www.diariocritico.com

La sombra de Aznar es alargada, las amenazas internas contra Sánchez, la retirada de Rivera y la euforia de Iglesias, 'El Gordo' tras las elecciones

martes 22 de diciembre de 2015, 08:11h
Una vez pasada la resaca del domingo electoral las cosas están empezando a estar claras en cuanto a la intención de cada partido para resolver o no la investidura del candidato más votado, Mariano Rajoy. Distintos sucesos han marcado las horas posteriores a los resultados en cada partido. Se lo contamos en un día marcado en España por otra protagonista: la Lotería de Navidad y el ansiado 'Gordo'.
La sombra de Aznar es alargada, las amenazas internas contra Sánchez, la retirada de Rivera y la euforia de Iglesias, 'El Gordo' tras las elecciones

La sombra de Aznar es alargada

Mucho ha sorprendido y, en todo, caso, ha marcado la actualidad del día en Génova la aparición estelar de José Maria Aznar en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional tras las elecciones. Muchas son las interpretaciones: un gesto de mano abierta ante los tiempos difíciles que le vienen ahora al presidente para asegurarse la reelección o, bien, un gesto de 'aquí estoy yo' para que no se pacte nada extraño por parte del PP de cara a asegurarse la investidura. Incluso otros piensan que directamente el ex presidente del PP y del Gobierno quiso marcar territorio de cara a una posible vuelta al ruedo ibérico.

Aznar pidió la celebración de un "congreso abierto" del partido para definir el futuro del PP y elegir a su dirección. En su opinión, dijo que era "evidente" que se vive un momento muy difícil tanto en España como en el PP. Por su parte, Rajoy agradeció su apoyo y anunció su intención de seguir liderando el PP y de presentarse, en consecuencia, a la reelección en el próximo congreso del partido.

Ya en cuanto a especulaciones sobre los pactos postelectorales, Rajoy podría pedir a PSOE y Ciudadanos una legislatura de estabilidad sin mayorías claras y alejarse lo más posibles de las influencias de Podemos en las votaciones parlamentarias.

Las amenazas internas contra Sánchez

No habían pasado ni 24 horas de conocerse los resultados de las urnas y ya desde el PSOE le pedían a Pedro Sánchez... no, su cabeza no, todavía, pero sí que no pactara con Podemos bajo ningún concepto, aunque eso signifique no actuar contra el PP para evitar su nuevo gobierno. Se lo decían al secretario general dos líderes regionales, el castellano-manchego García Page y el extremeño Fernández Vara, quizás evitándose hablar desde esferas más elevadas del PSOE. Por ejemplo Susana Díaz, que mantiene su silencio al respecto, aunque ya todos conocen su parecer: nada de pactos con Podemos, como ya hizo ella en Andalucía, donde eligió a Ciudadanos como compañero de baile.

Lo que sí aprobó la dirección del PSOE que controla Sánchez fue acordar votar en contra de la reelección de Rajoy como presidente y esperar a ver si el PP logra formar gobierno antes de decidir si busca o no pactos propios con los que conformar una mayoría alternativa. Sánchez anunció, por si acsao, que se presentará a la reelección al frente del partido la próxima primavera, para evitar rumorologías sobre su posible retirada a tenor de los resultados paupérrimos para el PSOE.

Algunos medios como 'El País' dejan claro que "el PSOE se muestra unido en el rechazo a apoyar la investidura de Rajoy". Pero sólo en eso, porque nadie se atreve de hablar de un pacto a la 'portuguesa', haciendo referencia al acuerdo de las izquierdasen el país vecino, que impidió finalmente la reelección del ejecutivo conservador de Passos Coelho. Eso incluiría a Podemos, pero pese a que en algunas comunidades, a partir de mayo, se ha gobernado con la formación de Iglesias, ahora se percibe como un imposible, sobre todo por el punto que hace referencia a los referéndums vinculantes que este partido quiere para Cataluña y posiblemente, en un futuro, para Euskadi.

La euforia de Iglesias

Quien, sin duda, está más crecido y eufórico es el líder de Podemos. Ya hablaba sin pudor de apoyar a Sánchez para evitar a toda costa otro Gobierno de Rajoy, ya que siente que es su compromiso con sus electores. Pero desde el primer momento ha dejado claro que debe aceptarse el referéndum en Cataluña y una reforma de la Constitución que reconozca a las comunidades autónomas el derecho a decidir.

Sabedor de que tiene el futuro político de Sánchez en sus manos, y quizás también de todo el PSOE, Iglesias ejerció su fuerza. Marcó como ejes irrenunciables en las negociaciones con las distintas fuerzas políticas el blindaje constitucional de los derechos sociales, la prohibición de las puertas giratorias, la reforma del sistema electoral y una moción ciudadana para decidir revocar el Gobierno si no cumple su programa.

La retirada de Rivera

Más pobre es la actitud en Ciudadanos, donde tampoco hay ambiente de fiesta que digamos. Albert Rivera sabe que no puede exigir a nadie y que su único fuerte será poder ejercer de presunto aliado de Gobierno para el PP, lo que a su vez condicionaría su futuro, ya que se presentaron como su alternativa generacional. Su postura, dispuesto a abstenerse y permitir un Gobierno del PP, ha terminado de pinchar el balón naranja que en su día ascendió muy rápido en los cielos de España y que al final llegó a las urnas sin peso y se notó en su apenas 14% de apoyos, cuando algunas encuesta les daban a Ciudadanos hasta el 20% y se llegó a aspirar a ser segunda fuerza política.

No por ello se sintió Rivera achacado para exigir a Pedro Sánchez que no pacte un gobierno con varios partidos que darían, según él, inestabilidad a España. Cree que tendría que entenderse con hasta 11 partidos, alguno de ellos que reclaman un referéndum independentista.

Pese a todo, se mostró satisfecho con los resultados y admitió que su formación puede haber cometido errores, pero no entró a detallarlos y se remitió a un informe técnico aún por elaborar que se presentará al Comité Ejecutivo del partido.



- Los posibles pactos de una legislatura imposible de gobernar

- Encuesta: ¿Qué combinación de partidos debería gobernar España? ¿Deberían celebrarse nuevas elecciones?

- El PSOE, entre la espada y la pared: o cede ante Podemos o habrá adelanto electoral

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.