www.diariocritico.com

Está considerado como el 'cerebro' de la nueva estrategia de los herederos de Batasuna

'Antxon', uno de los hombres clave en la disolución de ETA y en la hoja de ruta abertzale

'Antxon', uno de los hombres clave en la disolución de ETA y en la hoja de ruta abertzale

- Desde finales de los 80 ha estado implicado de una o de otra forma en los procesos de negociación

jueves 24 de octubre de 2013, 10:04h
A sus 62 años, Eugenio Etxebeste Arizkuren, alias 'Antxon', es, junto a Josu Ternera, uno de los pilares fundamentales -y más discretos- de todo el proceso de abandono de armas por ETA, así como ideólogo de la ruta abertzale para su participación en política. Este histórico dirigente etarra, ya sin causas pendientes, desempeñó en el pasado todo tipo de labores de interlocución con el gobierno español en procesos negociadores. Una vía, la de la negociación, en la que 'Antxon' ya pensaba desde Argel (hasta 1989), y aún después, en diciembre de 1990, en Santo Domingo. Hoy, según fuentes próximas a la lucha antiterrorista, su participación superdiscreta en todo este proceso ha resultado fundamental para el final de ETA y su integración en la lucha política.
De Eugenio Etxebeste 'Antxon' se sabía desde 2010 que actuaba como impulsor de lo que podría llamarse como la "hoja de ruta" por los que ha transitado la izquierda abertzale para participar activamente en la vía política y colarse en las instituciones de las que había sido expulsada la antigua Batasuna. Pero medios de la lucha antiterrorista conocían perfectamente también su papel para atraer a ETA a la vía política; es decir, para que rechazara el uso de las armas y se pusiera fin a la violencia.

Ahora, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha tirado abajo el 'muro' de la 'doctrina Parot', todo parece indicar que se abre un nuevo proceso en el que ETA va a dar un paso más hacia el fin del final de su existencia como tal. Hay quien, dentro de la lucha antiterrorista, espera un gesto inmediato de la banda: primero, un comunicado, y luego una entrega simbólica de armas. Y el mayor inspirador de todo este proceso sería, según medios próximos a esa lucha antiterrorista, nada menos que este antiguo máximo dirigente de ETA que es 'Antxon'.

Los servicios de información del Ministerio del Interior no dudan en calificar a Eugenio Extebeste como el auténtico "cerebro" de toda la joja de ruta que tanto los abertzales, por un lado, como los etarras, por el otro, están desarrollando; 'Antxon' y Josu Ternera, claro está, desde la otra parte de la frontera. Y lo cierto es que 'Antxon' ha venido jugando desde 2010 un papel fundamental en la 'mesa permanente' de la izquierda abertzale para un cambio de rumbo; una mesa en la que también han formado parte otros pesos pesados del mundo batasuno, como Íñigo Iruín, Rufino Etxeberría y Rafael Díez Usabiaga (del que dicen que será el auténtico líder de la izquierda abertzale y hasta posible lehendakari en el futuro), además de Arnaldo Otegi desde la cárcel.

Pero la figura de 'Antxon' resulta fascinante para los servicios de seguridad españoles: es sabido desde los tiempos de las negociaciones de Argel que este antiguo máximo dirigente de ETA mantiene intensas relaciones con el abogado Iñigo Iruín, además de con Díez Usabiaga y con Otegi en Euskadi, y con 'Josu Ternera', el actual máximo dirigente de ETA, en el otro lado.

De Argel al poco conocido episodio de Santo Domingo

'Antxon', que, por ejemplo, tomó las riendas del proceso negociador con el gobierno de Felipe González en Argel tras la muerte de Domingo Iturbe Abasolo, alias 'Txomin', protagonizó en diciembre de 1990 la apertura de una nueva vía de negociación, contactando telefónicamente desde Santo Domingo con Iñigo Iruín. Una historia muy poco conocida -aunque está contada con pelos y señales en el libro "El Zapaterato. La Negociación. El fin de ETA"-, pero que resulta imprescindible para comprender la importancia de la figura de 'Antxon' en este proceso actual.

Aquella conversación telefónica de diciembre de 1990 estuvo auspiciada y propiciada por los servicios de seguridad dominicanos a petición de los españoles -'Antxon' conocía, pues, que era objeto de grabación, y su interlocutor, también- y se produjo después de la visita del entonces teniente coronel de la Guardia Civil Félix Hernando a la capital dominicana para convencer a 'Antxon' de la necesidad de que ETA declarara una nueva tregua, sobre todo de cara a la Expo de Sevilla y a las Olimpiadas de Barcelona, que iban a celebrarse ambas en 1992. Hernando había sido enviado a Santo Domingo por el entonces secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera.

He aquí un amplio extracto de lo que "Antxon" comunicó a su interlocutor:

- "'ANTXON': Bueno, pues ayer estuve dos veces con el general de aquí. Se me pidió una toma de postura ante la situación creada con la caída de Iparralde y que si tenía algún mensaje para el secretario de Estado [Rafael Vera]. Entonces cuestioné en calidad de qué se me hacían estas preguntas, si como ETA o a nivel personal. En principio me dijo que como ETA. Entonces le contesté que lo siento mucho, pero que yo no soy ETA, que eso tendrán que preguntarle a ETA, que es ingenuo pensar que yo puedo tener una capacidad con poder de decisión a ese nivel. Entonces se me preguntó que a nivel personal, que a ver qué opinión tenía. Y le dije que, bueno, que lo que ocurre es algo que entra dentro de una lógica de la lucha y que no es la primera vez que sucede. Entonces me planteó abiertamente ya el tema de la tregua, cómo estaba ese asunto. Le dije que, hasta donde yo sabía, que me remitía al documento que se les había presentado en su momento, y que a partir de ese momento, que desconocía cómo estaban los análisis o cómo había transcurrido ese asunto en cuanto que yo ya tenía cortados todos los conductos o todos los caminos. Manifesté que entendía que el momento podía ser delicado, que yo desconocía cómo estaba la situación, y que podía ser delicado, que exigiría una profunda reflexión al respecto por parte de todo el colectivo del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. En un momento determinado me pidió el hombre que ayudaría mucho al proceso una declaración pública con un pronunciamiento mío favorable a un proceso de distensión. En ese momento me quedé un poco cortado, digamos, porque era un planteamiento, claramente, que yo entendía ilógico que se me presentase, y me pidieron unas horas para reflexionar, me dijo que tomase tiempo y en la noche nos volvimos a juntar...".

La 'vía de Santo Domingo' no funcionó, pero a 'Antxon' nunca se le descartó como un hombre importantísimo para una salida pactada del mal llamado 'conflicto vasco'.

Hace algo más de un año, el 19 de septiembre de 2012, Eugenio Etxebeste acudió al preestreno en el Aquarium donostiarra del documental 'Memorias de un conspirador', del cineasta Ángel Amigo, sobre las conversaciones entre el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, y el exportavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y las posteriores reuniones del dirigente socialista con ETA entre 2005 y 2007. 'Antxon', la 'cara amable' de todo este proceso último, asistió a ese acto junto a líderes socialistas como Iñaki Arriola o José Antonio Pastor. Es evidente por dónde van las apuestas, y todos apuestan por lo mismo: una paz irreversible.

Ahora, un año después de aquellos episodios, hay quien dice que va a haber muchas novedades en el entorno de ETA y abertzale, y en muy poco tiempo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios