www.diariocritico.com
Entre el puño y la piruleta

Entre el puño y la piruleta

domingo 10 de noviembre de 2013, 15:48h
La escenografía de la conferencia ha retirado el puño y ha rediseñado la rosa hasta asemejarla a una especie de piruleta, aunque al PSOE no le vaya de dulce precisamente. Es una tentativa gráfica para recuperar los orígenes con una imagen renovada. Porque la reivindicación permanente de los 2.000 delegados han sido precisamente las raíces, su vuelta a las raíces. Ese grito de voz catarrosa y decreciente de Alfredo Pérez Rubalcaba de "!!el PSOE ha vuelto!! es, en el fondo, todo un discurso teñido de nostalgia más por los valores y los conceptos básicos

siempre defendía el partido, que por su reciente ejecutoria en el poder, la que le llevó a su más sonada derrota electoral. La frase que ha sonado desgarrada intenta dar una contestación convincente a la pregunta que colgara ayer sobre el anfiteatro del plenario el presidente asturiano: "¿quiénes somos?". Es siempre un paso previo a la cuestión que viene inmediatamente después, "¿a dónde vamos?". A la primera incógnita se responde con un simple "!!somos el PSOE!! De la otra nadie tiene una idea clara.

El asunto es saber si ese PSOE que dice haber vuelto tras la gran derrota del 2011 se parece más al que gobernó con anterioridad o al de los orígenes, al que en teoría hubiera afrontado una crisis económica evitando que sufrieran los más débiles y habría encontrado soluciones para mantener el estado de bienestar. No fue así y los ciudadanos se lo quitaron de en medio. De lo que se trata de saber ahora es si esos mismos ciudadanos le pueden dar pronto una nueva oportunidad porque el partido haya logrado conectar con ellos - precisamente uno de los eslóganes de la conferencia- de nuevo. La conferencia, en contra de la apuesta escenográfica, quiere recuperar el puño, más que ese diseño de una rosa amable y hasta dulce, especialmente proponiendo unos impuestos más justos con los que menos tienen, apostando radicalmente por recuperar los servicios públicos o ir a fondo hacia la laicidad del Estado.

Pero el problema es que los ciudadanos, que dicen en las encuestas que creen poco o nada a Rubalcaba, le compren al líder socialista esa idea suya defendida gritos roncos de "!!no somos lo mismo!!". Porque el problema está en que gran parte del electorado progresista se divide entre quienes creen que la culpa de la crisis la tuvieron los socialistas por no saberla hacer frente de una forma progresista o los que piensan que malamente se puede quejar en el PSOE de los recortes de Mariano Rajoy porque fueron precisamente ellos, en el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, quienes los iniciaron.

Es posible que esta Conferencia haya servido para hacer un viaje de ida y vuelta a las raíces para redefinir y poner al día las ideas y el proyecto socialista. Pero queda aún pendiente la total ruptura con ese pasado que les llevó a la oposición. Creo que más allá de la genérica aceptación de los errores que hacía, entre otros, la presidenta andaluza Susana Díaz, ha faltado una profunda autocrítica sobre lo que se hizo gobernando y no debió hacerse y acerca de esos principios socialistas que o se olvidaron o a los que se renunció. Y finalmente está muy pendiente y es acuciante el asunto del liderazgo, calendarios de conveniencia o fórmulas de primarias aparte. Comparto con Felipe González la idea de que Alfredo Pérez Rubalcaba es el mejor político con el que cuenta el PSOE en este momento. Pero creo también que la crisis de credibilidad que padece el secretario general, y a la que alude también el mítico ex presidente, es irreversible. Si el PSOE ha vuelto de verdad para contar como alternativa política de mayorías y quiere recuperar el apoyo de los progresistas que le han abandonado necesita un nuevo líder que no esté lastrado por el pasado. Aunque no sea el mejor político de la casa, al que algún día habrá que agradecerle su esfuerzo y sufrimiento por liderar esta difícil transición.


>> Todo sobre la Conferencia Política del PSOE
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios