www.diariocritico.com

Aznar se presenta por sorpresa en Génova para apoyar a Rajoy pero pedirle que convoque un congreso "abierto" para sustituirle

> El presidente de honor del partido reaparece tras 4 años sin asistir a estas reuniones: ¿el 'sexto aviso'?
> Anuncia que no se presentará "a nada" y asistirá como un simple "militante"

lunes 21 de diciembre de 2015, 17:05h
Aznar en el Comité Ejecutivo del PP
Aznar en el Comité Ejecutivo del PP (Foto: @marianorajoy)

José María Aznar no ha ejercido su derecho a presidir la reuníon y ha optado por sentarse en un lateral, entre Pío García Escudero y Jesús Posada tras intercambiar un breve saludo con Mariano Rajoy.

Tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre, Aznar criticó a través de un comunicado el retroceso electoral del partido en Cataluña poco antes de la reunión del Comité Ejecutivo del PP. Entonces, la cúpula del partido le reprochó que no acudiera a los órganos del partido para exponer sus críticas. Aparte de Aznar, también ha acudido a la reunión su esposa Ana Botella, ex alcaldesa de Madrid.

Hoy ha hecho ambas cosas, ha acudido a los 'órganos del partido' y ha dicho ante todos sus dirigentes lo que piensa y, luego, lo ha difundido vía comunicado a todos los medios de comunicación.

Esto es lo que le ha dicho Aznar a Rajoy:

“Estoy aquí como presidente de honor del partido. Es evidente que vivimos un momento muy difícil. En España y en el Partido Popular. Por eso he venido a decir dos cosas y a establecer, en este órgano del partido, mi posición sobre las dos.

En primer lugar, en relación con el proceso de investidura de un nuevo presidente del Gobierno de España, quiero decir que apoyo los esfuerzos que Mariano Rajoy, como candidato de la lista más votada, va a realizar en ese sentido, y que espero sinceramente que puedan dar el mejor fruto.

En segundo lugar, en cuanto al futuro de nuestro partido, nadie puede dudar ya de que la evolución del PP, hasta llegar a estas elecciones, requiere una reflexión profunda.

Esa reflexión nos debe llevar a la recuperación de la confianza de los españoles. A la recuperación también del espacio de centro-derecha en España. A la articulación de un proyecto político abierto e integrador.

Y tiene que plasmarse en un Congreso –que, como sabéis, por Estatutos tiene que celebrarse– que, en mi opinión, debe ser abierto para que los militantes puedan definir el futuro de nuestro proyecto y elegir la dirección del partido.

Por supuesto, no hace falta que os diga que yo no tengo la más mínima intención de presentarme a nada. En todo caso, asistiré solo en mi condición de militante”.

No lo tiene fácil, desde luego, Mariano Rajoy, a quien Aznar ha puesto, evidentemente, fecha de caducidad. Como en las municipales, la victoria del PP en estas elecciones le va a servir, probablemente, de muy poco. La matemática electoral es implacable, como la negativa del PSOE a la ‘gran coalición’.

Ha perdido más de 60 escaños en estos cuatro años y, para que no falte de nada, mientras Javier Maroto, por ejemplo, se ha quedado fuera, el desparecido Pedro Gómez de la Serna ha revalidado su asiento en el Congreso… Una situación insostenible y un diputado menos seguramente. Su abultada mayoría en el Senado es un triste premio de consolación que tampoco salvará al líder popular de las críticas internas. Es el ‘sexto aviso’ según las cuentas de José María Aznar -el séptimo, según Esperanza Aguirre, quien, tras años sin asistir a las reuniones del máximo órgano directivo del PP, la última vez fue en 2011, se ha presentado en la de hoy por sorpresa levantando una enorme expectación.

Lo de Gómez de la Serna es más que un símbolo del desastre. Sólo por su actitud desde que salió el escándalo, el PP debe tomar medidas drásticas para evitar que sea un obstáculo en las negociaciones que Rajoy, según su propio anuncio, va a iniciar para poder formar Gobierno.

Las claves de la masacre de votos que ha sufrido el PP este 20D están en antiguos ‘feudos’ como Valencia, donde siguen siendo el partido más votado pero con casi la mitad de los diputados que consiguió en 2011. De 20 ha pasado a 11, con medio millón de votos menos solo en esta Comunidad.

En Andalucía, pese a la sonrisa de Javier Arenas en el balcón de Génova la noche de autos, se han esfumado otros casi 700.000 votos junto con otros 12 escaños, de 33 a 21. En Canarias, la baronía de José Manuel Soria, son algo menos de 200.000 los apoyos perdidos, pero en términos relativos sus resultados son casi peores: el PP ha caído 20 puntos (del 47,97% al 28,54) y ha perdido cuatro diputados (de 9 a 5).

En Cataluña, el PP sigue en caída libre, relegado a la sexta fuerza más votada en esta comunidad, cuando en 2011 era la tercera. Sus 11 escaños se han quedado en cinco; sus 716.000 votos de 2011 se han rebajado este domingo hasta 417.000. Otras 300.000 papeletas que probablemente estén en manos de Ciudadanos, con los que casi ha empatado.

Hay más ejemplos, pero por ahora toca esperar a la conclusion de la Ejecutiva que tiene lugar en estos momentos en la sede del PP.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios