www.diariocritico.com

Suben la petición de cárcel

La acusación particular iguala la pedida por el Fiscal

Tony Alexander King fue autor, con respecto a la muerte de Rocío Wanninkhof, de un delito de agresión sexual en grado de tentativa, según ha manifestado hoy la acusación particular, que ha igualado por ello la petición de cárcel del Ministerio Fiscal, veintiséis años y nueve meses de prisión.

Aunque en principio los años de cárcel solicitados por esta acusación eran veinte, ahora considera que existió también el citado delito, por lo que ha pedido ese periodo de aumento, al mismo tiempo que sostenía que de los testimonios puede deducirse que el acusado no actuó sólo sino que en los hechos intervinieron al menos tres personas más.

Por el contrario, el representante legal del único acusado ahora ha insistido en pedir la absolución para su defendido o, de manera alternativa, que se le considere un simple cómplice de los hechos y se contemple además la atenuante de que tenía sus capacidades cognitivas afectadas.

Durante esta última sesión de la segunda semana de la vista han declarado como testigos otros peritos que intervinieron en la inspección ocular de la zona en que se encontró el cuerpo sin vida de Rocío, que han ratificado sus informes, y se han leído algunos documentos, uno de ellos sobre los antecedentes penales de Tony Alexander King en el Reino Unido, donde tenía tres condenas por once delitos: seis contra la integridad de las personas por intento de agresión sexual y estrangulamiento a mujeres, uno por robo y cuatro por tenencia de armas de fuego.

La primera de estas condenas, según el documento, se remonta a 1982, cuando tenía 17 años, aunque ya a los 11 años ingresó en un centro de internamiento para menores por sus problemas psicológicos derivados de la separación de sus padres.

El otro documento, cuya lectura ha solicitado la acusación particular, revela los datos de varios informes confidenciales realizados por distintos psiquiatras que atendieron a King también en el Reino Unido, todos los cuales indican que los problemas psicológicos que arrastra el acusado desde pequeño se manifestaron en una incapacidad para relacionarse con las personas, lo que hizo que nunca tuviera amigos, apuntan a la psicopatía que padece e inciden de nuevo en sus disfunciones sexuales.

La vista, que se celebra en la Sala del Juzgado de la Audiencia Provincial de Málaga, ha quedado suspendido hoy hasta el próximo lunes día 11, en la que las partes expondrán sus alegatos definitivos antes de comenzar la deliberación del jurado popular para llegar a un veredicto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios