www.diariocritico.com

Casi dos horas de 'cara a cara' con más confrontación de la esperada

Rubalcaba no consiguió sus expectativas: Rajoy se afianza

martes 08 de noviembre de 2011, 00:23h
El insoportable peso de las encuestas se ha hecho notar en el único debate electoral que Rubalcaba y Rajoy han mantenido en directo en la noche de este lunes. Rubalcaba salió como perdedor, se mostró agresivo y sacó la imagen del 'doberman' que tan pésimos resultados le dio a Felipe González en 1996. Pero se encontró con un Rajoy que -esta vez sí- llevaba muy bien preparado el debate, no cayó en las trampas que le tendió Rubalcaba y ofreció una imagen de fiabilidad y de credibilidad no lograda en anteriores ediciones. Rubalcaba no consiguió lo que se proponía y no parece que las encuestas varíen en intención de voto tras este debate que el candidato socialista no ha logrado ganar.

>Todos los comentarios> | Debate alternativo del 15-M, AQUÍ>
> Especial elecciones 20-N> | Así fue el debate minuto a minuto
En las dos horas del único debate electoral en directo en el Palacio de Congresos de Madrid se ha podido ver a un Mariano Rajoy más seguro de sí mismo que a lo que nos tiene acostumbrados en debates anteriores. Tranquilo, sereno, con apariencia de muchas tablas -al menos, apariencia- y mayor dominio de la situación. La imagen, impecable, muy cuidada por su equipo de maquillaje y, desde luego, de telegenia. Los gestos estudiados, y sin perder nunca la calma.

En el otro lado de la mesa, a la izquierda de la pantalla del espectador, a Alfredo Pérez Rubalcaba se le notó nervioso en según qué momentos, muy agresivo, con formas descuidadas -él, que suele escuchar primero y responder contundentemente después- interrumpió constantemente a su oponente. Y en cuanto a la imagen, la labor de sus maquilladores no pudo impedir que se pudieran apreciar según qué momentos inflamadas las venas en las sienes.

Rubalcaba intentó por momentos atacar la gestión del gobierno de Aznar -al que no citó ni una vez-, descalificando así de entrada los supuestos 'logros' de los que previsiblemente le podría hablar Rajoy respecto de la 'buena gestión' en el periodo 1996-2004. Usó una táctica ya antigua y ensayada por Felipe González en 1996, como es la de que 'cuidado con la derecha que si viene peligran las pensiones, la educación y la sanidad pública'.

Pero fracasó el candidato socialista en su objetivo: no convenció con sus acusaciones, que no pudo probar, sobre el supuesto 'programa oculto' del PP; le salió el tiro por la culata en cuanto a las pensiones -fácil lo tuvo Rajoy, recordando sólo que fue él, Rubalcaba en el Gobierno de Zapatero, el que ha congelado las pensiones por primera vez en la historia de España-, y su insistencia sobre que Rajoy va a suprimir o recortar las prestaciones por desempleo se le volvió en contra ante las respuestas contundentes de Rajoy.

Rajoy llevaba aprendidas las lecciones: "Los únicos que han aportado dinero a los bancos han sido ustedes, no lo olviden", les dijo, por ejemplo, frente a las acusaciones de que ayudarán a los bancos; o con un facilón y contundente: "Ahora nos viene prometiendo una serie de cosas, pero, oiga, ¿por qué no las hizo antes? ¿Es que se les ha ocurrido ahora?", sobre la gestión de Rubalcaba durante todo el Gobierno de Zapatero, cuya gestión, según Rajoy, es evidente: cinco millones de parados.

Los dos candidatos han usado la táctica manida del "usted miente", pero en honor de la verdad fue Rubalcaba quien lo inició. Y fue Rubalcaba el que habló más veces -consiguió ahí hacer su mensaje principal- que en estas elecciones nos jugamos el futuro de España entre dos modelos muy distintos: el suyo y el del PP, que, según él, es antisocial y el de los recortes. Pero Rajoy estaba preparado:

"Usted miente y lo que está dejando caer aquí es una insidia", le dijo. "Yo no voy a modificar el seguro de desempleo, los que lo han hecho han sido ustedes", que además "permitieron que los contratos temporales puedan duran toda la vida".

Fue Rajoy, claro, el que habló más de las enormes cifras de desempleo, como era de esperar. El tema del paro lo sacó a colación al menos en diez ocasiones a lo largo del debate. Rubalcaba lo sacó en tres, para reconocer que, efectivamente, la situación es muy difícil, pero que "sé que la situación es muy complicada y no tengo solución para solucionar los problemas, pero no me echo para atrás, no me arrugo".

Y fue Rajoy, claro, el que uso la baza de la incapacidad del Gobierno del que hasta hace unos meses formó parte el propio Rubalcaba: lo hizo hasta en seis ocasiones contabilizadas. En esos puntos, Rubalcaba no entró al trapo, respondiendo con el consabido contraataque de los recortes sociales que supuestamente están contenido en el también supuesto programa oculto del PP: "Yo le digo lo que va a pasar: usted va a cambiar el sistema de prestaciones por desempleo... Yo creo que va a ser así". Pero la respuesta fue también contundente: "Le repito por última vez que yo no voy a reducir las prestaciones de desempleo, tal y como y ustedes han hecho".

Consiguió Rubalcaba, no obstante, un tanto al reconocer Rajoy que no se sabía de memoria su programa. Un fallo del líder del PP, sin duda, que ante la trampa de preguntarle 'qué pone en la página 116, párrafo tal...' podía haberse evadido con facilidad. No estuvo hábil. Pero tampoco lo estuvo Rajoy cuando fue cogido en flagrante mentira con respecto a unas supuestas declaraciones de Rajoy a un diario argentino.

En resumen, este debate le ha servido a Rubalcaba para avisar que hay dos modelos y que no es buena la abstención en la izquierda. "Con la abstención no se resuelven las diferencias", dijo al final de su intervención, por lo que "les pido la confianza: hay dos posibles gobiernos. Yo creo que podemos salir todos de la crisis y hacerlo juntos".

A Rajoy le ha servido para alejar fantasmas sobre supuestos 'programas ocultos', ofrecer una imagen de seriedad y serenidad y, sobre todo, de consistencia para la difícil crisis que atravesamos. Es difícil precisar quién ganó claramente el debate: pero Rubalcaba no logró lo que pretendía. Las encuestas siguen igual.


Lea también:
> Así fue el debate minuto a minuto | Debate alternativo del 15-M>>
> Especial elecciones 20-N>Los mejores vídeos de resumen>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    443 | cristina - 09/11/2011 @ 13:38:00 (GMT+1)
    Se está acabando por fin la era de Rubalcaba, el político más maquiavélico de Europa.
    424 | erpeetas - 08/11/2011 @ 10:32:05 (GMT+1)
    rubalcaba erró la estrategia,parecia una entrevista a rajoy,por momentos dió la sensacion que el presidente era rajoy y el aspirante rubalcaba,muy mal rubalcaba y muy mal campo vidal permitiendo a rubalcaba las interrupciones a rajoy,estos debates no sirven para nada estan muy encorsetados ni se habló del gurtel ni del caso blanco ni de los perroflautas del 15m ahora ocupas ni de la politizacion de la justicia
    422 | Laura - 08/11/2011 @ 10:32:04 (GMT+1)
    El mejor titular que he leído en la prensa nacional.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.