www.diariocritico.com

La dimisión de Pizarro ha sido para el presidente andaluz "una decisión equivocada en un momento inadecuado"

Griñán: 'No tengo conciencia de fin de ciclo'

Griñán: "No tengo conciencia de fin de ciclo"

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha asegurado que "no tengo conciencia de fin de ciclo" en Andalucía,  y es que ha vivido "momentos más duros" de los que vive ahora y está "convencido de que vamos a ganar".    En una entrevista en El País, recogida por Europa Press, Griñán se ha mostrado convencido de que "muchas encuestas quieren robarnos la voluntad y nosotros tenemos la voluntad de ganar las encuestas" tal y como "lo hemos hecho siempre".    En cuanto al caso de las irregularidades detectadas en los expedientes de regulación de empleo (ERE) incentivados por la Junta, el presidente andaluz ha aseverado que la Junta no los detecto porque "hay muchísimos fraudes que no se detectan", si bien "cuando detectamos las irregularidades, las denunciamos a la juez".    Asimismo, la advertencia de Intervención de que el fondo de los ERE prescindía "de forma total y absoluta del procedimiento administrativo establecido", según el también secretario general del PSOE-A, es una conclusión que está dentro de "un informe largo y no vinculante que da lugar a expedientes que tiene que contradecir la dirección general, que hizo las alegaciones correspondientes", añadiendo que "Empleo y la Intervención tenían posiciones contradictorias", y es que dice de manera "tajante" que, cuando era consejero de Economía y Hacienda, no conocía qué ocurría en Empleo con esos informes.    Entretanto, y ante la petición de la juez que lleva el caso, Mercedes Alaya, de las actas del Consejo de Gobierno de inmediato porque "temía que fueran alteradas", Griñán ha recordado que "no existen precedentes en la Junta que permita mantener una opinión como esa", hecho que ha considerado de "una acusación muy grave" aunque "lo que tenga que decir, se lo dirá el Gobierno jurídicamente". "DECISIÓN EQUIVOCADA EN UN MOMENTO INADECUADO"    En otro orden de cosas, en cuanto a la dimisión del ya ex consejero de Gobernación y Justicia Luis Pizarro propiciada por la destitución de Gabriel Almagro al frente de la Delegación del Gobierno en Cádiz, el presidente andaluz ha considerado que es "una decisión equivocada en un momento inadecuado".    En este sentido, ha aseverado que "las decisiones de un secretario general y de un presidente de la Junta no se han discutido nunca, nunca. En los nombramientos de la Junta no debe interferir el partido". En este punto, Griñán ve "inconcebible" la justificación de Pizarro, porque "el presidente del Gobierno tiene plenas facultades para nombrar a los delegados del Gobierno". CONFIANZA EN CHAVES    A juicio del presidente de la Junta, el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial y Administración Pública, Manuel Chaves, "está siendo utilizado por alguna gente como paraguas para sus intereses particulares. No tengo por qué desconfiar de lo que hablamos y siempre me ha manifestado su apoyo".    Mientras, y preguntado por el caso de la alcaldesa de Jerez de la Frontera (Cádiz), Pilar Sánchez, ha recordado que Chaves "se ha desmarcado del error que pudo cometer al estar en el almuerzo en donde se habló esto" ya que "tenían que habérmelo comunicado". "Chaves me ha dicho, y no tengo por qué no creerle, que le dijo al secretario general de Cádiz que yo tenía que estar informado", explica.    Del mismo modo, ha negado conocer si el hijo de Chaves, Iván Chaves, ha tenido reuniones con cajas, defendiendo igualmente que sus actuaciones "no han tenido repercusión en decisiones de la Junta".    Por otro lado, ha defendido que el PSOE es un partido "vivo y democrático" y que está "acostumbrado al diálogo y a la crítica", pero ahora, cerca de las elecciones, "no se deben tomar decisiones que perjudiquen al PSOE". "Cuando uno está mucho tiempo, es muy difícil irse", señala en la entrevista recogida por Europa Press al ser preguntado por las tensiones entre él y su sucesor. ELECCIONES MUNICIPALES    Frente a las próximas elecciones municipales que se celebran el 22 de mayo, Griñán ha dicho que no quiere a su lado "a nadie que trate de administrar una derrota, que no se va a producir, porque no me fallaría a mí o al PSOE, sino que fallaría a nuestros votantes". Mientras, no se replantea su candidatura en las autonómicas de 2012 ya que "estoy dispuesto a ser el candidato, pero vamos a respetar la democracia interna. Si el partido me lo propone, seré el candidato y presidente en 2012". "Aquí lo que nunca se aceptaría es que una persona que ha perdido tres veces sea candidato", ha criticado.    En otro orden de cosas, y tras el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no se presentará como candidato del PSOE en las próximas elecciones generales, José Antonio Griñán ha reiterado el apoyo de la sección andaluza, al tiempo que, respecto a su sucesión, considera que "no hemos llegado a ese río todavía. Lo que me preocupa ahora mismo es la crisis de Portugal, tener un presidente del Gobierno en el puesto de mando y afrontar las municipales".    El PSOE debe ahora "propiciar un debate abierto, mantener la cohesión y la unidad, que los enfrentamientos solo sean de ideas y que no se perturbe el orden normal del partido", considera el socialista andaluz. "Si hay primarias, que las haya de verdad, con todas sus consecuencias", insiste ante las posibles candidaturas a la sucesión.    Por último, añade que la agrupación andaluza tiene el "apoyo total" de la dirección federal del PSOE. "Se ha considerado un error la dimisión de Pizarro. Y está convencida de que en Andalucía hay mucho ruido del PP, que trata de impedir que se vea la acción del gobierno y ocultar su falta de programa y sus intenciones en temas como el copago sanitario, la dependencia o los libros de texto gratis", concluye.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios