www.diariocritico.com

No se ven esfuerzos de EU para detener flujo de armas a nuestro país

Suscita sorpresa que no se haya informado al gobierno de México de “Rápido y Furioso”, realizado en Arizona

Suscita sorpresa que no se haya informado al gobierno de México de “Rápido y Furioso”, realizado en Arizona

Las palabras del presidente estadounidense, Barack Obama, sobre los esfuerzos de su país por detener el flujo ilegal de armas a los cárteles mexicanos, encuentran un choque de credibilidad entre los mexicanos, según medios de prensa que se editan en la ciudad de México, al tiempo de suscitar sorpresa en todos los medios, que no se haya informado al gobierno de nuestro país de la llamada operación “Rápido y Furioso”.

Obama no convence a muchos sobre su respaldo a México, y la afirmación de que Estados Unidos es un aliado genera opiniones encontradas en cuanto a la sinceridad, asegura a Excélsior de este lunes, que hizo una encuesta telefónica nacional asociado con la consultora local BGC.

El 61 por ciento del sondeo consideró falsa la afirmación de Obama acerca de acciones para detener el suministro de armas estadounidenses al crimen organizado, mientras que el 58 por ciento no considera real que en el vecino país se trabaje por cortar el flujo de dinero procedente de las drogas ilegales.

Una catarata de críticas genera en México la noticia de que un alijo de armas de contrabando procedentes de Estados Unidos fueron permitidas por la Oficina para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) de ese país, como parte de una maniobra secreta de la cual no fueron informadas las autoridades.

"Rápido y Furioso", título de una taquillera película de pobre factura, fue el nombre dado a la fracasada operación, en la cual la ATF perdió el control de parte de las mil 765 armas vendidas a presuntos contrabandistas en un lapso de 15 meses.

La reacción oficial en torno al delicado tema se conoció el pasado sábado a través de una breve declaración de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), en la cual asegura que México solicita a sus homólogos "información detallada sobre este asunto".

De igual forma, afirma que "el Gobierno de México seguirá con especial interés las investigaciones anunciadas tanto por la ATF como por el Departamento de Justicia".

"El objetivo de los gobiernos de México y Estados Unidos es detener el tráfico de armas sobre la base del principio de responsabilidad compartida y ambos trabajan para fortalecer la cooperación bilateral en la materia", asegura la nota de la SRE.

Dicho compromiso fue ratificado por los presidentes de México y Estados Unidos durante sus conversaciones el pasado 3 de marzo en Washington.

Rápido y furioso afecta relaciones

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) permitió la venta de más de 1,765 armas a grupos que supuestamente dotaban a los cárteles de drogas en nuestro país, través de la operación “Rápido y Furioso”, planeada en Phoenix, Arizona. La finalidad de esta operación era rastrear estos artefactos para localizar a los narcotraficantes, dijo el agente de esta institución John Dodson a la cadena CBS.

Este agente refirió a la organización periodística sin fines de lucro Center for Public Integrity, que estas armas” “se van a convertir en delitos en ambos lados de la frontera" y externó que con el número de estos artefactos que se permitieron pasar, nunca vamos a saber cuántas personas fueron asesinadas, violadas, robadas... no hay nada que podamos hacer para reunir a las armas. Se han ido.”

El operativo se puso en marcha luego de que la ATF buscara una nueva estrategia para desmantelar a las células más fuertes del crimen organizado y narcotráfico.

En octubre del 2009 inició bajo la autorización de la ATF y durante 15 meses se liberaron 1,998 armas de las cuales 233 fueron adquiridas por sospechosos y 797 fueron recuperadas. A la fecha más de 1,500 artefactos han sido compradas desde entonces con un valor que sobrepasa el millón de dólares.

“No ha pasado nada, estamos monitoreando a los mismos compradores, comprando las mismas armas a los mismos vendedores, con igual tasa de crecimiento pero no estamos deteniendo a ninguno de ellos”, dijo Dodson.

De acuerdo con el Center for Public Integrity el senador republicano Charles Grassley, quien coordina la presentación de pruebas en contra de este operativo dijo que en diciembre pasado dos armas recuperadas del asesinato del agente de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, Brian Ferry, formaron parte del conjunto liberado por “Rápido y Furioso”.

“Cuando nos fijamos en la complejidad de las organizaciones y en su operación en la frontera de México, el estar tratando con el comprador más bajo en la jerarquía, esto no te lleva a encontrar al que se encuentra hasta arriba, al organizador, ni a las personas clave para terminar con estas bandas”, argumentó Mark Chait, asistente director de operaciones de campo de la ATF a este Centro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios