www.diariocritico.com

La cultura desde la 3ª edad

lunes 14 de diciembre de 2020, 08:48h

¿Cuáles son las propuestas que podemos hacer desde la 3ª Edad, en materia de Cultura a la Sociedad Española? Dado que hemos tenido ya una larga experiencia, de muchos años de trabajo, los mayores que somos más sabios, y con más experiencia que los jóvenes, puestos a proponer, deseamos que el español sea un pueblo culto, en todos los sentidos, en el Arte, en la Historia, en la Literatura, en la Filosofía, en la Ética, pero no solo en las Humanidades, sino también en la tecnología del 5G, de forma que todos los ciudadanos puedan ser cultos y eficaces, en el desarrollo profesional y social de sus vidas, para llegar a la 3ª Edad siendo los más preparados, para seguir afrontando el futuro hasta que les llegue su última hora.

La ciencia cultural se basa en los estudios sobre Etología preguntándonos como Gustavo Bueno ¿En qué medida la Etología, que se ocupa, desde luego, en cuanto ciencia natural, del análisis de los comportamientos “naturales” de los animales y del hombre, puede penetrar también en el “mundo de las formas culturales” y, por tanto, reclamar su condición de ciencia cultural?

La Etología es una ciencia reciente, acaso la última recién llegada a la “república de las ciencias”; todavía en nuestros días, los principios del siglo XXI, lucha, en competencia darwiniana con otras disciplinas, por la conquista de su status como institución académica con derecho propio (denominación, financiación, cátedras, departamentos, horarios en los planes de estudio...) en muchas Universidades. Podemos tomar como fecha simbólica de su reconocimiento universal y del inicio de su carrera “imperialista” el año 1973, fecha en la que recibieron el Premio Nobel los tres etólogos sin duda más famosos de nuestro siglo: K. von Frisch, K. Lorenz y N. Tinbergen. (Aproximadamente, un siglo antes, la Antropología, como disciplina nueva, había iniciado su carrera “imperialista”: Edward B. Tylor fue el primer catedrático de Antropología en Oxford, en 1884).

Por lo tanto la cultura según nuestro planteamiento etológico, enfrenta a la natura de los ciudadanos, con la intención de prepararlos para que olviden sus rasgos psicoanalíticos de animalidad, a través de la Educación, pero educación en libertad, todo lo contrario de la reciente ley “Celaa” que pretende que la Educación sea exclusivamente estatal. Se trata precisamente de todo lo contrario, de conseguir que con un cierto curriculum reglado, se pueda acceder desde, la escuela maternal, a la primaria, después a la secundaria y a la profesional y finalmente a la universitaria, continuada en los “master” que completan la preparación de los ciudadanos, ajustándonos a sus deseos y capacidades, tanto desde lo privado como de lo público, además de conceder libertad, incluso en lo público, a las distintas filosofías o idearios que reflejan las diferentes corrientes existentes, no ya solo en la sociedad española, sino en el globalismo y en el multilateralismo, dejando las puertas abiertas a las ideas que hoy son de fácil acceso, procedentes de cualquier lugar del mundo, ya sea por medios tradicionales, libros, revistas, como electrónicos, en la cultura del 5G. La pedagogía que esto exige (de paidos gogos: conductor de los niños) exige la delicadeza de no intentar alienar en ningún sentido político, a los educandos. Se trata de que, en términos globales, todos los ciudadanos puedan ser diferentes, libres, en su orientación hacia los contenidos de la Cultura mundial, para que puedan avanzar y para que no se sientan masa, adocenada por su vulgaridad, sino individuos diferentes.

Realmente es justo lo contrario, de lo que ha ocurrido en España desde la Ley General de Educación (LGE) de la Ministro Villar Palasí en los 70, que en la Transición has sido cambiada diversas veces según el partido que haya estado en el gobierno: De la LGE a la LOMCE: Así son las siete leyes educativas españolas de la democracia: . La LGE 1970 (franco-ucd). la ley de entrada a la democracia; la LOECE. 1980 (ucd). una ley marcada por la constitución y el golpe de estado; la LODE, 1985 (psoe). introduce el concierto; la LOGSE, 1990 (psoe). la ley que pone fin a la LGE y que otorga un gran peso educativo a las comunidades autónomas; la LOPEG, 1995 (psoe). la ley Pertierra nació con la oposición del profesorado; la LOCE. 2002. (pp). la única ley del pp… nunca llegó a aplicarse; la LOE, 2006. (psoe). la ley de Zapatero trajo la polémica con educación para la ciudadanía; la LOMCE. 2013. (pp) la ley Wert, la más polémica de todas, nace con una amplísima oposición y ahora la Ley Celaa que ha nacido, colándose por el roto del Covid 19. Un auténtico desastre. Todas necesitan una revisión y ser aprobadas por un Consenso que los Mayores proponemos, que seamos nosotros quienes las discutamos, en un amplio consenso con el profesorado.

Nuestra Propuesta es un “desplazamiento de fronteras” establecidas por los dualismos tradicionales. La distinción entre cultura subjetiva y cultura objetiva. La distinción entre “hombre-animal cultural” y “hombre-persona moral” según Bueno. Es por tanto la cultura, el poso que queda en la población de la información-formación recibidas, pero no solo en los centros educativos, sino en todos los medios de comunicación de masas, incluidos las llamadas redes sociales, y las experiencias personales, viajes, museos, arte música, literatura, siempre en libertad, con la intención de la formación de capacidad critica en todos los ciudadanos.

Es el autentico ciudadano de un nuevo Renacimiento, similar al que ocurrió en Europa desde el S XIV al S XVI, renegando de la alienación, a la que nos están sometiendo a todos los españoles, en una potencial republica bolivariana de la que quizás pueda separarnos ¡Ojalá! la Unión Europea.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios