www.diariocritico.com

El Deportivo Español se llenó de gloria

Los festejos españoles se sintieron en Buenos Aires

Los festejos españoles se sintieron en Buenos Aires

Como si se estuviera en Madrid, Andalucía, Galicia, Barcelona, Castilla o cualquier rincón de España, los españoles en Argentina disfrutaron la Eurocopa de la mejor manera. En las instalaciones del Deportivo Español, más de 900 personas festejaron a pura emoción el brillante título obtenido por el seleccionado dirigido por Aragonés. Entre los presentes se encontraban el presidente del Atlético Madrid Enrique Cerezo y el Secretario de Turismo de Madrid Santiago Fisas
Ya desde temprano se notaba que el día no iba a ser uno más. El convenio firmado entre la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) la Fundación del Atlético Madrid, la Fundación Sábato, y el Deportivo Español, por el cual se ayudará a cientos de jóvenes carenciados a salir de su situación a través del deporte.

Luego de la recorrida por las instalaciones llegó el momento de los agasajos, donde se hizo un especial reconocimiento a la presencia de las autoridades, algo que fue retribuido por numerosos obsequios entregados por el presidente del Atlético, especialmente a autoridades del club anfitrión, autoridades de la Embajada de España y al Coordinador General en Argentina de la AECID Javier Calviño.

Los tradicionales callos madrileños sirvieron para darle más calor a la jornada, y para matizar los nervios de una espera que se hacía eterna aguardando la hora del partido.
Las dos pantallas gigantes instaladas quedaron cortas ante tanta pasión, que con seguridad puedo decirles que fue en muchos casos hasta más fuerte que la vivida en la propia península.

La confianza era plena, y el hecho que David Villa no pudiera jugar no parecía importarle mucho a la afición y, como dijo José –de jóvenes 75 años gallegos- “hoy ni con Gerd Müller nos van a poder ganar”

Ni bien salieron los equipos a la cancha el “a por ellos” no se hizo esperar y a pesar de unos primeros minutos en los cuales los alemanes se habían adueñado de la pelota, el correr del juego trajo tranquilidad a partir de que los habilidosos volantes españoles comenzaron a dominar.
La primera gran emoción de la final, llegó con el cabezazo del “Niño” Torres, donde todos gritaron gol, a pesar que el balón chocara con el poste del arquero alemán. De ahí en más fue imposibilidad pedir racionalidad ante una “Furia” que se iba acercando a un merecido triunfo.

Sí ya los salones eran un hervidero, la explosión llegó a los 32 minutos del con la aparición fulminante del “Niño” Torres, que con su mágico toque provocó el delirio de todos.

Finalizado el primer tiempo, muchos salieron a la calle a fumar, otros aprovechaban para sacarse fotos con el presidente del Atlético –que ya a esa altura se sentía mucho más cómodo en las instalaciones del Deportivo que si hubiera estado en Viena- quien muy amablemente se prestaba a fotografiarse con todos y firmaba autógrafos por doquier, vanagloriándose del pasado “colchonero” del Niño Torres.
Mientras tanto, el Consejero de Turismo de Madrid, seguía con una sonrisa que le va a ser muy difícil de borrar, soñando que el resultado previo se mantuviera hasta el final.

Para calificar como se vivió el segundo tiempo la palabra dramatismo queda corta. A pesar de tener el encuentro dominado, Alemania es Alemania, por lo que el respeto permaneció hasta que el árbitro decretó el final del partido.
Y ahí sí estalló el grito contenido durante tantos años. Lágrimas, abrazos, todos arriba de los bancos, en un festejo que no quería terminarse jamás. Durante más de una hora permanecieron todos en un salón que se llenó de gloria, con la ilusión que a esta proeza deportiva conseguida por el seleccionado español,  pueda “contagiarse” un club como el Deportivo Español, que tuvo que pasar por muchos avatares, pero, que gracias al empuje y amor de muchos simpatizantes, que lo toman como de su propia familia, sueñan con volverlo a ver en primera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios