www.diariocritico.com

Críticas en la prensa

El Gobierno ampliará gratis los plazos de las hipotecas a las familias

Más dinero en los bolsillos de los contribuyentes y en las cuentas de las empresas. Y más ladrillo para conseguirlo. Y más años para pagar la hipoteca. Todo suma en el 'Plan Solbes' excepto los impuestos, que bajan. Y todo con un objetivo claro e inmediato: "buscar soluciones a la crisis de liquidez sin desplazar al mercado".
Con estas palabras ha presentado Pedro Solbes, ministro de Economía y Hacienda, su "paquete de medidas", que califica de "complejo e importante" y que, salvo en lo concerniente al mercado hipotecario, no plantea ninguna novedad  respecto a lo que ya se ha ido conociendo en las últimas semanas.

El 'Plan Solbes' inyectará en la economía española, de forma directa o indirecta, 10.000 millones de euros -casi la mitad de los 23.368 millones del superávit fiscal español en 2007- y tiene tres grandes ejes: medidas fiscales, plan de ayuda urgente al sector de la construcción y medidas financieras.

El vicepresidente del Gobierno plantea dos grandes ejes para luchar contra lo que ha llamado "situación económica global marcada por las turbulencias financieras" para evitar mencionar el fantasma de la 'crisis': un eje social, para proteger a los contribuyentes y a las empresas, y un eje económico para impulsar la actividad.


Eje social

La vertiente social del 'Plan Solbes' tiene como propuesta estrella y novedosa una medida que supondrá un desahogo temporal para todas las familias hipotecadas -no solo para aquellas con necesidades especiales, como se había anunciado días atrás-: se podrá ampliar sin costes el plazo de amortización de las hipotecas sobre primera vivienda, de manera que se reducirá la cantidad que mensualmente hay que pagar al banco. Pero esta medida, que entra en vigor en mayo, tiene fecha de caducidad: la ampliación del plazo solo será gratuita hasta 2010, que es cuando el Gobierno calcula que acabará este "periodo de desaceleración".

En torno a este punto, Solbes asegura que se está cerrando un acuerdo con el sector bancario -así como con notarios y registradores- para hacer efectiva esta medida sin que se resientan sus cuentas. En en este sentido, la banca ha solicitado en los últimos días que el Gobierno ponga en marcha iniciativas para aumentar la liquidez, que, si bien no supone un problema a corto plazo, sí preocupa.

Otras medidas -ya anunciadas- que el Gobierno pondrá en marcha con urgencia dentro de este "eje social", con el objetivo fundamental de que haya más dinero en los bolsillos de los españoles y pueda así reactivarse el consumo, a pesar de la inflación, son:

  • Devolución de 400 euros en el impuesto sobre la renta de pensionistas, trabajadores y autónomos. Para ello se destinarán 6.000 millones de euros, que empezarán a 'repartirse' en la nómina del mes de julio -200 euros iniciales- y el resto se repartirá a partes iguales entre las nóminas de agosto y diciembre. A los autónomos se destinarán 1.000 millones, sin que aún se haya concretado la manera de reintegrárselos. En cualquier caso, no se tratará de ingresos directos, sino de menores retenciones a cuenta del IRPF.
  • Aceleración en las devoluciones del IVA a las empresas, que podrán solicitarlas mensualmente. Esta medida entrará en vigor el año que viene y se estima que anticipará a las empresas cerca de 6.000 millones de euros a lo largo de 2009, en vez de tener que esperar a 2010, como ocurriría con los plazos actuales.
  • Línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) destinada a las pymes.
  • Recolocación de parados del sector de la construcción. Con un coste de 201 millones de euros, permitirá a las oficinas de los servicios públicos de empleo contratar a 1.500 orientadores y ofrecerá una ayuda extraordinaria de 350 euros mensuales durante un máximo de tres meses a los parados con especiales dificultades de inserción laboral. A este plan, según Solbes, podrán acogerse no solo los desempleados de la construcción, sino todos los parados.
  • Supresión del gravamen en en el Impuesto sobre el Patrimonio, con fecha de el 1 de enero de 2008. Así, este impuesto se pagará por última vez este año, correspondiente al ejercicio 2007.

Eje económico

Solbes prevé reactivar la economía con otro tipo de medidas en las que cobra especial protagonismo el sector de la construcción -cuyo declive ha sido clave en la desaceleración económica-. En el 'Plan Solbes' se reflejan:
  • Deducciones fiscales para la rehabilitación de edificios.
  • Aceleración de las licitaciones de obra pública.
  • Concesión de avales públicos, a través del ICO, por valor de 5.000 millones (2.000 millones más de la cantidad actual) para las promotoras que construyan Viviendas de Protección Oficial (VPO).

No se resigna: sigue hablando de "crecimiento"

Una de las mayores preocupaciones de los expertos respecto al impacto que este tipo de medidas puede tener sobre la economía reside en saber si esos 10.000 millones de euros harán resentirse demasiado el superávit de las cuentas públicas. Según Solbes, la preocupación debe ser relativa: aunque las voces más "pesimistas" recortan el crecimiento previsto por el Gobierno hasta situarlo cerca del 1%, el ministro insiste en que "en cualquier caso, España crecerá por encima de su entorno" y asegura que "estamos en mejor disposición para afrontar situaciones complicadas" debido al superávit con que se cuenta, a una disminución de la deuda, a  la inversión pública y al crecimiento que ha registrado el empleo en los últimos años. Dice Solbes que estos factores tienen como consecuencia "una capacidad de crecimiento, un crecimiento potencial y un margen de maniobra adicional".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios