www.diariocritico.com
     27 de noviembre de 2020

Circo Price

Programado desde este miércoles 14 de octubre hasta el 1 de noviembre

El legendario Circo Price no quería dejar pasar desapercibida la efeméride del cincuentenario de su adiós en su mítica plaza del Rey que llevó a su resurrección ya hace veinticinco años en su nueva sede de Ronda de Atocha y con formato de Teatro Circo. De ahí que, como recordó su directora, María Folguera, en la mañana de este martes en la presentación de '1970 sombreros' que estará en cartel hasta el 1 de noviembre, se ha hecho el circense "más difícil" montando esta especie de homenaje al circo...desde el circo en las circunstancias actuales de la pandemia.O, como remachó el polifacético Pepe Viyuela, "es un sueño, una vacuna de esperanza dentro de una pesadilla".

'Conciertazo' de presentación del último y magnífico disco de la polifacética artista

Más mucho más que la cuadratura del círculo. Porque ha logrado el milagro laico y artístico que pedía otro genio a sus colegas: ser sublime sin interrupción. Casi nada. Casi todo. O todo. Y así lo cascabeleó una vez más en su concierto de este viernes en el Price. Pongamos que se habla escribe de Rozalén. Que bordó todos los temas de su excelente y reciente disco, 'Quién me ha visto', y del anterior.

> Un espectáculo imprescindible del que se sale mejor persona

Parece que la renovación del circo viene siempre en los últimos años del otro lado del Atlántico, de Canadá. Allí está también la sede central de la compañía Les 7 Doigts de la Main, fundada por exintegrantes del Cirque du Soleil. Pero cualquier parecido en el formato (mediano o pequeño, la primera, y grande o mastodóntico, la segunda) es pura coincidencia. Los montajes de Les 7 doigts de la Maintienen tanto de circo como de danza contemporánea. De hecho, en mis apuntes sobre éste, anoté ‘danza acrobática’ y ‘circo de proximidad’.

Maravilloso y mítico concierto en el 'nuevo' Price

Unos artistazos, benditos artistazos, que cumplen a la perfección la exigencia casi imposible de un poeta maldito como Baudelaire. Sí, la de ser sublimes sin interrupción. Unos polifacéticos musicazos –compositores propios y ajenos-, benditos musicazos, con su hoja de servicios a la cultura hispana desbordada, desbordante y repleta. Unos chavales que, como ellos mismos cuentan en escena, suman más de siglo y medio, y cada día sus conciertos son mejor –esto no lo dicen ellos, aunque podrían, pero sí quien firma estas líneas-. Pongamos que se habla/escribe de Manuel Arcusa y Ramón de la Calva. ¿De quién, si no?

Unos artistazos, benditos artistazos, que cumplen a la perfección la exigencia casi imposible de un poeta maldito como Baudelaire. Sí, la de ser sublimes sin interrupción. Unos polifacéticos musicazos –compositores propios y ajenos-, benditos musicazos, con su hoja de servicios a la cultura hispana desbordada, desbordante y repleta. Unos chavales que, como ellos mismos cuentan en escena, suman más de medio siglo, y cada día sus conciertos son mejor –esto no lo dicen ellos, aunque podrían, pero sí quien firma estas líneas-. Pongamos que se habla/escribe de Manuel Arcusa y Ramón de la Calva. ¿De quién, si no?

Innovación, esfuerzo e inspiración

Se celebrará el próximo 24 de septiembre en el Teatro Circo Price de Madrid y contará con más de 25 ponentes de primer nivel qué podrán seguir en directo más de 1.500 profesionales. Entre las presentes estarán Sónsoles Ónega, Antena de Plata 2015, Gloria Lomana, directora de Informativos de Antena 3, y Patricia Abril, vicepresidenta de Desarrollo de Negocio e Integración de Mc Donald´s.

Estará una semana en agosto en el Café Central

Soñar contigo. Magnífico título de un artista polifacético que está por encima de la categoría de cantante. Porque Zenet es también compositor y sobre todo intérprete, que por algo es igualmente actor. De ahí que con su música y su directo intente 'asaltar' el Circo Price en una de las galas más esperadas de los Veranos de la Villa.

30 canciones, 30 en tres horas de gloriosa actuación

Un Luis Eduardo Aute espléndido en calidad -jamás sus cuerdas vocales sonaron mejor- y cantidad -tres horas, tres-, en voz e interpretación, en poesía y en los soliloquios entre sus canciones. Un Aute en estado puro, que ha logrado la utopía de llegar a mayor sin ser adulto y se ha quedado en el niño que miraba el mar, eje central de su actuación en el Price el pasado martes. Eje de su último disco -y van más de treinta- y de la película con dibujos 'El niño y el basilisco' de tan polifacético artista, de tan espléndido y ejemplar intelectual.
  • 1