www.diariocritico.com

La entidad ha celebrado en Toledo su asamblea anual

Andrés Gómez Mora califica de "contundente y saneado" el balance del primer año de Caja Rural de Castilla-La Mancha

sábado 20 de abril de 2013, 09:40h

Los más de 60.000 socios de Caja Rural de Castilla-La Mancha en Asamblea General Ordinaria en Toledo, aprobaron por unanimidad el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales del ejercicio 2012, que suponen, según la entidad, "un buen año para la Caja".


  • Diariocrítico de Castilla-La Mancha


  • Diariocrítico de Castilla-La Mancha

Caja Rural Castilla-La Mancha asegura que ha vivido un "crecimiento imparable" con "solvencia, seriedad y paso firme, gracias a unas dotaciones y reservas que la hacen fuerte y garantizan su futuro y la seguridad de los ahorros de sus socios y clientes frente a cualquier escenario económico, por muy adverso que sea".

Así lo aseguraron el presidente de la entidad financiera, Andrés Gómez Mora, y su director general, Víctor Manuel Martín López, en la Asamblea General Ordinaria que reunió en el Auditorio de su sede social de Toledo a más de 2.000 personas entre delegados, socios, clientes, empleados, autoridades y representantes del tejido financiero, económico y social.

Los más de 60.000 socios representados en la Asamblea -órgano supremo de expresión de la voluntad social de Caja Rural Castilla-La Mancha y principal acontecimiento anual de la cooperativa de crédito- aprobaron por unanimidad el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales del ejercicio 2012, que arrojan unos resultados de 3.247 euros.

A la asamblea asistió el consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, a quien el presidente y el director general de Caja Rural Castilla-La Mancha visitaron recientemente para entregarle la Memoria Anual de la entidad.

Primer año de Caja Rural de Castilla-La Mancha

Gómez Mora explicó en su informe que en el primer año bajo la denominación social de Caja Rural Castilla-La Mancha, la entidad tuvo una evolución "enormemente positiva", presentando en 2012 un balance "contundente y saneado" frente al escenario de contracción económica que ha supuesto un descenso del consumo y un aletargamiento de la inversión.

El presidente de Caja Rural Castilla-La Mancha enfatizó el cumplimiento de los dos Reales Decretos de reestructuración financiera y la consecución de un ratio de morosidad "inédito" del 2,76%, ocho puntos porcentuales por debajo de la media del sistema financiero español, que fue del 10,44%, gracias a una "excelente" gestión del crédito y un trabajo de recuperación "encomiable".

Gómez Mora añadió su satisfacción por la consolidación del Plan de Expansión emprendido por Caja Rural Castilla-La Mancha a mediados de 2011 en las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, recibiendo una "magnífica acogida" en las localidades donde la cooperativa de crédito ha abierto nuevas oficinas y agencias financieras.

 "Los ciudadanos confían en nosotros de manera exponencial porque somos de la tierra, porque puede dormir tranquilo quien tiene sus ahorros en nuestra entidad y porque tenemos a un personal joven y cualificado, lleno de energía y vocación de servicio al frente de los nuevos establecimientos", manifestó.

Apoyo al tejido productivo

El presidente recordó que además de entidad financiera, Caja Rural Castilla-La Mancha es una cooperativa de crédito con una importante función social que cumplir, y que en 2012 se ha seguido materializando, a través de la Caja y su Fundación, en el compromiso con el sector agrario y cooperativo, con los empresarios, con las Administraciones, con el comercio, con las asociaciones, con las familias, con los particulares y con las personas que menos recursos tienen. "Nuestra responsabilidad a este respecto sigue siendo prioritaria", aseguró.

Por último, dio la enhorabuena al director general por su primer año completo en el cargo desempeñando un "buen trabajo" y sabiendo trasladar su ilusión por la Caja al resto de la plantilla, algo que consideró fundamental en una empresa.

Gómez Mora agradeció a socios y clientes la confianza depositada en un proyecto "que nos sirve de motivación para incrementar la calidad de nuestro servicio y mejorar día a día". "Tenemos claro lo que queremos y hacia dónde deseamos ir. Contando con su apoyo no les defraudaremos, y entre todos  seguiremos configurando una entidad líder, fuerte y responsable. Una institución ejemplar que recibe generales elogios, no sólo por nuestro balance anual, sino también por contribuir de manera decisiva al desarrollo de nuestro territorio".

"Un buen año para la Caja"

En similares términos se pronunció ante la Asamblea el director general, quien se mostró "plenamente satisfecho" de la evolución de la entidad en el año 2012.

Martín López desglosó las Cuentas Anuales y el Informe de Gestión resaltando cinco aspectos fundamentales del balance de Caja Rural: solvencia, liquidez, eficiencia en los procesos, control de la morosidad y de su cobertura y búsqueda de márgenes recurrentes.

El director general afirmó que 2012 fue un "buen año" para la Caja, con 4.663 millones de euros de balance consolidado a 31 de diciembre, lo que supuso un crecimiento de 600 millones de euros con respecto al ejercicio 2011.

Al cierre de 2012, el balance consolidado de Caja Rural Castilla-La Mancha contaba con 303 millones de euros de recursos propios computables, que conferían un ratio de solvencia del 12,82% y un exceso sobre los mínimos regulatorios de 115 millones de euros.

Esta posición- continuó- se ha visto de nuevo fortalecida a través de la ampliación de capital que se está llevando a cabo en la entidad con una "magnífica" aceptación por parte de sus socios, y que refuerza el ya de por sí "potente" ratio de solvencia.

Créditos

Además, el director general puso de relieve el exceso de liquidez de la entidad, por importe de 1.100 millones de euros, que permitió a Caja Rural Castilla-La Mancha conceder 7.829 operaciones de crédito por importe de 539 millones de euros, alcanzando una cifra total de inversión crediticia consolidada de 2.287 millones de euros.

Esta abundancia de liquidez es producto fundamentalmente de la "espectacular" evolución de los recursos gestionados de clientes, gracias a la labor comercial desarrollada en las zonas de expansión y al incremento de la cuota de negocio en los lugares donde la entidad tradicionalmente está implantada. De esta forma, Caja Rural Castilla-La Mancha se ganó la confianza de 9.000 nuevos clientes en 2012 y más de 340.000 en total al cierre del ejercicio, con saldos vivos de 3.291 millones de euros en depósitos o productos de similares características.

El director general subrayó que esta cifra es un 8,40% superior a la del ejercicio 2011, que a su vez era un 12,86% más alta que la registrada a 31 de diciembre de 2010, "lo que significa que los recursos gestionados de clientes se han incrementado en más de un 22% en los dos últimos ejercicios, cuando la media del sector realiza auténticos equilibrios simplemente para mantenerlos, soportando, además, unos elevados costes de remuneración del pasivo".

Plan de Expansión

Otras de las fortalezas acentuadas por el director general fue el Plan de Expansión, señalando que "la coyuntura económica recesiva no ha frenado una estrategia y un proyecto sensato, paulatino y constante", con la apertura al público de 44 nuevas oficinas y agencias financieras en la Comunidad Autónoma y la generación de 69 nuevos puestos de trabajo entre la población castellano-manchega.

Atribuyó estos logros a la aplicación de un estilo de negocio en el que "los resultados no tienen ni picos ni valles pronunciados" y donde la exigencia de la ética en el trabajo "desde la raíz" preside cada una de las actuaciones de la cooperativa de crédito.

Martín López reconoció a la Asamblea que en el ejercicio 2012 Caja Rural Castilla-La Mancha "ha sacrificado resultados en aras de garantías de futuro", porque "los tiempos actuales no son de grandes resultados, sino de números sólidos, cimentados en unos ingresos recurrentes, unos gastos contenidos y un perfil bajo en la variable del riesgo crediticio". Por ello avanzó que la entidad continuará destinando porcentajes extraordinariamente amplios de su margen neto a la cobertura de riesgos propios de su actividad financiera.

El director general cerró su intervención aseverando que "nuestro futuro está garantizado y preparado para cualquier escenario posible" y remarcando que "el futuro es de los que están preparados y saben gestionar la adversidad con éxito, y el éxito con prudencia".

Cena de Hermandad

Al término de la Asamblea, sus asistentes participaron en la tradicional Cena de Hermandad en el Hotel Beatriz de Toledo, con la presencia de 2.100 personas. Entre los invitados figuraron la consejera de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, María Luisa Soriano; el presidente de las Cortes regionales, Vicente Tirado; el delegado del Gobierno en la región, Jesús Labrador; el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page; el presidente de la Diputación de Toledo, Arturo García-Tizón, y los delegados de la Junta en Toledo y Talavera de la Reina, Fernando Jou y Marisol Luqui, respectivamente, entre otros representantes de la sociedad.
 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios