www.diariocritico.com

Vox pretende un lavado de imagen tras 'La Manada' liderando la protesta contra el caso de Manresa

jueves 04 de julio de 2019, 08:21h

El partido ultraderechista Vox pretende un lavado de imagen tras el traspié de algunos miembros del partido con la sentencia final de 'La Manada' liderando la protesta contra el último caso de presunta violación en grupo, concretamente en Manresa.

Vox ha clamado contra este suceso y se ha mostrado indignado en redes porque el tío de la víctima, una menor de 14 años, estaba solo ante los juzgados donde declararon los jóvenes acusados. Eso sí, este partido ha llevado el caso al campo de la posible xenofobia al destacar el hecho de que sean chicos extranjeros quienes habrían cometido la presunta agresión sexual.

Por eso, en las últimas horas, se ha dedicado a retuitear en Twitter todos los mensajes de apoyo al tío de la víctima, quien intentó tomarse la justicia por su mano y agredir a los jóvenes cuando salían de declarar. "Menos postureo, menos subvenciones, menos publicidad interesada. En este país hace falta contundencia", decía una joven cuyo tuit Vox colocó en su perfil para darle publicidad.

"Éste es el claro ejemplo de lo hipócrita que es el movimiento llamado feminista. Este pobre hombre sólo denunciando la violación de su sobrina. Todo mi apoyo. Máxima repulsa a los que callan cuando la violación es producida por un inmigrante ilegal, en este caso MENA'S", decía en su perfil Ignacio Garriga, diputado de Vox y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido, que también retuiteó la formación en su Twitter.

"Si eres una niña violada por una manada inmigrante tu tío se queda solo en la protesta", decía otro usuario que Vox retuiteó.

El conocido ya como caso de la 'Manada' de Manresa tuvo lugar cuando en 2016 una menor de entonces 14 años fue presuntamente agredida sexualmente por 6 jóvenes por turnos en una fiesta, aprovechando que la chica estaba bajo los efectos del alcohol.

Qué pasó en el caso de Manresa

Los hechos tuvieron lugar sobre las 23:30 horas del 29 de octubre de 2016 en una fábrica abandonada de Manresa, Cataluña, durante una fiesta clandestina en la que los jóvenes bebían y fumaban marihuana. La Fiscalía acusa a uno de los acusados, Bryan Andrés M., de aprovecharse de que la víctima se encontraba bajo los efectos del alcohol, lelvársela a una casa abandonada cercana y tener sexo con ella sin consentimiento.

Después regresó e incitó a otro de los acusados, como Walter Diego C.. Hasta un total de 6 jóvenes entraron a la caseta y abusaron de ella mientras un séptimo implicado hizo de vigilante y se masturbaba presenciando los hechos.

La Fiscalía imputa a los acusados un delito de abusos sexuales y no de violación porque considera que no hubo violencia ni intimidación, ya que la voluntad de la víctima estaba anulada por el consumo de alcohol o drogas que no fueron inducidos por los presuntos agresores.

En cambio, la acusación particular, ejercida por la víctima, cree que fue agresión sexual porque la joven fue intimidada y sometida mediante violencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.