www.diariocritico.com
'Cauce de la desolación', la Naturaleza herida y el grito del poeta: una gran novela de Miguel Galanes

'Cauce de la desolación', la Naturaleza herida y el grito del poeta: una gran novela de Miguel Galanes

Novela de Miguel Galanes que saca a la luz Ediciones C&G

domingo 23 de julio de 2017, 10:26h
“Cauce de la desolación”, publicado por la editorial castellano-manchega Ediciones C&G, es la primera novela del poeta y ensayista manchego Miguel Galanes, uno de los escritores que abanderó junto a Vicente Presa y Fernando Beltrán el movimiento literariodel Sensismodurante finales de los setenta y principios de los ochenta, años de la movida madrileña.

La obra narra la historia de la familia manchega en Lemiday, nombre ficticio que sin embargo hace referencia a su localidad natal Daimiel, durante tres generaciones y que tienen como telón de fondo la situación del río Guadiana y las Tablas de Daimiel y el deterioro producido durante años. Si bien la obra nos refiere a los miembros de la familia, son Pedro, el hijo pequeño de la misma y heredero de la actividad ganadera, e Iluminado de Néminis, personaje que adquiere a lo largo de la narración una importancia capital por ser un observador y testigo de los acontecimientos producidos tanto desde el punto humano como sujeto que se siente perteneciente a la naturaleza, una naturaleza ya herida por su falta de conservación.

La obra, aunque estructurada en 95 capítulos y un epílogo, internamente se vertebra en dos partes claramente diferenciadas marcadas por el momento en que Pedro abandona definitivamente la forma de vida de sus antepasados para buscar en empleo en la ciudad, con lo que temas como menosprecio de aldea y alabanza de corte (que altera el tradicional de menosprecio de corte y alabanza de aldea), como espacio para un nuevo estilo de vida y como consecuencia, el desarraigo.

Y otros comolos malos tratos (físicos o morales) y la violencia de género, se suceden junto al principal de la novela, la naturaleza y la sobreexplotación del acuífero 23, la influencia del plan Badajoz y el intento de la creación de un nuevo cultivo como el arroz, que significaron la desaparición de las familias que sobrevivíangracias a lo que el río les proporcionaba, como los pescadores del río. Emotivo es el momento en Pedro escucha las cintas, entregadas a él por Iluminado de Néminis-emulando como recurso, la literatura de magnetófono- de uno de los pescadores del río Guadiana, que perdió su forma de ganarse la vida.

No sólo es el contenido de la obra la que la hace atractiva, o la fluidez de la narración y la expresión de refranes por parte de los personajes como sentencias propias de la experiencia de la vida –influencia claramente cervantina-, sino también la voluntad de rescatar un léxico que ya en los tiempos que corren casi ha desaparecido y el valor icónico e histórico de la fotografía de la portada que recogen el cauce seco del río Guadiana, realizada por Vicente Jiménez de los Galanes. Todo ello contribuye a dotar de un profundo significado el grito del poeta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios