www.diariocritico.com

Deberá enfrentar a Belgrano

River deberá jugarse su historia en una dramática promoción

River deberá jugarse su historia en una dramática promoción

A pesar de todas las especulaciones River no aprovechó la oportunidad de depender de sí mismo, y en otra actuación decepcionante perdió como local contra Lanús por 2 a 1, y el triunfo de Olimpo ante Quilmes lo condenó a jugar la promoción contra Belgrano para tratar de permanecer en la categoría.
Con un público fiel que creía en el milagro y ante un Lanús que llegaba al Monumental desmotivado tras perder ante Argentinos las posibilidades de pelear por el campeonato, River se jugaba la posibilidad de esquivar la promoción que lo atormentó durante estos últimos meses. Pero esta presión fue mucha para un plantel que demostró no estar a la altura de las circunstancias, y, una vez exhibió un flojísimo rendimiento ante una oportunidad única, por lo que el resultado terminó siendo un reflejo de lo que ocurrió durante este último tramo del campeonato: derrota, desazón y a rezar para que ante Belgrano aparezcan milagrosamente los goles que escasearon durante el certamen. En esos dos factores se puede sintetizar este momento del equipo de Nuñez: presión ante la dramática situación y esquemas defensivos que a su vez generaron -para adentro y para afuera- el temor por un promedio que finalmente lo condenó a jugar la promoción. Del partido en sí, la historia fue como se preveía. Lanús jugando de contra, con la desesperación de River de conseguir los tres puntos, y los de J.J yendo sin ideas en busca conseguir algún gol -algo poco probable ya que terminó con solo quince conquistas- Silvio Romero, a los 30 minutos del primer tiempo fe el encargado de poner el primer “mazazo“ en Nuñez, que, solo tuvo su momento de felicidad cuando a los tres minutos de la segunda etapa Erick Lamela en una confusa jugada concretó la provisoria igualdad, pero cuando todo era angustia en la espera de un milagro apareció Leandro Díaz, a segundos del cierre del partido para decretar el dos a uno definitivo para Lanús. La angustiosa victoria de Olimpo ante Quilmes decretó este triste final de campeonato para River, que, por más que supere a Belgrano en la promoción, no podrá sacarse esta mancha negra de su rica historia. Con el resultado puesto la gente explotó. Ya sin su presidente Daniel Passarella -que se retiró del estadio antes de la finalización del juego- los destinatarios de los insultos fueron los jugadores y el director técnico, quienes deberán reponerse anímicamente para la serie ante un Belgrano que llega entonado tras su gran semestre. Hasta el día de hoy solo tres equipos no han descendido en el fútbol argentino. Ellos son Independiente, Boca y River. Habrá que ver si el Millonario pone en el campo de juego sus pergaminos y logra seguir  perteneciendo a esta elite, o, por el contrario pasará por el martirio del Nacional B. De acá a una semana lo sabremos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios