www.diariocritico.com

Un embarazo "embarazoso"

La opción era responder con los hechos a las críticas o dejarlas correr, y la ministra de Defensa ha elegido lo primero.

En respuesta a quienes cuestionaron e incluso ridiculizaron su idoneidad para el cargo solo porque es mujer y está esperando un hijo, Carme Chacón ha hecho lo que yo creo que los militares esperan y tienen derecho a esperar de un jefe, o jefa: personarse en el lugar de mayor peligro a compartir el racho y unas horas con su gente.

Lo embarazoso del caso, en mi opinión, no es que la ministra de Defensa esté embarazada, si no que haya tenido que llegar una mujer al cargo para que el primer acto de un ministro de Defensa español sea visitar a nuestras tropas en el más lejano y peligroso de los destacamentos con tropas españolas. Que sus antecesores varones en el cargo hayan vendido y el propio presidente del Gobierno venda tan caros estos gestos de reconocimiento y apoyo moral a nuestros soldados, es, para mí, lo insólito. Lo raro

Yo he viajado en un Hércules del Ejército una vez, y el viaje es de aúpa incluso sin estar embarazada. Nada que no arreglen ocho horas de sueño en tu propia cama, también se lo digo. No me refiero a los embarazos problemáticos, naturalmente, sino a los saludables como el de la ministra, que son la inmensa mayoría. La idea de que el embarazo es una enfermedad es tan machista, tan antigua, tan absurda, que parece mentira que en pleno siglo XXI todavía haya que aclarar que el embarazo es un estado que la inmensa mayoría de las mujeres llevan con toda naturalidad y muchísima alegría. Pero, si hay que aclararlo, se aclara.

Lo que es de aúpa es levantarse cada día al amanecer y no acostarse hasta la madrugada para poder cumplir las dos jornadas laborales que cumplen cada día millones de mujeres españolas, entre ellas miles de embarazadas, sin pestañear; una remunerada y la otra no: el cuidado del hogar y la familia, incluidos en muchos casos los mayores dependientes (gratis), y el trabajo fuera de casa (remunerado). Me quedo corta, esto es heroico porque a diferencia del viajecito en Hércules no tiene fecha de caducidad. Pero a los críticos de la ministra (me juego el piso) seguro, seguro, que esto no les parece raro sino "lo normal". La política es pedagogía, y la naturalidad con que la ministra Carme Chacón lleva su embarazo me parece que es la imagen más potente y el mejor discurso que se puede hacer contra el machismo. ¡Bravo por ella, caramba!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.