www.diariocritico.com
La prisión permanente revisable o cómo tirar de una medida populista desde la derecha

La prisión permanente revisable o cómo tirar de una medida populista desde la derecha

> El PP se niega a que Ciudadanos se ponga la medalla de una medida suya
> El Tribunal Constitucional todavía no se pronuncia sobre una ley polémica

lunes 05 de febrero de 2018, 07:52h
Este fin de semana ya hemos visto cómo el Gobierno tiene previsto aprobar en el Consejo de Ministros del próximo viernes un proyecto de ley para "mejorar y ampliar" la prisión permanente revisable. Lo hace para evitar que, de nuevo, Ciudadanos le adelante por la derecha en una medida populista que cala en la sociedad con facilidad aprovechando el drama de algunos delitos execrables, como el reciente resuelto de Diana Quer.

Así lo avanzaron ayer fuentes del Gobierno de Rajoy desde Córdoba, donde el PP celebró una convención sectorial sobre esta materia, que fue inaugurada por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y clausurada por el propio Rajoy y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno.

La propuesta del Gobierno extiende la prisión permanente revisable para los culpables de asesinato que no colaboren e intenten ocultar el cadáver de sus víctimas, para los secuestros que acaban en muerte, y para los casos de muertes que implican el uso de elementos químicos, nucleares o en caso de incendios provocados.

El presidente Rajoy dijo entender el derecho a discrepar de esta medida por parte de determinados sectores, pero argumentó que "la mayoría de españoles saben que lo que es permanente es el dolor de un padre o una madre de un menor asesinado". "Y ese dolor, por desgracia, no es revisable", añadió. Según el jefe del Ejecutivo, la prisión permanente revisable "es una pena proporcional a la gravedad de los crímenes que castiga, y que está en sintonía con todas las democracias de nuestro entorno". El PP, insistió, "hará cuanto esté en sus manos para conseguir que no se derogue una ley que es europea y tiene todos los avales. Vamos a dar esa batalla. La única batalla que se pierde es la que no se da".

El PP tira de este carro después de que Ciudadanos hiciera el amago de enarbolar la bandera de esta causa y ponerse las medallas en otra posible razón para seguir ganando votos ante el desgaste del Gobierno de Rajoy. Mientras tanto, el Tribunal Constitucional todavía no se pronuncia después de dos años de deliberaciones. En 2015, en la anterior legislatura, recurrieron a este órgano los partidos de la oposición que estaban por entonces en el Congreso: PSOE, CiU, IU, Nueva Canarias, PNV, BNG, Compromís y UPyD.

Negociar con la oposición

En todo caso, el Gobierno tendrá que negociar con la oposición los apoyos necesarios para mantener en el Código Penal la prisión permanente revisable. El Congreso de los Diputados tramitará en febrero una propuesta de derogación impulsada por el PNV y apoyada en su tramitación por el resto de formaciones, con la excepción del PP y de Ciudadanos, que se abstuvo. Rajoy advirtió ayer del peligro que supone el que Ciudadanos sea un partido que carece de "ideas claras" y esté "en revisión permanente de sus principios", algo que "puede tener consecuencias peligrosas para los españoles".

Desde Ciudadanos, su secretario general, José Villegas, indicó ayer que "sería mejor abrir un debate amplio y sereno sobre las mejoras que puede necesitar el Código Penal español en materia de penas y de acceso a permisos y al tercer grado".

El PSOE, por su parte, rechazó los planes del Ejecutivo que tachó de "electoralistas". En opinión de Andrés Perelló, secretario de Justicia de la ejecutiva federal socialista, "no se puede legislar en caliente ni se puede aprovechar el dolor de los demás para acciones electorales". También Carles Campuzano, del PDeCAT, se manifestó en contra de los planes del Ejecutivo. Podemos e IU ya dejaron claro hace tiempo que no se unirían a esta medida y se mostraron en contra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios