www.diariocritico.com

Carta abierta a cada mujer, trabajadora o no

miércoles 08 de marzo de 2017, 10:23h

Queridas amigas:

He conocido personas de gran valía, héroes anónimos, heroínas anónimas... He conocido personas que de una u otra forma me han dejado huella, me han enseñado a ser mejor persona, me han abierto los ojos y / o me han sacado de un error. Pero en este día quiero mostraros mi más sincera admiración y respeto, como mujeres, trabajadoras o no, ya que no todas las mujeres trabajáis porque os lo impide el hecho mismo de ser mujeres.

La vida y la sociedad son así de machistas y nunca hacemos lo bastante para cambiar estas cosas.

Con trabajo o sin él, sois madres de familia (las que tengáis hijos), sois compañeras de vida amorosa o vida laboral. O, simplemente, sois amigas. Sois hijas de padres y madres o con hermanos necesitados de cuidados a los que os toca atender en mayor medida que a los hombres, ni yo mismo sé por qué...

En este selecto grupo de heroínas anónimas (o no tan anónimas) estáis cada una de vosotras, sin duda; está mi mujer, doy fe de ello; están muchas mujeres a las que no tengo la suerte de conocer y otras a las que sí tengo esa fortuna.

Creo sinceramente que, si el mundo fuese más justo, tendríais más poder y nos iría mejor a todos. Mirad el caso de Islandia, que gobernada por mujeres logró salir más o menos airosa de la peor crisis económica mundial desde el crack de 1929. No en balde se ha dicho que Islandia es el mejor país del mundo para ser mujer. Y, sin embargo, no se ha destacado lo suficiente el hecho de que fue un Ejecutivo de mujeres el que sacó al país de aquel pozo económico.

Todo esto no significa que todas las mujeres seáis idóneas para todo, ni las mejores por el simple hecho de ser mujeres. Creo que la discriminación positiva, las cuotas, etc.... son intentos bienintencionados, pero igualmente "discriminatorios" y quizás un pelín machistas también. Pero la vida (laboral, familiar, social...) no os lo ha puesto nada fácil.

La celebración misma del Día Mundial de la Mujer Trabajadora es la evidencia del mucho camino que nos falta por recorrer, pues día de la mujer (trabajadora o no), día del hombre (trabajador o no), día del niño, del abuelo… tendrían que ser los 365 del año (366 los bisiestos), y eso se hace en la educación, en las escuelas, en cada casa… De nada nos sirve que haya alcaldesas “feministas” si luego celebran con regocijo la iniciativa (recalcitrante y machista) de que para los carnavales y en el Entierro de la Sardina haya “viudas sexys”… Ustedes ya me entienden…

Creo sinceramente que nuestro gremio (el de los periodistas) es de los más machistas que hay, junto al de los toros y alguno más que se me olvida. Y esto añade un plus a vuestro mérito de tener que lidiar, día tras día, con más de un "morlaco", con sus cuernos correspondientes....

No hace mucho, en un diario de tirada nacional muy importante, el director archifamoso se dedicaba a tocarle el culo a las becarias y se le iban las manos a otras partes. Si alguna protestaba o le llamaba al orden, la ponían de patitas en la calle acusándola de "incompetente". Y el director en cuestión (ex director ya), figuraba como “excelentísimo” en el Patronato de los Premios Príncipe de Asturias durante unos cuantos años y era académico, por más señas.

He tenido que defender a una compañera de "mobbing" y del acoso laboral y sexual por el simple hecho de estar "muy buena" (con perdón); he presenciado escenas nauseabundas de cómo determinado personaje (o mejor dicho, personajillo) televisivo tuvo durante un día entero a una candidata a bailarina de su programa prácticamente en cueros, haciéndola ir de plató en plató para que todo el mundo de esa televisión la viese impunemente y recrease la vista con sus imponentes curvas, cuando desde el primer momento escuché al productor del programa en cuestión que no iban a contratarla...

Náuseas dan ver cómo en medios de comunicación así se rasgan las vestiduras a grandes titulares, con noticias sobre violencia de género y hasta dedican sesudos editoriales (sesudos, e hipócritas), mientras que a sus redactoras les pagan un 15% menos que a sus redactores, o les encomiendan a ellas tareas que para nada tienen que ver con su profesión de periodistas: “Nena, ¿me traerías un café, cielito..?”

Hoy la legislación es más sensible a estos casos. Pero sigo echando en falta más empresarias, más diputadas, más consejeras del Ibex 35... Sois el 51% de la población y en ciertos sectores de poder económico-político-social no llegáis ni al 20% de presencia. Y me sobran las expresiones de "cojonudo" o "¡qué huevos tienes!" para halagar a alguien, mientras que a lo que es tedioso, pesado o aburrido lo llamamos coloquialmente "coñazo".

La sociedad sigue estando dividida entre los aplaudidos "folladores", "machotes", etc... cuya estupidez suele ser directamente proporcional a la importancia que ellos dan al tamaño de su pene, mientras que a una mujer libre y activa sexualmente la llaman "pendón", cuando no la llaman "puta" directamente.

Perdonad las palabras altisonantes y groseras que he utilizado, pero no son peores que las situaciones que retratan. Seguimos en la “España profunda” de la sentencia de la minifalda. Por el machismo exacerbado no pasa el tiempo y continuamos en la Edad Media, con derecho de pernada incluido, en pleno siglo XXI.

Os admira,

Carlos Matías

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios