www.diariocritico.com

Rajoy sale airoso de un tenso interrogatorio en el juicio del 'caso Gürtel'

> Negó haberse ocupado "jamás" de asuntos económicos en el PP pese a organizar campañas
> El abogado de Bárcenas echó una mano al presidente al bloquear varias preguntas
> Su tono fue muy criticado por tomarse demasiadas licencias y fue apercibido por el juez

miércoles 26 de julio de 2017, 08:15h
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, salió airoso en líneas generales de las preguntas realizadas en la Audiencia Nacional por la acusación popular y las defensas de los acusados en el juicio del llamado 'caso Gürtel'. Como se esperaba, el también presidente del PP se limitó a su papel de testigo, insistiendo en que desconocía cualquier pago o acuerdo ilegal con los principales acusados, Francisco Correa, Luis Bárcenas o 'El Bigotes'. El interrogatorio fue largo y tenso, con momentos muy polémicos por los enfrentamientos entre letrados, tribunal y el propio Rajoy.

El abogado de la acusación popular, José Mariano Benítez de Lugo, fue sin duda el gran protagonista al protagonizar un tenso cara a cara con el presidente del PP. Preguntó a Rajoy por la 'contabilidad en B' del partido, siendo interrumpido en varias ocasiones por uno de los abogados de Luis Bárcenas, quien echó así una mano indirecta a Rajoy.

El abogado de Bárcenas pidió al juez que no se hablara de este tema al ser otra causa judicial en una pieza separada. El juez Ángel Hurtado dijo que permitiría algunas preguntas sobre esta caja en dinero B si no interfería. Rajoy desmintió conocer la parte económica de la gestión del PP para financiar campañas electorales, por ejemplo, un punto que fue muy debatido.

Bárcenas y Correa

En cuanto a Bárcenas, Rajoy aseguró que nunca nadie en el partido le dio un mensaje de alerta sobre su gestión: "Nunca, mientras fue tesorero nunca". Reconoció que se reunió con él en 2010 en calidad de despedida: "Me pareció razonable porque llevaba trabajando 30 años en la casa. Quería despedirse, nos explicó que estaba en una situación difícil y que iba a dedicarle tiempo a los abogados y punto". En relación a los supuestos sobresueldos en dinero negro recibidos en sobres, negó que hubiera un acuerdo para regularizarlos como norma interna entre dirigentes del PP y Bárcenas: "En absoluto se tomó tal acuerdo ni ahora ni nunca" .

Sobre Francisco Correa, el otro gran acusado del 'caso Gürtel', dijo no acordarse si se vio en alguna ocasión más que cuando le saludó en actos que el empresario organizaba, sin más profundidad en esos encuentros: "Le habré visto en algún acto pero no tengo ninguna relación ni vino a mi despacho". Además, destacó, como se esperaba, que él dejó de contratarle y que por tanto nunca pudo ser cómplice de su actividades irregulares: "En el año 2004, el tesorero me dijo que algunos proveedores estaban usando el nombre del PP en ayuntamientos de Madrid y le dije que dejáramos de trabajar con ellos", aseguró bajo testimonio.

Otro de los acusados, Álvaro Pérez 'el Bigotes', también fue sacado a colación y Rajoy dijo no acordarse cuándo le conoció. Además, sobre la carta de agradecimiento que le había enviado contando que reclamaba dinero al PP, recurrió de nuevo a la memoria: "Recibo miles de cartas al día", usó como excusa para no acordarse. También dijo no recordar cuándo le conoció al empresario: "Sería incapaz de decirle".

Tensión y problemas con el abogado Benítez de Lugo

El tono general del interrogatorio fue tenso por los 4 principales protagonistas: el presidente del Tribunal, Ángel Hurtado, el abogado de la acusación popular, Benítez de Lugo, el testigo principal, Rajoy, y el abogado principal de Bárcenas. Uno de los problemas fue el de las continuas irrupciones que hizo el último para paralizar el interrogatorio, que rompió el ritmo del interrogatorio, lo que hizo que Benítez de Lugo pidiera ayuda al Tribunal.

Además, el tono de Rajoy, altivo y crítico con el abogado Benítez de Lugo generó problemas y éste pidió de nuevo apoyo del juez Hurtado, quien le dio la razón: "Le he dicho al testigo que no vuelva a hacer esa observación", ya que Rajoy llegó a reprochar a la acusación popular que le hubiera mandado citar al juicio: "No sé si se ha confundido de testigo". Algunas preguntas del abogado a Rajoy sí que fueron bloqueadas por el magistrado.

El juez sí reprochó en varias ocasiones el tono distendido de Rajoy, que más parecía hablar a la prensa o a rivales políticos, como cuando defendió "responder a la gallega porque no podía ser de otra manera" ya que es gallego. Hurtado pidió seriedad en el interrogatorio: "Señor testigo, venga, venga".

Un nuevo incidente de tensión entre abogado y juez llegó cuando el primero pidió un careo entre Rajoy y Bárcenas. Hurtado aseguró que cada uno de ellos declara lo conveniente y que entrar en materia del caso 'papeles de Bárcenas' no era pertinente.

Gastos económicos

Rajoy reconoció que organizó campañas electorales, pero que la última vez fue en 1990. Después, precisó que dirigió la campaña para las europeas de 1995, así como las de las elecciones municipales y autonómicas de 1996 y las generales de 2000. Insistió que el encargado no tenía que atender a "aspectos económicos" sino únicamente a políticos, con lo que se desentendió así de cualquier implicación con la contabilidad investigada en el juicio.

Sobre las obras de la sede del PP en Génova, que se habrían pagado con dinero negro, Rajoy se hizo el despistado, reconociendo tan sólo que veía obreros por el edificio y que no preguntó más detalles y que no tenía, por tanto, constancia de un pago en B. Por supuesto, también negó saber nada sobre que el PP destinara dinero a comprar acciones del medio de comunicación 'Libertad Digital', afín y del periodista Federico Jiménez Losantos: "Sé lo que he leído en los periódicos".

Tampoco supo hablar de los viajes contratados a las empresas de la trama Gürtel. "Yo no tenía ni la más remota idea de cuál es la agencia de viajes del Partido Popular, de la misma manera que ahora como Presidente del Gobierno desconozco cuál es la agencia con la que viajo por el Partido Popular, yo normalmente no iba a sacar los billetes", argumentó.

Antecedentes

El presidente del Gobierno, en atención a su cargo, declaró desde el estrado, y asistió el nuevo fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón. Estaba obligado a decir toda la verdad -no hubiera sido así en caso de acudir como imputado- sobre la presunta financiación irregular de las campañas electorales de Pozuelo y Majadahonda sobre las que el PP está acusado de ser partícipe a título lucrativo.

Rajoy acudió a declarar a petición de la acusación popular ejercida por ADADE ya que en la época que se investiga –entre 1999 y 2005-, ejerció de vicesecretario general del PP con responsabilidades en los asuntos electorales.

Ésta fue la primera vez que un presidente del Gobierno acude a declarar llamado por la Justicia, más allá del precedente de Felipe González. El ex presidente socialista tuvo que acudir al Tribunal Supremo por el caso GAL, pero ya después de haber abandonado La Moncloa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Rajoy sale airoso del tenso interrogatorio en el juicio del 'caso Gürtel' tras desmentir todas las acusaciones de corrupción

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    45708 | ordiales - 26/07/2017 @ 14:06:58 (GMT+1)
    Desmentir? Lo probado y recontraprobado incluso en tribunales? mejor llamar las cosas por su nombre, como dicen que enseñan
    en las universidades,es decir Raloy negó , no desmintió, entiendo que algunos de los que escriben tienen ciertas limitaciones gramaticales o quizás de concepto lo que es peor.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.