www.diariocritico.com
Joan Rosell, una opción liberal para CEOE

Joan Rosell, una opción liberal para CEOE

Llega el momento decisivo para las muy importantes elecciones a la presidencia de la CEOE, organización muy importante para el país y necesitada de una fuerte recuperación de imagen tras la desafortunada etapa de Gerardo Díaz Ferrán, no tanto por el personaje mismo como por la mala situación de su actividad empresarial y por su  conocida tendencia a no saber elegir sus colaboradores. En las últimas horas parece que hay pocas dudas de que el buen sentido de los empresarios españoles colocará en el puesto cuyo listón dejó tan alto el inolvidable castellano José María Cuevas, al muy preparado y auténticamente liberal catalán Joan Rosell, actual presidente de Fomento del Trabajo en Catalunya.

Consolidada la decisión de Manuel Pizarro de no dividir a los liberales y respaldar la candidatura de Joan Rosell, no parecería razonable que hubiera dudas sobre el resultado, habida cuenta del muy significativamente menor nivel de los otros candidatos, por lo demás muy respetables, Jesús Banegas y el andaluz Santiago Herrero. Por lo demás, la rumoreada candidatura de Arturo Fernández, para muchos una inocentada propia de los días navideños, no parece que vaya adelante, lo que diría mucho de buen sentido del madrileño empresario del sector de la restauración, sin la menor duda, pese a sus cualidades personales, muy lejos del nivel deseable para la presidencia nada menos que de la CEOE.

El catalán Joan Rosell es un auténtico liberal y hombre de muy seria preparación, que sin la menor duda recuperaría para la CEOE el prestigio que tuvo durante el largo mandato del inolvidable castellano José María Cuevas, cuyo único grave error fue precisamente, por un raro prejuicio castellano respecto a la candidatura de un catalán, cerrar el paso sucesorio a Rosell, con la grave consecuencia del acceso de Díaz-Ferrán a un cargo tan importante, estratégico y delicado.

El buen sentido de otro hombre de nivel, Manuel Pizarro, de no dividir el voto liberal y respaldar finalmente la candidatura de Joan Rosell, un catalán plenamente convencido, desde su identidad catalana y su pasión por Catalunya, de que esta importante Comunidad debe formar parte integrada, viva y decisiva del proyecto de conjunto español, debiera dar por decididas, en buena lógica, estas importantes elecciones. Con Joan Rosell al frente de la CEOE, el empresariado español recuperaría, sin la menor duda, el protagonismo que merece y debe tener, máxime en estos críticos tiempos de profundización de la crisis económica y de evidente desorientación, por decirlo suavemente, del Gobierno del Estado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios