www.diariocritico.com
Artur Mas, obligado a renunciar: ni en su coalición le quieren como futuro president
Ampliar
(Foto: Junts Pel Sí)

Artur Mas, obligado a renunciar: ni en su coalición le quieren como futuro president

> Esquerra ya busca apoyos en la izquierda (CUP y Sí que es Pot) para lograr un tripartito
> La oposición unida suma 63 escaños, más que Junts Pel Sí, por lo que bloquearán su investidura
> La CUP descarta una declaración unilateral de independencia porque cree que ha ganado el 'no'

lunes 28 de septiembre de 2015, 14:22h
Siguen pasando las horas y pese a las palabras, se está trazando un plan B que mantiene en la nevera a Artur Mas, teórico vencedor de las elecciones catalanas. Pero no es así, ya que lo demuestran los hechos: su socio de coalición, Esquerra Republicana, ya busca apoyos en la izquierda (CUP y Sí que es Pot) para lograr un tripartito estable al frente de la Generalitat y promover el proceso soberanista. Además, como ya habíamos comentado aquí, la oposición unida suma 63 escaños, más que Junts Pel Sí, por lo que bloquearán su investidura mientras la CUP también esté en contra o se abstenga.

Las matemáticas a veces son crueles, y pueden amargar claramente una amplia victoria como la es, claro está, la de Junts Pel Sí. Artur Mas y sus socios de plataforma independentista han arrasado en las urnas, indudablemente, con 62 escaños y dejando muy lejos al siguiente partido, Ciudadanos, con 25. Pero a pesar de más que duplicar sus escaños, de poco le servirá a Mas porque no consigue la mayoría absoluta y necesitará de la CUP para la investidura. Esta formación, como ya hemos analizado aquí, se niega a ello, ya que considera que jamás podría investir a un presidente como el líder de Convergència, tanto por su ideología conservadora y liberal económica, como por su pasado y sus vínculos con algunos imputados por corrupción, más allá del molt honorable Jordi Pujol.

Así las cosas, parece que al margen de las palabras ante las cámaras -y las buenas caras-, Oriol Junqueras ya mueve ficha para que Esquerra Republicana se asegure el Govern de la Generalitat con otros socios de viaje: la CUP y Catalunya Sí que es Pot. Con los primeros no tendría demasiados problemas para entenderse, sobre todo de cara a iniciar el proceso soberanista, y con la plataforma de izquierdas liderada por Lluís Rabell, acordaría una política social para llevar a cabo en esta legislatura. En cuanto a lo que se refiere a la independencia, Catalunya Sí que es Pot ya ha dejado claro durante la campaña que no está a favor de una independencia, pero sí de escuchar a los catalanes y dejar que elijan su futuro. Dicho de otra manera, no obstaculizarían a un president que quiera llevar a cabo un referéndum.

En todo caso, Mas está rodeado. La oposición al completo se niega a verle de president de nuevo, y al sumar en total 63 escaños (25 Ciudadanos, 16 PSC, 11 Catalunya Sí que es Pot y 11 PP), nunca podría investirse mientras al menos 2 diputados de la CUP quisieran hacerlo. Cosa que no sucederá, como han afirmado por activa y por pasiva los miembros de esta candidatura radical y con poses antisistema.

Por eso Romeva y Junqueras estudian ese plan B, que sería deshacerse de su 'jefe' de filas en la coalición soberanista y aliarse con la CUP. Pero ojo, que esta candidatura antisistema ya ha dejado claro que no se ha ganado la batalla por el 'sí', y no habrá declaración unilateral de independencia: "La declaración unilateral de independencia (Dui) iba ligada al plebiscito: no hemos ganado el plebiscito, luego no hay Dui", ha explicado Antonio Baños, cabeza de lista de la CUP en las elecciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios