www.diariocritico.com
Los 5 protagonistas políticos de 2016 en España
Ampliar
(Foto: Flickr PSOE)

Los 5 protagonistas políticos de 2016 en España

viernes 30 de diciembre de 2016, 14:54h
2017 está llamando a la puerta, y en estos últimos días del año toca hacer balance de lo ocurrido en 2016 y repasar los momentos más importantes. Aunque resulta (casi) imposible recopilar en un artículo todos los rostros y todos los acontecimientos acaecidos en los últimos 365 días, trataremos de poner nombre y apellidos a los protagonistas políticos del año en el panorama nacional.

2016 estaba llamado a ser el año del cambio político pero, aunque ha sido uno de los más convulsos de nuestra democracia, al final se ha impuesto la continuidad con la investidura de Mariano Rajoy. Dos intentos de investidura, dos elecciones generales, la entrada de nuevos partidos en el Parlamento, la ‘decapitación’ de Pedro Sánchez y la crisis de identidad del PSOE, o la ‘guerra’ por la dirección de Podemos, son algunos de los momentos más importantes del panorama político este año. Para poner rostro a esos acontecimientos, hemos seleccionado a 5 de los protagonistas políticos del tablero nacional.

Pedro Sánchez

Sin duda es uno de los nombres de 2016. Comenzó el año con aspiraciones de convertirse en el presidente del Gobierno tras las elecciones del 20-D, en las que el PP quedó debilitado pese a su victoria. Los números hacían posible una alternativa a Mariano Rajoy, pero tras un intento frustrado de pacto con Podemos y los partidos nacionalistas, Sánchez intentó ‘convencer’ a los populares mediante un pacto con Ciudadanos, que no convenció a ningún otro actor político.

Se presentó a la investidura sabiendo que no lograría convertirse en presidente, y se lanzó de nuevo a la campaña electoral con el miedo al anunciado ‘sorpasso’ por parte de Podemos. El ‘sorpasso’ no se produjo, pero Sánchez volvió a cosechar los peores resultados del partido en unas urnas. A principios de julio, comenzaban a alzarse las voces que pedían a Sánchez dar un paso atrás. Sánchez insistió en su ya famoso ‘no es no’ a Rajoy, mientras dirigentes y ex dirigentes del partido le pedían abstenerse y permitir un gobierno del PP, el único partido que mejoró sus resultado en las elecciones del 26-J.

Tras el primer intento de investidura de Rajoy, Sánchez se enrocó en el ‘no es no’, al tiempo que sus alas se cortaron ante la posibilidad de un pacto con Podemos. A partir de ahí, el partido comenzó a ser un polvorín, y la (esperada) abstención ante una investidura de Rajoy se convirtió en el pretexto de una guerra fratricida. Desde la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, a las editoriales de medios de comunicación internacionales como ‘The New York Times’, pasando por el ex presidente del Gobierno, Felipe González, y la campaña mediática liderada por el grupo Prisa (El País, La Ser...), la abstención pasó a ser una exigencia, y el fantasma de las ‘terceras elecciones’ comenzó a correr detrás del secretario general del partido.

El líder del PSOE se convirtió en el enemigo acérrimo para su partido, o al menos para el alma dominante. Ya nadie escondía su opinión sobre la gestión de Sánchez, la presión y la tensión iban en aumento hasta se rompió la baraja. La mitad de la Ejecutiva del partido presentó su dimisión para intentar forzar la de Sánchez, aunque este quiso aguantar en el cargo el mayor tiempo posible. Tras un esperpéntico Comité Federal, en el que se acordó la abstención en la investidura de Rajoy, Sánchez tuvo que dimitir, aunque su cabeza ya había sido cortada por sus propios compañeros.

Susana Díaz

La presidenta de Andalucía figura en esta lista ya que su nombre ha estado unido al de Sánchez, desde que este fue elegido secretario general. Fue ella quien le convirtió en líder, y fue ella quien, desde la sombra, hizo rodar su cabeza. Los rumores que apuntaban a su mala sintonía, pasaron de ser eso, rumores, a ser un secreto a voces.

Es cierto que Sánchez fue elegido por la militancia socialista, pero participó en el proceso de primarias porque Díaz consiguió los apoyos (avales) necesarios. La andadura de Sánchez como secretario general no puede entenderse sin la lideresa, ya que ella fue empedrando su camino hasta que consiguió frenarle. Susana Díaz, que pactó con Ciudadanos para mantener el poder en Andalucía, nunca ocultó su desagrado ante un posible pacto con Podemos, por lo que quiso evitarlo a toda costa. Es cierto que no reclamó la dimisión de Sánchez ni tras las elecciones del 20-D, ni después del 26-J, pero encontró voces dispuestas a hacerlo por ella.

Alineada con Felipe González, comenzó a exigir la abstención, vistiéndola como la única posibilidad y como ‘lo mejor para España’, mientras sondeaba sus fuerzas para quitarle las riendas a Sánchez. Ella siempre se ha desmarcado de las quinielas que apuntaban a su nombre como secretaria general del partido, asegurando que su lugar estaba en Andalucía, pero poco a poco, cambió su discurso por aquello de “estaré donde me pongan mis compañeros, en la cabeza o en la cola”.

Con la dimisión de Sánchez, todo apuntaba a que sería ella la que tomaría los mandos de un partido que atravesaba la mayor crisis de identidad de su historia. Quizás no esperaba el movimiento de dirigentes y militantes que dieron la espalda al partido del ‘no es sí’, y al ver su fuerza peligrar, optó por ganar tiempo, mientras la Gestora no aclara cuándo se convocará el Congreso del que saldrá un nuevo líder, y parece no tener prisa por hacerlo. Aunque nadie se atreve a asegurar que ella se presentará como candidata, todo apunta a que lo hará si sabe que tiene todos cabos bien atados. Además, sabe que cuanto más tiempo pase, más difícil le resultara a Sánchez mantenerse en el candelero.

Ínigo Errejón

La irrupción de Podemos en el Parlamento es uno de los acontecimientos del año, aunque el aclamado cambio político no llegó a materializarse. Tras las elecciones del 20-D, la formación ‘morada’ pudo saborear el asalto a La Moncloa mediante un pacto con el PSOE, que no llegó a fraguarse y que tuvo a Errejón como uno de sus grandes detractores. Mientras hacía las veces de número 2 de Iglesias, se convertía en su rival, aunque al principio ninguno de los dos quiso admitir que las diferencias existentes.

Los que se erigieron en representantes de la nueva política, basada en el diálogo, los pactos y la transparencia, no han sabido sacar partido de la crisis del PSOE, su rival directo, y han caído en su propia crisis de dirección. Parece que en Podemos se ha hecho realidad ese mantra que dice que la izquierda, que comparte los asuntos clave, no duda en sacarse los ojos por los matices. La crisis de Podemos, que sus dirigentes han achacado a los medios de comunicación, es una realidad, que de no encontrar solución, puede acabar destruyendo el partido.

Twitter ha sido el escenario del combate entre Iglesias y Errejón, que prefirieron intercambiar ideas en 140 caracteres, en lugar de ‘lavar la ropa en casa’. Los dos negaban estar enfrentados y aseguraban que sus diferencias eran fruto de la pluralidad y el debate, pero no era así. El ambiente entre ‘errejonistas’ y ‘pablistas’ comenzó a enturbiarse, ya no solo en las redes sociales. Ambos midieron sus fuerzas antes del Congreso que se celebrará en febrero, y los datos mostraron el escaso margen de la victoria de Iglesias, que vio peligrar, por primera vez, su liderazgo.

El cruce de tuits alcanzó su momento álgido con la destitución de José Manuel López, afín a Errejón, como portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid. El propio Errejón se quejó a través de Twitter de la fulminante decisión, y los ‘pablistas’, entre ellos Ramón Espinar, Irene Montero, Rafa Mayoral o Pablo Echenique, se lanzaron a su yugular. #IñigoAsíNo fue la etiqueta elegida por los afines a Iglesias para criticar a Errejón, que se limitó a responder con una felicitación navideña. Habrá que esperar a febrero para saber cuál será el futuro del partido, y si Iglesias mantendrá o no su liderazgo pero, lo que está claro es que la crisis existe, aunque se empeñen en negarlo.

Gabriel Rufián

No es uno de los protagonistas del año por la denominada cuestión catalana, pero se ha colado en esta lista por su papel parlamentario, y es que sin duda, sus intervenciones han sido de las más polémicas que se han visto en la Cámara baja en este 2016. Aunque su tono es calmado, el contenido de sus mensajes es agresivo y directo, por eso se ha convertido en uno de los diputados más controvertidos, dentro y fuera del Parlamento. El portavoz de ERC, es usuario habitual de Twitter, donde ha publicado alguno de sus mensajes más polémicos, aunque también mantiene ese estilo desenfadado en sus intervenciones.

Rufián ha conseguido convertirse en protagonista en las sesiones de investidura que hemos vivido en este año, cuando ni siquiera era el candidato a presidente del Gobierno. Entre sus intervenciones más sonadas destacan la del pasado 2 de septiembre, en la segunda vuelta de la investidura fallida de Rajoy. Ese día dejó boquiabiertos a los parlamentarios con un discurso lleno de reproches a los principales partidos, especialmente al PP, C’s y PSOE, por su postura hacia Cataluña. Llamó a Albert Rivera ‘Señor Ibex’ y ‘Smithers’ (personaje de Los Simpsons que es lacayo del malvado Montgomery Burns), y se refirió a Ciudadanos como el ‘Frente Nacional Naranja’.

Su discurso estuvo marcado por las preguntas que dirigió a Rajoy, a quien interpeló por la “conspiración”, según sus palabras, del ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, por los casos de corrupción del PP o los ‘ataques’ del Ejecutivo a Cataluña, entre otras cosas. También se dirigió a Sánchez, a quien preguntó por qué renuncia a gobernar el país por rechazar el referéndum en Cataluña, y pidió a Podemos “ayuda” para culminar el desafío independentista.

Aún fue más duro en su intervención el día que Rajoy fue investido presidente del Gobierno gracias a la abstención del PSOE. Ese día, el partido socialista se convirtió en el blanco de sus ataques, y arremetió contra la formación “PSOE S.A.”, y contra los diputados “iscariotes”. Con un tono de desprecio se lanzó contra el PSOE: “Si le hacen esto a su secretario general y a su militancia, qué no le harán a la gente”.

Los diputados del PSOE, que también abanderaron en su día aquello del ‘no es no’, asistieron perplejos al discurso de Rufián, que espetó que “solo les queda de izquierdas el sitio en que se sientan en los consejos de administración”, mientras les acusó de estar “doblegados por Susana Díaz", a la que se refirió como “cacique” y “Richelieu” sin citar su nombre.

Rita Barberá

La que fue alcaldesa de Valencia durante más de dos décadas, falleció el pasado 23 de noviembre en un hotel de Madrid a causa de un infarto. Pero no es su muerte lo que le lleva a formar parte de esta lista, sino los acontecimientos que ha protagonizado en su último año de vida. Después de que perdiera el bastón de mando de Valencia tras las elecciones municipales y autonómicas de 2015, Barberá se negó a abandonar su vida, la política, y se refugió en el Senado.

Los casos de corrupción del PP que en la Comunidad Valenciana, no consiguieron hacer temblar su puesto, pero comenzaron a sembrar la sombra de la duda sobre ‘alcaldesa de España’. Cuando su equipo municipal fue imputado en el marco de la operación Taula, y los nombres de su hermana y su secretaria comenzaron a acaparar titulares, algunas voces dentro de su propio partido comenzaron a pedir su cabeza.

La investigación señaló directamente a Barberá, y su nombre pasó a ser un inconveniente para el partido, ya que Ciudadanos llegó a poner su destitución como condición para cualquier pacto con el PP.

El PP, su partido (tiene el carnet número 3), desterró a Barberá para contentar a Ciudadanos y envió a su senadora al grupo mixto. El Tribunal Supremo llamó a declarar a la ex alcaldesa, y tres días después de hacerlo, falleció a causa de un infarto, por lo que la causa quedó archivada.

La familia de la senadora arremetió contra el que había sido su partido por la forma en la que fue tratada en este último año. Barberá sabía que no solo había perdido eso, ya que en las últimas semanas apenas salía de su casa por la presión mediática.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.