www.diariocritico.com
Rajoy ofrece ahora a Sánchez negociar el pacto que fimaron PSOE y Ciudadanos en febrero y que el PP se negó a contemplar
Ampliar
(Foto: Podemos)

Rajoy ofrece ahora a Sánchez negociar el pacto que fimaron PSOE y Ciudadanos en febrero y que el PP se negó a contemplar

> Pactos de ida y vuelta: ahora sí, los 'populares' están dispuestos a negociar sobre documentos de otros

lunes 01 de agosto de 2016, 08:48h
Quién le ha visto y quién le ve ahora a Rajoy, que en febrero y marzo se mofaba del pacto entre PSOE y Ciudadanos y que rechazó enérgicamente para investitir a Pedro Sánchez por una cuestión lógicamente partidista. Ahora, el líder del PP estaría dispuesto a contemplar muchos puntos de ese documento del acuerdo, según asegura el diario 'El País' de cara a la reunión que Rajoy y Pedro Sánchez mantienen mañana martes en el Congreso de los Diputados.

Este diario publica hoy en su portada que Rajoy recibirá mañana a Pedro Sánchez con un documento en el que se recoge un análisis comparativo de su programa con el acuerdo que firmaron en febrero pasado el líder del PSOE y el de Ciudadanos, en el que se han detectado 125 puntos de coincidencia. El guion preparado por el equipo de Rajoy para negociar su investidura recoge en primer lugar las similitudes entre PP, PSOE y Ciudadanos: son partidos constitucionalistas que, entre otras muchas cosas, defienden la unidad de España, comparten la política exterior y la cooperación en la lucha contra el terrorismo, y tienen una marcada vocación europeísta.

Así las cosas, los asesores populares constatan que estos 3 grandes partidos podrían tener voluntad de acuerdo en torno a esos 125 puntos de coincidencia encuadrados en 5 grandes pactos de Estado y 6 prioridades comunes. Se trataría de consensuar, en primer lugar en "el avance de la recuperación para que sus efectos se extiendan a todos los españoles; la creación y calidad del empleo; o la atención a ámbitos prioritarios como la agenda digital, el desarrollo empresarial o la lucha contra el cambio climático". También podrían consensuar "la reforma del modelo de financiación para garantizar la sostenibilidad del bienestar" o "la voluntad de pacto y acuerdos en educación, ciencia y cultura", y cerrar "un pacto social que priorice la atención a las personas en situación de mayor vulnerabilidad; la garantía y sostenibilidad del sistema de pensiones, la atención a la dependencia; o un gran acuerdo contra la violencia de género".

Además, los últimos grandes pactos que se propugnan serían "el fortalecimiento institucional, la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción" y "reafirmar el compromiso de España con el proyecto europeo". El objetivo, en el mejor de los casos, concluye el diario, sería discutir todos estos puntos a través de una comisión negociadora en las próximas tres semanas del mes de agosto, de forma que un Gobierno ya investido pueda aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017 y cumplir con Bruselas en los plazos marcados.


El PP presiona a Rivera y prepara una investidura "in extremis"

El diario 'ABC', por su parte, señala que Albert Rivera está recibiendo estos días presiones "por tierra, mar y aire", según apuntan fuentes del PP, para que asuma que no puede quedar como el responsable de unas terceras elecciones. Distintos interlocutores políticos, económicos y empresariales le han hecho llegar al líder de Ciudadanos un SOS: nadie va a señalar al PSOE como causante de este atolladero porque su abstención está condicionada al sí de Ciudadanos que reforzaría una mayoría para Rajoy de 170 escaños, si se incluyera también a Coalición Canaria.

Según este periódico, Rajoy ha ordenado a su equipo que el PSOE desaparezca del discurso oficial del partido para centrarse solo en Ciudadanos. La hipótesis de que Rivera no soportará la tensión de arrostrar el fracaso de bloquear la legislatura cobra fuerza en La Moncloa, que ya prepara una investidura in extremis para la última semana de agosto.

'El Periódico de Cataluña' mantiene, por su parte, que la resolución de desacato al Tribunal Constitucional que el Parlament aprobó esta pasada semana servirá a Rajoy, según el entorno del presidente, para rechazar cualquier negociación de investidura con Convergència y defender que necesita "el apoyo de los partidos constitucionalistas". La idea es presionar, sobre todo, a Rivera, apelando a su patriotismo, para que apoye un gobierno "capaz de frenar el desafío independentista".


- 5 alternativas de los partidos para desbloquear la formación de Gobierno

- La presión vuelve sobre Sánchez ante el temor a que esté negociando en secreto

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios