www.diariocritico.com
La polémica visión del PSOE por el apoyo del uso del catalán en Cataluña y Baleares
(Foto: Twitter Enric Millo)

La polémica visión del PSOE por el apoyo del uso del catalán en Cataluña y Baleares

lunes 19 de febrero de 2018, 08:49h

El líder del PSC, Miquel Iceta, defendió ayer el modelo de inmersión lingüística en la educación pública catalana, y aseguró que los socialistas no permitirán "nunca" que la lengua suponga un motivo de división entre los niños.

En su intervención durante el acto de inauguración de la nueva sede del PSC en Barcelona, el dirigente insistió en que el PSC defenderá siempre una escuela catalana en la que el catalán sea el centro de gravedad, pero con el objetivo de que al terminar la enseñanza obligatoria dominen tanto el catalán como el castellano. Todo tras la polémica campaña del Gobierno central para cambiar las reglas del juego en la cuestión idiomática.

La alcaldesa de L'Hospitalet de Llobregat y miembro de la Ejecutiva del PSOE, Núria Marín, aseguró, por su parte, que Pedro Sánchez está a favor de la inmersión lingüística y negó que haya discrepancias entre el PSC y el PSOE en esta cuestión. En esta línea, Marín quitó importancia a la opinión de los baronesdel PSOE que ayer se pronunciaron en defensa del castellano. "Lo que puedan decir Lambán y otros compañeros, con todo el respeto, a mí no me sirve", indicó.

En Baleares, más polémicas

En el caso de Baleares, gobernada por la socialista Francina Armengol, no se trata del uso del catalán en las escuelas sino en los centros médicos. Alrededor de 2.500 personas se manifestaron ayer domingo en las calles de Palma para exigir que el personal sanitario no tenga que cumplir el requisito de aprender catalán para trabajar en los centros sanitarios públicos de las islas.

Bajo el lema Los idiomas no salvan vidas. Por una sanidad sin fronteras lingüísticas, la marcha transcurrió sin incidentes, presidida por la plataforma Mos Movem, surgida hace unos meses con el objetivo de frenar la iniciativa del Gobierno de la socialista Armengol de exigir el catalán para acceder a un puesto en la sanidad pública balear.

El Gobierno balear planteó hace meses la aprobación de un decreto que obligaba a quienes opositaran a una plaza pública a tener un conocimiento de nivel medio del catalán. La iniciativa contó con el rechazo frontal de todos los sindicatos del sector sanitario que votaron en contra del decreto.

Tras una oleada de críticas y la oposición de buena parte del sector, el Ejecutivo balear inició una nueva negociación con los sindicatos que culminó hace dos semanas con la aprobación de un nuevo decreto que rebaja a niveles mínimos la exigencia del catalán en la sanidad. La nueva medida contempla la exención del conocimiento del catalán para acceder al concurso de oposiciones, pero obliga a los sanitarios que obtengan plaza a obtener en dos años un título básico de catalán. Si no lo obtienen tendrán vetada la solicitud de traslados, los ascensos y el acceso a la carrera profesional aunque podrán seguir ejerciendo y siendo los titulares de la plaza obtenida en la oposición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios