www.diariocritico.com

Posible refuerzo a CiU, aunque inocuo

El PSC se rompe y abre un camino a un PSOE de Cataluña

El PSC se rompe y abre un camino a un PSOE de Cataluña

> El llamado 'sector catalanista' saca de nuevo la cabeza y se encara

viernes 09 de diciembre de 2011, 08:47h
El monolitismo 'aparatchik' que parecía promover el PSC de cara al próximo congreso que debe iniciar el 16 de diciembre parece romperse. Hasta ahora, los diversos movimientos que se han observado en el seno del partido parecían, como tantas otras veces, fuego de virutas (traducción de una expresión catalana, 'foc d'encenalls', que se equipararía al 'mucho ruido para pocas nueces' español). Porque, si bien en la antesala y al albur de las últimas y recientes debacles, crecía la sensación de que la cita que se inicia el próximo viernes iba a ser algo más que una representación del 'lampedusianismo', con el devenir del tiempo, de nuevo las esperanzas se resquebrajaban.
Movimientos estratégicos para volver al punto de partida: La incógnita Iceta -dando por sentado que si alguien representa a ese aparato en el cuál "¿hay alguien más aparato que yo?", ese es él-, en el fondo, no quitaba que la posible renuncia del actual vicesecretario en favor del alcalde de Terrassa, Pere Navarro, fuera un 'más de lo mismo' como se han atrevido a denunciar, incluso, conspicuos socialistas catalanes. Y en este entramado, atado y bien atado, parecía que debían caer todos los socialistas catalanes como moscas.

Pero, hete aquí, que el -¡ojo!- llamado 'sector catalanista' saca de nuevo la cabecita y se encara, con la ex consellera de Salud, Marina Geli, y su homólogo en Educación, Ernest Maragall, en la proa para definirse por Àngel Ros: ese candidato que quiere marcar distancias con el socialismo español y acercarse a los postulados de Josep Pallach, histórico fundador del PSC previo a la metida de narices uniformizadoras de Alfonso Guerra. Tal vez, según como vaya las cosas, el PSC vuelva a esos orígenes 'setenteros': con lo cuál no es descartable, tampoco, la oposición de un PSOE catalán. Por ahora, no obstante, mejor no preguntar. Todos negarán la mayor en defensa de una unidad como mínimo dudosa.

Y, a todo esto y con el río revuelto, toma forma la especulación habida del provecho que pueda sacar CiU de la situación. Evidentemente, y acabe como acabe el congreso socialista, las aguas en el partido estarán movidas. Y es así como algunos de sus diputados en el Congreso pueden pasar al Grupo Mixto, de forma y manera que se desligarán de la disciplina de partido. Así, al margen de los movimientos de ERC y del diputado no adscrito, por Democràcia Catalana, Joan Laporta -la suma de estas opciones da mayorías absolutas a CiU: y los primeros aún juegan a las reticencias mientras el segundo ya se ha ofrecido abiertamente en ocasiones-, al partido que apoya al Gobierno catalán se le abren nuevas posibilidades de mayorías. Más allá del PP. Pero, en realidad y más allá de las especulaciones de ciertos analistas, estas serían prácticamente inocuas porque no variarán la actual correlación de fuerzas en el Parlament.

A bote pronto, y especulando con que los dos adalides de Ros pudieran llegar a dar el paso -la secretaria segunda de la Mesa del hemiciclo catalán, Montserrat Tura (catalanista que también podría sumarse al sector díscolo), no cuenta por doble razón: su cargo actual conlleva una cierta imparcialidad y, además, siempre está en el horizonte su candidatura a presidir la Generalitat, precisamente contra el actual president, Artur Mas-, esa garantía tampoco sumaría 'per se' mayoría absoluta de CiU. Ni con Tura. De hecho, más allá de estos tres hipotéticos escaños, observando los perfiles socialistas del hemiciclo catalán, poco más seguimiento parece que pueda tener la disensión: el resto tienden a esa línea oficialista que puede llegar a devenir PSOE en Cataluña.

Sea como fuere en definitiva, la realidad es que, este jueves, los diputados del PSC en el Parlament y ex consellers Ernest Maragall y Marina Geli han firmado un manifiesto de apoyo a la candidatura del alcalde de Lleida, Àngel Ros, a la Primera Secretaría del partido. El texto concluye que Ros representa "la expresión de cambio, la esperanza, y la visión optimista y de responsabilidad ante las dificultades" de los socialistas. El manifiesto puede consultarse en la página web destinada a tal efecto, habilitada este miércoles para promover la candidatura de Ros, y que incluye una conferencia pronunciada en la Universitat de Barcelona (UB) y sus últimos comentarios en Twitter.


Lea más en: Diariocrítico de Catalunya>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios