www.diariocritico.com

Santamaría responde así al desafío de Felip Puig con los Mossos d'Esquadra

El Gobierno insta a la Generalitat a ocuparse de las ratas y chinches en sus prisiones

El Gobierno insta a la Generalitat a ocuparse de las ratas y chinches en sus prisiones

- La vicepresidenta, contra el pacto soberanista Mas-Ukullu: serán responsables de lo que ocurra

viernes 19 de octubre de 2012, 16:56h
Contundente respuesta de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, que hizo una llamada a los Mossos d'Esquadra para saltarse la Constitución en un 'ilegal' proceso soberanista: que Puig se ocupe de sus cosas, porque "luego pasa que te crecen los chinches y las ratas en la prisión Modelo de Barcelona". Lástima que la vicepresidenta no haya sido igual de contundente a la hora de responder a la 'boutade' del director general de la Policía, que quiere prohibir que se grabe a los antidisturbios cuando reparten leña en las manifestaciones.
Casi por primera vez desde que utiliza el 'púlpito' de la portavocía, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reaccionado con absoluta contundencia contra los planes separatistas de Artur Mas, en Cataluña, y de Iñigo Urkullu, en Euskadi, auxiliados ambos por la utilización que el conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña quiere hacer de los Mossos d'Esquadra como fuerza armada para hacer un referéndum ilegal.

Sáenz de Santamaría, aprovechando varias preguntas al respecto tras el Consejo de Ministros, ha dicho que la deriva del debate soberanista que puede surgir de una alianza independentista entre el líder del PNV, Iñigo Urkullu, y el presidente de la Generalitat, Artur Mas, puede ser muy grave, y que "si el debate soberanista se va de las manos se irá de las suyas".

Por si había alguna duda, Sáenz de Santamaría ha insistido una vez más: "La obligación del Gobierno es cumplir y hacer cumplir la Constitución", la cual reconoce la unidad de España. Y ha acusado la vicepresidenta a Urkullu y Mas de que "están a lo suyo", advirtiéndoles que "cuando uno se aparta de la preocupación general, la economía y el empleo, se aparta de los procesos de integración, va a la contra del mundo", y que "tendrán que explicar por qué su prioridad no es la economía y el empleo".

Frente al pacto soberanista aparentemente suscrito por Urkullu y Mas (según ha reconocido el propio Urkullu en una entrevista publicada este viernes), la vicepresidenta ha vuelto a decirles que Urkullu y Mas "no pueden hablar en nombre de esas comunidades autónomas" porque "hay muchos ciudadanos, una inmensa mayoría, según las encuestas, que se sienten catalanes y españoles y vascos y españoles", por lo que "en momentos de dificultad económica la estabilidad política es importante y sobre todo no confundir las prioridades".

Abundó aún más la vicepresidenta, afirmando que "el presidente del Gobierno ya le indicó a. señor Artur Mas dónde está el Gobierno de España", un gobierno que, según ella, "habla con todos, pero su marco es la Constitución. Dentro de la Constitución, se habla, y fuera de eso tendrán que explicar otros cuál es su idea política".

Que Puig se ocupe de los chinches y las ratas en las prisiones catalanas

Si la vicepresidenta actuó de forma contundente con Urkullu y Mas, contra el conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Felip Puig, casi estalló: los Mossos d'Esquadra "tienen clara su obligación", ya que "los propios Mossos han puesto de manifiesto que su función es cumplir y hacer cumplir la ley". Puig, que es responsable de la policía autonómica catalana, había dicho que, en caso de conflicto por la independencia, los Mossos estarían "al servicio" del Gobierno catalán.

Santamaría lamentó estas declaraciones del conseller catalán y le respondió que "su obligación es defender los derechos de los ciudadanos en el marco constitucional, porque para eso juró el cargo" y no desviarse de sus funciones "porque luego pasa que te crecen las chinches y las ratas en la prisión Modelo de Barcelona".

[Unas horas antes, Justicia de la Generalitat de Cataluña había admitido que en los últimos meses se han detectado casos aislados de presencia de chinches y ratas en la cárcel, aunque se han combatido mediante los correspondientes protocolos de desinfección].

Sáenz de Santamaría siguió con su contundencia contra Puig: "Yo le pido al conejero de Interior que cumpla con sus obligaciones" y le advirtió que el Gobierno hará cumplir la Constitución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios