www.diariocritico.com

Huelga feminista: un 'Jane Walker'

jueves 08 de marzo de 2018, 08:40h

Sobre la Huelga Feminista del 8 de marzo llaman la atención muchas cosas. Da la sensación de ser un gran cajón de sastre que ha ido derivando en los últimos días hacia la banalidad y frivolidad. Un escaparate sin cristal, el marketing del tirón, en fin, que nada o poco tiene que ver con lo que tiene que ser.

El caso es que me ha sorprendido el envío de un mail por parte de un sindicato de la profesión, que contenía información sobre esta huelga y que titulaba o advertía: ‘Aclaración’. Con todo lo que conlleva y sugiere esta palabra. Cuidado (y curiosidad), pues, que este sindicato quiere hacer aclaraciones y puntualizar; no me extraña.

La ‘Comisión 8 de marzo’, integrada por organizaciones del movimiento feminista que representan a prácticamente todas las provincias del país, ha lanzado un manifiesto que parte de citar en la tercera línea al sindicalismo y a la Segunda República, y al anti-imperialismo. ¿De verdad esa es la base y el punto de inicio de este manifiesto? El resto de la lectura es un vamos a citarlo todo y encajarlo como sea.

Echo un ojo a convocatorias y programas de algún sindicato y leo cosas como “sindicalismo combativo”, “piquetes informativos” y un final de fiesta con “picoteo vegano”. Lo dejo —para qué seguir— y busco carteles de la jornada. Algunos preciosos, la verdad; otros —doy por hecho que diseñados por mujeres— ofrecen la imagen de una dama sacando ‘medio metro’ de lengua a no se sabe quién, en la calle (es el cartel de un sindicato), o muestran un dibujo de mujeres con bragas en la cabeza o en la boca a modo de mordaza. Aquí lo dejo de nuevo.

España tiene ganas de salir a la calle, mucha. Pero esto se ha convertido en un gran escaparate que lo engulle todo. Por no hablar del uso político de esta huelga, que ha alcanzado cotas muy altas en el país de los dos grandes bandos. Y por no hablar del uso que se le quiere dar a la palabra feminista; unas identificándola con imágenes y conceptos ya descritos en párrafos anteriores —en plural—, que es lo que ellas creen que debe ser; y otras, y otros, con tonito peyorativo.

La palabra huelga resulta difícil en mujeres en paro, en autónomas, freelance, etc. ¿Verdad? La sensación es que se han mezclado “huelgas” con merinas. Imagino que “las secretarias generales” —hay muchas, ¿verdad?— de los principales sindicatos españoles encabezarán la marcha. A ver hasta qué cargo tienen que ‘bajar’ en ese gremio para que les represente una mujer en la cabecera de pancarta. Porque han sido y son ellos, los sindicatos, los mismos que han dejado alcanzar estas cotas de falta de paridad profesional para con la mujer, no lo olvidemos. Les han interesado más otras ‘luchas’.

Pero vamos allá con todo esto y un último ejemplo. El whiskyJohnnie Walker’ ha lanzado para este ‘Día Internacional de la Mujer’ a la elegante ‘Jane Walker’, caminando a zancadas como él en la black label. Por cada botella vendida, la marca donará un dólar a organizaciones que apoyan el progreso de las mujeres, hasta llegar a 250.000. Una edición limitada de “a 46 dólares la botella”. Y aquí lo dejo ya para terminar.

Todo muy loable… La lucha de este día en la calle tiene que ser la lucha de otros 364. Lejos de las batucadas (omnipresentes e insoportables) y demás espectáculos, muchos circenses (y esto no es una fiesta, eh…), algunas de nosotras, si acudimos, lo haremos con la seriedad y la responsabilidad que ello conlleva, aguantando sin más remedio a todos los mercaderes y ‘mercaderas’ del momento, que en dos días, y tras hacer caja, hasta otra, es decir, hasta el 8 de marzo de 2019.

Julia Rivera @j_riveraflores

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.