www.diariocritico.com

Cierre de filas del Comité Federal cpn ZP con la excepción de Joaquín Leguina

ZP insiste en su “autoridad moral y política” para mantener su postura sobre ETA

ZP insiste en su “autoridad moral y política” para mantener su postura sobre ETA

Deja la puerta abierta a un posible gobierno de Puras en Navarra “apoyado o participado” con UPN

Apoyo total al presidente del Gobierno en la política antiterrorista, crítica feroz a la posición mantenida por el PP en éste y otros temas y mucho autobombo y muy poca crítica son los resultados del Comité Federal socialista celebrado este sábado en Madrid. Salvo alguna intervención crítica, como en el caso de Pepe Acosta sobre Madrid, todo ha sido ‘tranquilidad y sosiego’ para lanzarse ya a las elecciones generales de 2008. Hubo hasta 25 intervenciones, algunas especialmente significativas, como la del navarro Carlos Chivite y la del valenciano Joan Ignasi Pla, único de los ‘perdedores’ que dio la cara en este Comité Federal, que, por otro lado, delegó en la dirección federal la decisión final sobre los pactos poselectorales. Zapatero en su intervención a puerta cerrada no ha descartado la posibilidad de que en Navarra Puras pueda gobernar “apoyado o participado” con UPN.Sólo Joaquín Leguina rompió el consenso con duras palabras para la dirección federal y para Conde Pumpido.

‘Pax orgánica’ hasta 2008 y si ha habido algunos tropezones, como en Madrid, cuya crisis ya se ha solucionado –o eso creen en el PSOE- con el nombramiento de una gestora, o en Valencia, lo que hay que hacer ahora es intentar analizar los errores y mirar hacia el futuro para derrotar al PP cuyos resultados del 27-M no son “tan espectaculares” como venden. Esa ha sido la consigna en clave “positiva” que ha lanzado José Luis Rodríguez Zapatero a los dirigentes del Comité Federal del PSOE reunidos este sábado en Ferraz.

El primer asunto que ha centrado las intervenciones de los 25 dirigentes que han tomado la palabra ha sido, lógicamente, el terrorismo y la ruptura de la tregua por parte de ETA que todos han condenado sin paliativos mientras daban su inequívoco respaldo al presidente del Gobierno en su política antiterrorista condenando y responsabilizando a ETA del fracaso del proceso de paz. Las críticas las reservaron para el PP y para Mariano Rajoy a quien el presidente recibirá el próximo lunes en La Moncloa, una entrevista sobre la que nadie mantiene demasiadas expectativas. Sin embargo, tanto vascos como catalanes y dirigentes de otras comunidades pidieron a Zapatero que siga poniendo todo su empeño en  “rehacer la unidad”.

ZP apela a su “autoridad moral”

Zapatero, en su intervención final ya a puerta cerrada, recalcó ante los dirigentes socialistas que “no debemos de temer a nada en ese debate” porque considera que “tiene autoridad moral y política  suficiente”  para seguir llevando las riendas de este delicado asunto, legitimidad que vienen avalada por su posición de estos tres últimos años.

Pasada la página del terrorismo, las intervenciones discurrieron sobre los resultados cosechados el pasado 27-M, sobre los que el propio Zapatero había hecho un balance extremadamente positivo “para animarnos, claro”, según reconocía con una media sonrisa uno de los perdedores de estas autonómicas, Joan Ignaci Pla, curiosamente el único que se atrevió a dar la cara en la reunión para entonar el ‘mea culpa’ no así su compañera Carmen Alboch, que fue una ¡invitada de piedra. Claro que Pla hasta salió contento al recibir el apoyo de Zapatero para que continúe en su puesto hasta la celebración del Congreso ordinario del PSPV, que se celebrará, si no hay sobresaltos, después de las generales.

Ángel Villalba, candidato de Castilla Leon, prefirió callar, y el murciano Pedro Saura –que también han fracasado el 27-M-  ni siquiera asistió al cónclave. Tampoco pudo escucharse la voz del madrileño Rafael Simancas ya que al dimitir de su cargo ya no es miembro del Comité Federal al haber dimitido de su cargo.

Acosta “no más coacciones”

Pero los que si hablaron fueron el líder guerrista, José Acosta, y la concejala electa del PSM, Noelia Martínez,  que no ahorraron críticas hacia la dirección federal por meterse en ‘camisas de once varas’. Acosta lamentó que Simancas haya tomado la decisión de dimitir, con la que no está de acuerdo y  dado que ya hay nombrada una Gestora, pidió que no haya en el futuro “más ingenierías electorales ni coacciones”.

Leguina arremete contra Conde-Pumpido

Pero el que por primera vez habló en un Comité Federal fue el ex presidente de la CAM, Joaquín Leguina, quien después de lamentar con su habitual ‘retranca’ que no le hayan dejado hacer campaña “en los municipios de más de cincuenta habitantes” arremetió también contra la dirección federal del partido por su afán de ‘meter mano’ a las candidaturas en la capital sin dejar participar a la militancia.

Pero lo que más sorprendió de su intervención, sin embargo, fueron sus criticas al Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, por “el gran lío de carácter jurídico que ha organizado con las listas de ANV” y otras polémicas decisiones. Leguina, según algunos de los asistentes, recordó que Conde Pumpido fue “el que condenó a Vera y Barrionuevo sin pruebas”.

Navarra, sin despejar la incógnita

En cuanto a Navarra, sigue el suspense el desenlace aunque tanto Lizarbe como Chivite no cerraron en sus intervenciones la puerta a un pacto tanto con Na-Bai en la Comunidad foral como un acuerdo con UPN. Chivite pidió “sosiego” ya que – dijo- “no es fácil colocar las piezas en su sitio”.

Ambos pidieron “respeto” a la decisión que adopten aunque recordaron que “más del 20% de la población navarra tiene un sentimiento vasquista que no es lo mismo que nacionalista”. Y también ambos exigieron ante el Comité Federal “que nos dejen actuar con responsabilidad e inteligencia pensando en los navarros pero sin perjudicar los intereses electorales del PSOE”.

El presidente del Gobierno terció al final en este delicado tema y, según dijo Blanco, respondió que “no es verdad que solo sea posible un gobierno de Puras con Nafarroa Bai. También es posible un gobierno de Puras ayudado o participado con UPN”, lo que parece abrir otra vía diferente a la que hasta ahora se ha estado  barajando.

También hablaron los catalanes, cuyo portavoz Miquel Iceta, hizo un análisis de la alta abstención registrada en Cataluña achacándola en parte al cansancio ciudadano por  tantas convocatorias seguidas que ha habido en su comunidad autónoma. Otra de las intervenciones  destacadas fue la del ex presidente del Parlamento Europeo y dirigente del PSC, Josep Borrell, quien opinó que una de las asignaturas  pendientes que tiene Cataluña  es “la integración de los inmigrantes”.

Pero, al margen de esto y con la vista puesta en el futuro de  la UE, Borrell pidió a Zapatero que “implique mucho más a España en el desbloqueo de la Constitución Europea, que nuestro país sea parte de la solución” y no se quede rezagada en el debate.

Impulso para el futuro

En la rueda de prensa que ofreció José Blanco como broche final al cónclave destacó el citado “gran apoyo a la política antiterrorista de Zapatero” y “las ganas de ganar la próximas generales” -que fijó sin lugar a dudas en marzo del 2008- que había detectado en todos los dirigentes que habían intervenido.

Según dijo el secretario de Organización del PSOE, el  Comité Federal “ha marcado por donde debemos de caminar en el futuro”, tarea que a partir de ahora  será pilotada por el ministro de Trabajo, Jesus Caldera, para el que hubo aplausos en la reunión. Para preparar ese gran reto el PSOE celebrará una Conferencia Social y otra General Programática una a finales de septiembre y otra en enero del año que viene.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios