2014-07-25 05:38:27
Diariocrítico
Especial Elecciones
La grosera fortuna de los Chávez desnuda al hipócrita militarote
Quizás le interese ...
Un verdadero revuelo ha causado el reportaje que el pasado domingo publicó el suplemento dominical “Crónica” del diario español “El Mundo” y que firma el periodista Jaime López.

Bajo el título de “Los Chávez son los nuevos ricos” se hace un minucioso recuento de cada miembro de esta especie de familia real, que hasta la llegada de Chávez al Poder el año 1998, eran TODOS unos pobres de solemnidad, vivían en modestísimas viviendas, y no tenían ningún bien de fortuna.

Resulta que ahora, esta casta empoderada, groseramente depredadora es fuente de noticias e investigación periodística, no sólo del diario El Mundo de España, sino ya antes -en el mes de noviembre del año pasado- cuando el periodista Michel Payrard en la revista Paris Match publicó otro artículo, que tituló: El Clan Chávez.

Finalizando noviembre del 2007, justo coincidiendo con la visita aquella de Hugo Chávez a París para montar la farsa de las pruebas de vida de los rehenes en manos de las FARC, pruebas que jamás entregó al presidente Sarkozy, Michel Payrard publicaba el mencionado reportaje con los mismos datos y las mismas descripciones que ahora repite  Jaime López en el diario El Mundo. Vuelve la alharaca, las actitudes de sorpresa por la publicación del pasado domingo, y vuelve a hacerse patéticamente clara la amnesia que invade a todos y que permite esta amoral rebatiña de una familia que no puede esconder la grosera riqueza y menos justificar el origen de ella.

Porque no puede una sociedad ser tan permisiva, tan amoral, tan pasiva. Cómo es posible que Chávez cada dos por tres arenga frente a los más pobres, los más desposeídos, los más desesperados y vil fustiga a los ricos, a los que viajan, a los que beben whisky, a los que tienen tierras, a los que populista y farsante, Chávez llama oligarcas y resulta que en nuestras narices están estos nuevos ricos, engolosinados con los dineros del Estado. 

Mostrando la riqueza súbita, están los Chávez: la madre, el padre, los hermanos, los sobrinos, los primos del militarote farsante, pavoneándose de sus millones y nada pasa… Pareciera que los venezolanos perdieron el coraje para impedir que un caudillito bananero farsante igual que todos los que forman la larga lista de tiranos de este continente nuestro, tenga un poco de recato y su descarada familia disimule un poco los dineros mal habidos y la riqueza relancina...

En noviembre de 2007, el periodista Michel Paylard decía que a la familia de Chávez la llaman en Barinas, el estado del que se han adueñado y tienen como su fundo particular,  “La familia Real”. Los detalla a todos, desde el maestro-padre del teniente coronel- hasta cada uno de los hermanos con sus mañas y sus gordas fortunas, y también a la madre, a quien describe –igual que ahora este domingo que pasó, lo hizo Jaime López de El Mundo. De ella dicen ambos periodistas, que es una mujer terrible, ambiciosa, malhablada, agresiva. Que exhibe una riqueza grotesca, que hace aún más chocante la metamorfosis que de humilde y rustica mujer pueblerina la ha convertido en una matrona cargada de joyas, con carteras costosísimas, anteojos de sol de grandes diseñadores y un perrito -a la manera de París Hilton- que la acompaña a todas partes...

Anoche, participando en un programa de TV de Miami, decía que era tan fácil desnudar esta amoralidad… Que sólo con unas cuentas elementales se podía dejar al descubierto la depredación que cualquier vivaracho gobiernero hace a la nación. Que por ejemplo ¿Cuánto gana la señora Elena de Chávez, madre del teniente coronel, y cuánto gasta? ¿Con qué cubre esos gastos, que van desde costosas cirugías plásticas a diamantes y ropa de grandes modistos? ¿Cuánto gana cada uno de los hermanos, que de pobres de solemnidad, son ahora mil millonarios...?

Emplazar a Hugo Chávez para que de una vez por todas, ya que sabemos que no frenará el enriquecimiento de su “Augusta familia”, al menos contenga su lengua y deje de demonizar a los que a fuerza de trabajo han hecho fortunas decentes.  Decirle al militarote que él y sus hordas, incluida familia, ex mujer y compadres pasarán a la historia de este país nuestro como la montonera más corrupta que ha hecho suya las arcas públicas.  Decirle que es un hipócrita y que al pueblo que dice amar le está estafando y explotando sólo para lograr su monomaniaca obsesión de eternizarse en el poder.


* Trascripción de la Columna Radial que se transmite diariamente a través de los Noticieros de Radio Mambí 710 AM del Circuito Univisión de Miami, Florida
Comentarios:
Publicar nuevo comentario



Comentarios desde Facebook:
Acerca de esta noticia en la Red
Cargando...