un argentino, que tomaron contacto con una firma dedicada a realizar mudanzas internacionales, pero lo hicieron en forma separada.

Los muebles fueron depositados en una empresa de mudanzas de Avellaneda, donde en el interior de tres heladeras, un piano y un asador, los federales encontraron casi 1200 kilos de cocaína.

Por orden de Brugo, los policías allanaron además los domicilios que la pareja aportó, pero resultaron ser falsos.

No obstante, se realizaron averiguaciones en base a las cuales fue detenido en la vía pública el hombre, mientras que la mujer española sigue prófuga.

En la causa, se logró identificar un depósito de la calle Amberes al 700, de Caballito, donde la banda habría acondicionado y ocultado la droga y se identificó al encargado de la logística de la organización en Argentina.

Ese hombre, un uruguayo de 44 años, fue detenido y en su poder se secuestró dinero, un DNI sin foto y otra documentación.

Los pesquisas allanaron diversos domicilios donde el detenido se alojaba en forma alternativa y encontraron celulares, computadoras y documentación de interés.

"La empresa de mudanzas sería ajena al hecho, ya que el ocultamiento de la cocaína en los muebles se preparaba en la casa de la calle Amberes", explicó Gigena.

Una vez preparados los muebles, el uruguayo alquilaba un flete y lo despachaba hacia Avellaneda, donde tras una espera de 15 días iban a ser enviados a España, agregó

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios