www.diariocritico.com

Ramón Pérez-Maura

Sorprende el Perú de García

Sorprende el Perú de García

Alan García dejó la presidencia del Perú en 1990 y tras él el país quedó en la ruina y en manos de quien pronto se destaparía como tirano sanguinario.

Diecisiete años más tarde, Fujimori está encarcelado en el Perú entre la indiferencia de los millones de compatriotas que le dieron tres victorias presidenciales y García está de vuelta dispuesto a hacerse perdonar sus pecados del pasado.

En estos días se celebró en Lima un foro Perú-Unión Europea organizado por la Fundación Euroamérica, que preside Carlos Solchaga. Por él han pasado Alan García y la parte más importante de su Gobierno. Y lo que se escucha es sorprendente. Desde el canciller José García Belaunde, propugnando que el bicentenario de la independencia sirva para reivindicar la tradición liberal, hasta el primer ministro Jorge del Castillo, comprometiéndose a lograr "estabilidad económica, jurídica y política", y reconociendo que con un pasado como el del anterior quinquenio de García "para un Gobierno del Apra es particularmente necesario ganar confianza".

El discurso de García y su Gobierno es abiertamente liberal. Su gran empeño está en dar todas las garantías de estabilidad jurídica y previsibilidad para atraer la inversión extranjera. Como dice su ministro de Economía y Finanzas, Luis Carranza: "Hay que cerrar la brecha de infraestructuras". Con una tasa de inflación por debajo del 3% y un sólido crecimiento por encima del 7%, este Perú se está convirtiendo en la meca de los inversores extranjeros que huyen despavoridos del entorno filochavista: Bolivia, Ecuador...

Pero García sabe que su victoria frente al populismo chavista del comandante Ollanta Humala fue por un magro 2%. El Perú estuvo a punto de caer en manos de la lepra política que asola el continente y el Gobierno de García cree que solo hay una forma de impedir que eso ocurra en el 2011: crear la clase media que le falta a este país y generar riqueza mediante la inversión extranjera para poder hacer políticas sociales. García ya tiene en su haber la mácula de haber dejado el Perú en manos de Fujimori. Ahora hay que crear las condiciones para que no llegue Humala.


:: Ramón Pérez Maura (España).
Periodista español, adjunto a la dirección del "ABC"
* PUBLICADO EN EL DIARIO "ABC" DE ESPAÑA.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios