www.diariocritico.com

Generalitat de Cataluña

El futbolista del FC Barcelona, Leo Messi recibió este jueves la Creu de Sant Jordi, una alta condecoración otorgada por el Gobierno catalán por su "fabulosa trayectoria deportiva" y la labor filantrópica de su fundación. Durante el acto, los presentes en el escenario comenzaron a corear 'Libertad, presos políticos' entre aplausos, mientras Messi permanecía quieto y en silencio.

La Generalitat y algunos ayuntamientos catalanes intentan sortear la orden de la Junta Electoral de retirada de lazos amarillos y "símbolos partidistas" de los edificios públicos. El presidente catalán Quim Torra ha decidido burlar el requerimiento cambiando el lazo amarillo por un blanco en la pancarta que reza. 'Libertad Presos Políticos y Exiliados'. El Consistorio de Port de la Selva en Girona ha optado por cambiar el lema por 'libertad peces pacíficos' junto a un lazo azul.

El Govern de la Generalitat se prepara para cambios de calado ante la inminente salida de dos de sus importantes conselleras, pero sobre el aire sobrevuela la posibilidad de que la 'tormenta' pudiera llegar a arrastrar al mismo president Quim Torra si se le llegara a inhabilitar por negarse a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos como le exige la Junta Electoral Central.

La segunda reunión entre el Gobierno y la Generalitat, celebrada el viernes en Barcelona, terminó con avances, según fuentes de Moncloa. En un comunicado conjunto ambas partes se comprometieron a seguir avanzando en la composición de "una mesa de diálogo político de partidos". Durante dos horas, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y los representantes de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès y Elsa Artadi, vicepresidente y portavoz autonómicos, respectivamente, mantuvieron una reunión, tras la que ambos Gobiernos coincidieron en señalar que se produjo un diálogo "constructivo".

Las pancartas en favor de los presos catalanes y los lazos -amarillos y blancos- han sido retirados de los edificios oficiales de la Generalitat. Sin embargo, la 'guerra de símbolos' no cesa. El president Quim Torra ha anunciado ya que presentará una querella por prevaricación contra la Junta Electoral Central, y ha decidido desplegar en el Palau de la Generalitat una pancarta por "la libertad de opinión y expresión" en rechazo a la prohibición.

La Generalitat ha sorteado la orden de retirar los símbolos políticos de los edificios oficiales de cara a las elecciones con una sustitución de los lazos amarillos en favor de los políticos catalanes presos por otros en blanco que denuncian la censura de la libertad de expresión junto al mismo lema: 'Libertad Presos Políticos y Exiliados'.

El diálogo sobre el futuro de Cataluña entre el Gobierno y la Generalitat en relación a la configuración de una mesa de partidos saltó por los aires el pasado 8 de febrero. Sin embargo, desde entonces ambas administraciones han mantenido tres reuniones bilaterales con otros asuntos sobre la mesa y no se descartan más contactos.

Las protestas contra los recortes vuelven a marcar la jornada en Cataluña. Miles de personas de distintos colectivos -profesores, estudiantes, personal sanitario y funcionarios públicos- tomaron las calles de Barcelona y llegaron hasta el Parlament, donde un día antes se vivieron escenas de tensión entre los Mossos d’Esquadra y los bomberos y médicos que trataron de llegar hasta la cámara catalana.