www.diariocritico.com

Grecia deuda

El Parlamento de Grecia ha aprobado este viernes por la mañana las medidas necesarias para recibir el tercer rescate financiero, de tal forma que sólo quedaría el visto bueno de los socios de la UE para que el país pudiese recibir un primer tramo de ayuda. El primer ministro griego presentará ante el Parlamento una moción de confianza para preguntar sobre la continuidad de su Gobierno.

Grecia y sus acreedores han alcanzado un acuerdo para el programa de rescate, confirmó el ministro de Finanzas, Euclides Tsakalotos, quien, no obstante, reconoció que todavía queda algunos "muy pequeños detalles" que cerrar.Tras una negociación que se prolongó durante casi veinte horas, las partes lograron cerrar las últimas diferencias y se espera que en las próximas horas el proyecto de ley pueda introducirse ya en el Parlamento, con el objetivo de someterla a votación el jueves.

> Todavía permanecen los controles de capital al retirar efectivo

Hoy lunes, tras varias semanas de 'corralito', los bancos griegos vuelven a abrir sus puertas, pero aún con controles de capital. Hasta hoy solo se permitía sacar en los cajeros automáticos 60 euros al día, ahora este límite se mantiene pero con la novedad de que se permitirá acumular hasta 420 euros y retirarlos al final de la semana. Además, el FMI ha comunicado que Grecia ya ha saldado la deuda de 2.000 millones que tenía con el organismo, por lo que ya no es un país considerado moroso.

Los bancos 'helenos' seguirán con las puertas cerradas al menos una semana más según han informado fuentes bancarias. Esta decisión se mantendría aunque se lograse alzanzar un acuerdo mañana sábado en la reunión con los acreedores.

> Se mantiene el límite de 60 euros en los cajeros

El presidente de la Asociación de la Banca Helénica (ABH) ha anunciado este lunes que los bancos del país permanecerán cerrados el martes y el miércoles y que el límite diario de dinero que se podrá sacar de los cajeros se mantiene en 60 euros.

> Si no hay acuerdo, Grecia perderá más de 16.000 millones de euros del rescate

Después de que el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, confirmara este martes que Grecia no pagará los 1.600 millones de euros que debía al Fondo Monetario Internacional (FMI), el país 'heleno' "sigue en la mesa de negociaciones" tratando de alcanzar un acuerdo "de último minuto. El Eejcutivo de Alexis Tsipras ha propuesto a sus socios firmar un acuerdo de dos años con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) que permita cubrir "plenamente las necesidades de financiación y la reestructuración simultánea de la deuda".

> Tsipras tendrá que dar su brazo a torcer con temas como el IVA o el déficit

La nueva propuesta griega, que se acerca más a la postura de los acreedores internacionales en sus exigencias, abre la vía a un posible acuerdo que los 19 jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona esperan se produzca esta semana. Para ello, el partido gobernante, Syriza, liderado por Alexis Tsipras, tendrá que renunciar a muchas propuestas y límites marcados durante las pasadas elecciones, que les alzaron al poder.

Los ministros de Economía de la eurozona han concluido este jueves sin acuerdo una nueva ronda de negociaciones con Grecia para tratar de desbloquear el rescate. Este nuevo fracaso aumenta las probabilidades de impago por parte de Atenas, que el próximo 30 de junio debe abonar 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional.
  • 1

> Sostiene que es "inevitable" para que el rescate al país sea efectivo

La directora de la institución, Christine Lagarde, ha admitido que de no hacer una reestructuración significativa de la deuda helena el plan de rescate no tendrá éxito. Ha señalado que la deuda griega es insostenible, y cuando esta supera el 170% de PIB, como es el caso, es necesario realizar este ajuste.

Pese a haber alcanzado un acuerdo (muy duro) con 'la troika', la situación sigue siendo muy difícil para Alexis Tsipras. El 'ala dura' de Syriza no está dispuesta a aceptar las condiciones que los acreedores han impuesto a Grecia a cambio de un tercer rescate y la firma del acuerdo le ha costado ya varias dimisiones al primer ministro griego. Hoy miércoles se vota en el Parlamento 'heleno' la aprobación, o no, de las reformas que conlleva este nuevo rescate, unas medidas austeras y de recortes muy duras, pero que si no se llevan a cabo Grecia se quedará sin financiación alguna.

El 'cerrojazo' de los bancos griegos continuará hasta el lunes 13 de julio según ha comunicado hoy miércoles el Ministerio de Finanzas girego en su página web. Esta medida, impuesta por el Gobierno de Tsipras desde el pasado 29 de junio para evitar la fuga de capitales del país, tan solo permite sacar 60 euros por día y persona en los cajeros y 120 a los pensionistas. La incertidumbre sigue sobre la banca griega y sobre su posible nuevo rescate, mientras tanto, Louka Katseli, presidente de la Asociación de la Banca Helénica, ha confirmado que los bancos tienen liquidez suficiente hasta el lunes.

El presidente del Eurogrupo, Jeroem Dijsselbloem, ha convocado para esta tarde una teleconferencia de los ministros de Economía de la eurozona para examinar la última petición del Gobierno de Grecia.

Los rumores de un acuerdo inminente entre Grecia y las instituciones acreedoras (CE, FMI y BCE) vuelven a equivocarse, al menos de momento. En la reunión celebrada este jueves no ha habido acuerdo alguno, aunque según fuentes europeas, algunas propuestas sí lograron el visto bueno de ambas partes, lo que supone una base. En el encuentro posterior con el Eurogrupo tampoco ha habido suerte y se volverán a reunir el sábado para seguir negociando. Mientras tanto, el BCE ha vuelto ha inyectar liquidez a la banca helena para evitar su quiebra.

Tras el fracaso de las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo, el Banco Central Europeo (BCE) ha convocado este viernes una reunión de urgencia en la que se ha acordado aportar 1.100 millones de euros más al fondo de liquidez de emergencia (ELA en inglés) para que la banca 'helena' pueda hacer uso de él y no quebrar. La dependencia de los bancos griegos de esta línea de crédito asciende ya a 84.100 millones, su nivel más elevado desde 2012. La fuga de capitales del país preocupa a la eurozona, y es que si en un solo día la salida de capital ascendió a 1.000 millones de euros debido a la incertidumbre sobre si se logrará acuerdo, o no, para el rescate, la salida de divisas no cesa.

Benoit Coeure, representante francés en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), ha afirmado en una entrevista publicada este lunes por el diario alemán 'Handelsblatt' que el organismo no participará en ningún recorte de la deuda de Grecia.