www.diariocritico.com

OPINIÓN/Víctor Gijón

Lección de CO2 para principiantes

Lección de CO2 para principiantes

“El PP está confuso sobre el tema del CO2 porque hace tiempo que no tienen razones para descorchar una botella de cava”. La ironía la dejaba caer ayer un alto cargo del Gobierno regional al que no citaré para que no sea acusado por los portavoces populares de promocionar productos catalanes.
No sé si acuerdan que en plena efervescencia del debate del Estatut, cuando el PP nos auguraba la ruptura de España, se declaró un boicot a los productos catalanes. Pero a los que íbamos.

El CO2, que está en las burbujas de los espumosos, juega un papel determinante en los procesos vitales de plantas, animales y personas. El CO2, en cantidades adecuadas, es uno de los gases de efecto invernadero que contribuye a que la Tierra tenga una temperatura habitable, ya que impide la salida de calor de la atmósfera. Sin embargo, un exceso de CO2 provoca una subida excesiva de la temperatura, dando lugar al calentamiento global, situación que puede provocar un aumento de la actividad de las tormentas o que se derritan las placas de hielo de los polos, lo que provocaría inundaciones en zonas habitadas del planeta.

El incremento de las emisiones de dióxido de carbono provoca alrededor del 50-60% del calentamiento global, y es por lo que se hace necesario el control de emisiones y su retirada de la atmósfera. Almacenar CO2 en grandes bolsas subterráneas es una de las medidas en estudio.

Todo lo anterior es información disponible en Internet o en una enciclopedia básica para alumnos de ESO. Pero para el PP de Cantabria estas cuestiones de cultura general no deben ser impedimento para zurrarle la badana al Gobierno de España y de Cantabria.

La combustión de combustibles fósiles para la generación de energía provoca alrededor del 70-75% de las emisiones de CO2. Sólo el coche y la calefacción concentran el 54% del CO2 emitido por el consumo familiar. Asuntos que no preocupan al PP, que deja el análisis de causa-efecto en manos del primo de Rajoy.

El PP no dio ni un solo paso para restringir las emisiones de gases invernadero, principalmente CO2, rubricaba en diciembre de 1997, el llamado protocolo de Kyoto, que el Gobierno de España, con Zapatero como presidente, si está cumpliendo. Por último, y para que Ignacio Diego no vuelva a confundir dióxido de carbono con monóxido de carbono, recordarle que si segundo es nocivo, el primero tiene utilidades prácticas y beneficiosas para los humanos. En agricultura, en alimentación (cava, sí, y también gaseosas o cervezas), o en protección contra incendios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios