www.diariocritico.com
Los padres han leído el comunicado desde el lugar donde sus hijos siguen las clases
Los padres han leído el comunicado desde el lugar donde sus hijos siguen las clases

Cinco años esperando un colegio en Talavera: "no somos prioridad" del Gobierno de Cospedal

miércoles 17 de diciembre de 2014, 16:14h

La asociación de madres y padres de alumnos 'Rumbo al Futuro' del colegio público  'Bartolomé Nicolau' en Talavera de la Reina han reclamado este miércoles a la Consejería de Educación la finalización de las obras del centro escolar. Duras palabras, que reflejan su cansancio, a través de un comunicado que se ha leído en lo que hoy debería ser el colegio.

"Aunque no lo parezca nos encontramos delante de la Sala de Usos Múltiples del centro, aunque debido a la visible falta de ladrillos y hormigón hay padres que aseguran que esto es el gimnasio. También hay quienes dicen que es parte del patio y hay un pequeño grupo que en susurros afirman que es la biblioteca", comenzaban su denuncia, para comentar que "esta situación no nos hace ninguna gracia".

Y es que hablan de más de 150 niños, menores de 11 años que siguen sus clases en aulas prefabricadas. La historia viene de lejos. Se remonta al verano de 2010. "El centro se iba a construir por fases, siendo la primera las cuatro aulas y el comedor construido en apenas mes y medio durante el verano del año 2010. El compromiso de la anterior Administración regional y local era que durante el verano de 2011 se construirían al menos las aulas necesarias para los alumnos de primaria y se comenzaría a trabajar en la finalización del centro", recuerdan.

Pero llegaron las Elecciones en el año 2011 y con ellas, el cambio de gobierno y la gestión de Dolores de Cospedal. A mediados de 2011, la nueva administración se hizo cargo del sistema educativo y, en julio, el alcalde de Talavera- Gonzalo Lago- y el consejero de Educación, Marcial Marín, ambos recién llegados aseguraban que "gracias al nuevo gobierno del PP regional y al trabajo rápido y eficaz de este equipo de Gobierno, se va a poder atender la demanda de escolarización de muchos niños talaveranos a partir del próximo curso" y el alcalde remarcaba "hoy sé que tras esta reunión no habrá ningún tipo de problema de escolarización para nuestros niños".

"Habían jugado con nosotros"

Vanas esperanzas ya que, poco después, se les informaba de que "la Administración no tenía ninguna intención de realizar las obras necesarias y se proponía la instalación de barracones para los alumnos de primaria".

"Parecía una broma de mal gusto. Habían estado jugando con nosotros. Decían que 'se asegura la escolarización', eso sí no dijeron ni una palabra de que esa escolarización sería en barracones", lamentan.

Les dieron opciones: un traslado temporal del centro al Asilo de San Prudencio  que, explican, "parecía tan sólo una ocurrencia, ya que eran perfectamente conscientes de que el asilo no reunía tampoco las condiciones necesarias para ser utilizado. San Prudencio no era una solución, era una tapadera para vendernos los barracones como la opción menos mala".

Tras una reunión mantenida el 23 de noviembre de 2011 con el coordinador provincial de educación, Raúl Gómez, y con la concejala de educación Mª Victoria González, se les comunicó que en el año 2012 comenzarían las obras para la construcción de 6 nuevas aulas, más los servicios complementarios correspondientes, obras que estuvieron acabadas para el curso escolar 2012/2013. Así mismo, se les informó que durante ese curso comenzarían las obras de otras 8 unidades, quedando así finalizado el colegio para el curso 2013/2014, pero, reiteran, "esto no ha sido una realidad".

"La visita de la presidenta Regional, María Dolores de Cospedal, el 14 de septiembre de 2012 a nuestro centro, nos hizo creer que el Gobierno de Castilla la Mancha había apostado decididamente por el Bartolomé Nicolau" aseguran los padres que ahora denuncian que fue un "craso error". 

Recuerdan que en aquella visita Cospedal declaraba "quizá tenga que haber más en el futuro, pero iremos caminando poco a poco"...hasta hoy porque, lamentan "ese futuro no fue el 2013, ni este año 2014".

Hasta hoy nada se ha traducido en "resultados definitivos", dicen, " sí tenemos un porche nuevo y dos aulas prefabricadas, o barracones, como cada quién quiera llamarlo".

"No somos una prioridad para este gobierno"

Los padres sienten que no son "una prioridad para este gobierno regional y nos preguntamos, qué intereses defiende nuestro alcalde si los de los ciudadanos que le votaron y de nuestros niños, o los de la Junta de Comunidades de Castilla- La Mancha, si bien, entendemos que la competencia es de la Junta", aseguran. 

Y este 17 de diciembre de 2014, casi cinco años después, han agotado su paciencia. 

"Ya no solicitamos, exigimos un compromiso claro y con fecha, para la construcción y la terminación de las instalaciones necesarias, que permitan que nuestros hijos sean educados en igualdad de condiciones que los demás niños y niñas de nuestra comunidad, Castilla-La Mancha".

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios