www.diariocritico.com

Rechaza una propuesta de Compromís que así lo solicitaba

El PP no quitará a Camps los privilegios de ser expresidente valenciano incluso si es condenado

El PP no quitará a Camps los privilegios de ser expresidente valenciano incluso si es condenado

El PP en las Corts ha rechazado la propuesta de Compromís de modificar el estatuto de los expresidentes de la Generalitat para que a estos se les retiren las prerrogativas en caso de que sean condenados por sentencia firme por un delito contra la administración pública. La coalición ha llevado esta iniciativa al parlamento autonómico a raíz de que el exjefe del Consell, Francisco Camps, vaya a ser juzgado por el conocido como 'caso de los trajes' dentro del 'caso Gürtel'.

La iniciativa rechazada también solicitaba que las prerrogativas --coche oficial y chofer, un sueldo de 57.000 euros al año, despacho y dos asesores personales-- cesaran en caso de que el expresidente accediera a funciones de asesor de una empresa privada o pública -a excepción de una empresa familiar o propia--. Igualmente, reclamaba que tampoco se pudiera compatibilizar la función de consejero del Consell Jurídic Consultiu (CJC) con la empresa privada.

La portavoz adjunta de Compromís, Mónica Oltra, ha defendido esta proposición de ley y se ha preguntado cómo el PP vota por que "los delincuentes tengan prerrogativas" y cómo explicarán a los valencianos esta situación en caso de que Camps sea declarado culpable". Además, ha declarado que no cuestionan las prerrogativas a los presidentes honrados, pero sí a los "deshonrados".

Por su parte, la portavoz adjunta de PSPV, Cristina Moreno, ha lamentado que el voto en contra del PP a esta propuesta "significa que algunos siguen aplaudiendo la corrupción". En esta línea, ha afirmado que el texto de Compromís podría llamarse "claúsula Camps 2" porque "en él seguro estaba pensándose cuando se redactó".

Frente a esta iniciativa, el Consell ha expuesto su criterio desfavorable --muy criticado por la oposición-- basándose en el "apoyo mayoritario" a la ley obtenido por la Cámara en 2002 -respaldado por PP y PSPV--. También ha explicado que estas prerrogativas se otorgan por las "altas funciones" que en su día ejercieron con "seguridad, dignidad y decoro".
Además, el Gobierno valenciano argumenta que las sanciones por delito o falta ya se encuentran "debidamente reguladas" en el Código Penal y que la "introducción de un mecanismo de retirada automática" de las prerrogativas "sin tener en cuenta otro tipo de consideraciones, podría dar lugar a situaciones difícilmente previsibles en la práctica".
En esta línea, el diputado del PP José Marí Olano ha alegado que la propuesta de Compromís está "presidida por un criterio de desconfianza y sospecha" hacia los expresidentes y presentada por motivos de "oportunismo político, venganza, sectarismo y derrotismo".

Marí Olano ha defendido que el TC señala que este estatuto supone un "reconocimiento del pueblo" a quien ha gobernado y permite que los expresidentes "puedan seguir aportando" su conocimiento en "beneficio del pueblo". Además, ha opinado que "este apoyo (a los expresidentes) no es un privilegio sino un reconocimiento".
De esta manera, no considera que sea excesivas las prerrogativas y asegura que "carece de sentido" que se le impida asesorar una empresa y que forme parte del Consell Jurídic Consultiu (CJC) porque tienen "voz pero no voto".

La diputada de Compromís Mónica Oltra, por su parte, considera que la exposición del Consell es una "bazofia" y "deja en indefensión" a la democracia. Además, ha cuestionado el apoyo que recibió la ley en 2002, porque "ni se imaginaban" la situación actual de Camps y el "festival de luz y color" que hay en la Comunitat, ha comentado irónicamente.
Oltra ha asegurado que "no es comprensible" que un "delincuente" con sentencia firme disfrute de prerrogativas y, en este sentido, ha recordado que el vicepresidente del Consell Víctor Campos ya está considerado como un "delincuente" pero sigue disponiendo de los "privilegios" de un exconseller. Eso es porque en el PP "confunden privilegios con derechos", ha apostillado.

"Aforado y ausente"

Por su parte, la socialista Cristina Moreno, ha argumentado que en 2002 prestaron su apoyo a la ley del Estatuto de los Expresidentes porque este asunto "debe estar reglado" pero en aquel momento "no imaginábamos que un delincuente fuera a recibir estas prerrogativas", ha dicho. Así, ha señalado que Camps "es presuntamente culpable" en la actualidad pero también es un "diputado aforado y ausente".

De la misma manera, la diputada de EUPV Marina Albiol, se ha mostrado en contra de los "privilegios" a los expresidentes porque les sitúan "lejos de quienes dicen que representan". Así, ha comparado las pensiones de los trabajadores corrientes con los de un expresidente de la Generalitat que se acoge a esos "privilegios".
"Parece que iguales no somos todos", ha apostillado Albiol, que ha pedido la "derogación" de este estatuto y ha anunciado que su grupo ha presentado ya una iniciativa al respecto, para su debate en las Corts.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios