www.diariocritico.com
Mas rechaza bajar impuestos si el Estado no le transfiere 'toda la fiscalidad'

Mas rechaza bajar impuestos si el Estado no le transfiere "toda la fiscalidad"

miércoles 25 de junio de 2014, 16:12h
La fragmentación parlamentaria tiene sus inconvenientes. Sobre todo para el partido de gobierno. En el Parlament hay siete grupos parlamentarios y las sesiones de control se convierten a veces en un auténtico calvario para el president. Artur Mas sufrió esta mañana el acoso de la oposición que le reprochó su falta de actividad legislativa, su pasividad ante el crecimiento de la deuda pública, su desinterés por ayudar a los pobres y la elevada presión fiscal a la Generalitat somete a los catalanes.
Nervioso e incómodo, Mas echó balones fuera con el viejo argumento de España nos roba y reclamó por enésima vez que el Estado transfiera a Cataluña "toda la fiscalidad" para así poder "bajar impuestos", recudir la deuda pública o destinar más dinero a la pobreza. El portavoz de CiU en el Parlament, Jordi Turull, fue el encargado de poner la pelota a tiro de Mas.

Turull formuló una pregunta en la que recordó que, según un reciente informe de la Generalitat, Cataluña cuenta con el 16% de la población española y aporta el 18% del PIB del país. Sin embargo, de acuerdo con esos cálculos, paga el 19% del conjunto de los impuestos y solo recibe el 14% en inversiones. Traducido en cifras, Cataluña da 15.000 millones de más al Estado o, lo que es lo mismo, "40 millones al día se van y no vuelven".

Con estos datos por delante, lo único que tuvo que hacer Mas fue rematar. Se mostró dispuesto a ser "solidario" con el resto de España, pero exigió que Cataluña cobre todos los impuestos que se devenguen en su territorio, arremetió contra la "falta de transparencia del Estado", que "es quien decide cómo se gasta el dinero" y demandó un calendario fiscal para ir limitando esa solidaridad.

Los territorios también pagan

También intentó desarmar el argumento, esgrimido tantas veces por los partidos no independentistas, de que son las personas y no los territorios quienes pagan los impuestos: "Los territorios sí pagan impuestos. Por eso Alemania ha pagado a España durante tantos años. Del mismo modo, que Cataluña, Madrid o Baleares pagan al resto de España siendo como son territorios", señaló el presidente.

Mas se vio obligado, como tantas veces, a recurrir al viejo argumento de que la culpa es de Madrid, porque el balance de sus casi dos años de legislatura en materia económica y social es más bien pobre. El Govern, tal y como recordó el líder de Ciutadans, Albert Rivera, solo ha aprobado tres leyes en ese periodo: las dos de presupuestos y otra para subir el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

La gestión de CiU tampoco ha brillado en el terreno económico. En respuesta a la pregunta de la líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, Mas esgrimió como logros de su equipo el haber potenciado la innovación y el desarrollo, su apuesta por infraestructuras como la línea 9 del metro o el canal Segarra Garrigues o la mejora de la educación. Pero la realidad es que el presupuesto en I+D y en Universidades se ha reducido en los dos últimos ejercicios y que la línea 9 del metro de Barcelona o el canal Segarra Garrigues son obras eternas y faraónicas, que se proyectaron y empezaron a ejecutar en el último gobierno de Jordi Pujol a finales de los 90 y cuyos presupuestos iniciales se han duplicado o incluso triplicado.

El president tampoco tuvo respuesta para la petición del líder de ICV, Joan Herrera, quien reclamó una ley inmediata de lucha contra la pobreza y su limitó a subrayar la herencia recibida cuando el representante del PSC, Maurici Lucena, le reprochó que la deuda pública catalana se ha disparado hasta los 25.000 millones de euros en los dos últimos años.

El acosado presidente solo encontró algo de alivio en la pregunta del president de ERC, Oriol Junqueras, quien es al mismo tiempo jefe de la oposición y apoyo del Govern convergente, que le echó una mano a Mas suscribiendo la tesis de que la culpa de todo es de Madrid y la única solución la independencia.

Y ante esta situación, es ahí, en la cesta de la independencia, donde Mas ha puesto todos los huevos. El dirigente catalán lo tiene todo proyectado para que el tema de debate sea el referéndum secesionista y no la trágica situación económica de Cataluña. Su hoja de ruta: aprobar la ley de consultas populares en septiembre e intentar celebrar el referéndum independentista el 9 de noviembre. Su plan B: convocar elecciones anticipadas de tipo plebiscitario en caso de que el referéndum no se pueda celebrar. Unos planes que presentan muchos interrogantes incluso para el propio Mas a cuyo partido le da la última encuesta publicada hoy por El Periódico un brutal descenso de sus actuales 50 diputados a solo 29 o 30 escaños.



Lea también:

Reforma Fiscal: para Rajoy es "magnífica", para Rubalcaba "sólo traerá más recortes"
Los técnicos de Hacienda minimizan el impacto real que tendrá la reforma fiscal en las familias
Una novedad en la reforma fiscal: las indemnizaciones por despido tributarán por primera vez

- Todo sobre la reforma fiscal
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    28801 | Leonidas - 25/06/2014 @ 19:13:36 (GMT+1)
    ¿¿¿Para qué reclama la fiscalidad si cree que en unos meses se va a producir la secesión de Cataluña??? En cuanto a su "labor" de gobierno ya se ve todo lo que ha hecho durante la legislatura: sombras chinescas para distraer al personal.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.